El periodismo deportivo, Phillip Butters y el COVID-19


La pandemia del COVID-19 no ha bajado, sino que es cada vez más preocupante. En todas las dimensiones del quehacer humano, hoy uno de los protagonistas de titulares es justamente un comunicador deportivo que siempre se siente líder de opiniones tan variadas como erróneas. Phillip Butters está infectado del corona virus que asola a toda la humanidad.

butters1

Desde esta tribuna no existe, ni se justificaría, intención de burla frente a la situación del Señor Butters. Más allá de la ironía que se ha viralizado en redes sociales, por las veces que Phillip Butters dijo que la pandemia y la cuarentena eran una exageración política. Desgraciadamente, uno nunca debe de escupir al cielo, pues el salivazo termina cayéndose en tu propia cara. Afortunadamente, Phillip Butters logró reducir bastante su peso lo que le otorga mayores ventajas para superar esta enfermedad. Además, una de sus virtudes es su autoconfianza de ser un ente superior, a pesar de que las pruebas demuestran que es un bocón e intolerante, sin embargo ello le puede ser útil para no deprimirse e ir pasando el complicado proceso del contagio del virus. En realidad, ese es el deseo hacia todo afectado por esta terrible pandemia.

A pesar, que como periodista (titulado) me siento obligado a señalar que Phillip Butters no es un colega en el rigor de la palabra (es abogado), sería tacaño no reconocer sus años y trayectoria como comunicador social. El periodismo ha sufrido la muerte de 82 periodistas por el COVID-19 (según cifras divulgadas por la Asociación Nacional de Periodistas del Perú), en ese contexto lamento la situación de este comunicador.

El periodismo deportivo es uno de los más difundidos globalmente, y claro también en el Perú. No obstante, muchas veces se cae en excesos, un ejemplo son los rumores revelados sobre la situación sanitaria de los futbolistas. Si al jugador uruguayo Luis Aguiar se le imputa un estado de salud delicado, se debería ofrecer pruebas. El colega Pierre Manrique insinuó una posible enfermedad como causal de la comentada salida del mediocampista charrúa de las filas del Alianza Lima. No obstante, hasta el momento ni la deserción de Aguiar ha sido fehacientemente confirmada.

aguiar

Uno, como periodista, debe ser bastante responsable con las informaciones sobre el COVID-19. Cuando se habla de contagios e infectados debemos comprender que existen estigmas que afectan no sólo al enfermo, que puede hasta morir, sino a los familiares. Alguno dirá que en esta columna he iniciado tratando el contagio a Phillip Butters, pero es válido aclarar que este tema ya trascendió y se confirmó desde varios portavoces entre políticos y periodistas.

Manuel Salazar Ordoñez

Categorías:Fútbol, PeriodismoEtiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: