El Perú necesita tranquilidad, pero los políticos tienen su agenda


No me gusta entrar en temas de política, porque siempre hay víctimas que a la siguiente oportunidad se convierten en victimarios. Si uno oye las sesiones del Congreso de la República, sólo queda soportar las náuseas. Al parecer todos los que llegan a Palacio de Gobierno terminan siempre cayendo en corruptelas, o quizás nos hemos convertido en “cazadores de brujas” pues, en ningún, país existen gobiernos impecables, es una pena, pero también es una verdad.

Eso no significa que los audios entre Richard Swing y nuestro Presidente Martín Vizcarra no merezcan un castigo, pero una vacancia presidencial en plena pandemia es un equivalente a anarquía. ¿Quiénes quieren un desorden generalizado? Partidos políticos desfasados y corruptos como el APRA, figuras que tienen peores marrones que el propio Vizcarra como Keiko Fujimori. O la fuerza política que inundó los municipios, léase Acción Popular, y cuyas gestiones ediles no terminan de convencer a nadie. Cada quien lleva agua para su molino.

Los peruanos se están muriendo, una nueva debacle presidencial no va a aliviar esta crisis, la va a agravar. No hay que comerse el cuento de Mauricio Mulder ni de otros egoístas que ven esta coyuntura como una oportunidad personal o partidista. ¿El Perú merece mejores líderes? La respuesta es obvia, un SÍ con mayúsculas, pero a menos de un año de las elecciones, debemos tener el disciernirmento para entender que no es la coyuntura para una vacancia, y quienes la buscan no son defensores de la patria sino un cúmulo de egoístas y miembros de partidos corruptos que pretenden lavarse la cara y, sobretodo, las manos, como si el Perú fuera su baño.

Tendemos a olvidar, más aún en épocas nefastas, pero les propongo un ejercicio de memoria. ¿El caso de Richard Swing es el más escandaloso de los últimos gobiernos? Y, con esto, no se justifica la conducta de Martin Vizcarra, pero tampoco hay que prestar oídos a representantes de partidos que han tenido que lavar tantas veces sus banderas y aún no se quita el mal olor. Hoy, exigo responsabilidad política, hoy exigo coherencia, hoy exigo que los que ostentan el poder tengan un mínimo de empatía para con el pueblo que los eligió. Mañana, el 29 de julio de 2021, exigo la detención e investigaciones a Martín Vizcarra por todas estas irregularidades.

Manuel Salazar Ordoñez

Categorías:Coyuntura, PolíticaEtiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: