La delgada línea entre la discriminación y el exceso. Cuidado con la censura


Los que siguen mi blog y mis publicaciones seguramente ya saben que creo y trabajo firmemente en la defensa de los Derechos Humanos, en especial contra todo tipo de discriminación. Saben, también, que soy parte de la Comunidad LGTBQ. Alguno puede haberse preguntado la razón de que ayer, Día Internacional del Orgullo LGBTQ, no haya publicado nada al respecto. La verdad vi que estaba muy bien representada la comunidad en redes sociales y prensa en general. Diría que fueron los homofóbicos quienes apenas asomaban cabeza para soltar sus sandeces de costumbre.

capitanamericacivilwar

El movimiento Black Lives Matter propone el cambio de título de Capitán América: Guerra Civil por ser comparada a la Guerra de Secesión

Sin embargo, hace varios días quería escribir sobre el tema de la discriminación y algunos efectos que tienen dentro del sétimo arte y la literatura. Al referirme a la discriminación no estoy limitando el espectro al tema sexual o el de género, sino también al racial y étnico. Ya es bien sabido que tras el homicidio cometido por policías norteamericanos al ciudadano afroamericano George Floyd se reabrió la herida social del racismo que perennemente afecta a los EE. UU.. Nuevamente cobró protagonismo el colectivo Black Lives Matter que denuncia estos crímenes de odio, esta vez trascendiendo fronteras a los demás países del mundo.

Desde esta tribuna no podemos más que saludar que una injusticia no se combata sólo desde el lugar de los hechos sino resuene en otras latitudes. Estamos en un mundo globalizado, lo que conlleva injusticias socioeconómicas pero también cosas buenas: como una consciencia globalizada de lo que está mal en el planeta. Pero, cuando la protesta es bien recepcionada también conlleva sus riesgos, uno de ellos es caer en la exageración al hacer demandas o proponer boicots. Por ejemplo, se pidió sacaran de la parrilla de HBO Max a uno de los clásicos cinematográficos más importantes como es Lo Que El Viento se Llevó por mostrar una realidad “amable” de la esclavitud en el sur estadounidense. Habría que poner en perspectiva que el filme de Victor Fleming (realizado en 1939) tenía de trasfondo la Guerra Civil y sus consecuentes cambios en la sociedad de entonces, la esclavitud no era de los temas principales de la cinta protagonizada por Vivien Leigh y Clark Gable.

HBO Max retiró por unos días a Lo Que El Viento se Llevó de su menú y acaba de reponer la película, aunque con la advertencia de “que niega los horrores del esclavismo” y un video que contextualiza las representaciones racistas en la trama. Resulta curioso que esta cinta (considerada uno de los baluartes de la cinematografía mundial) haya generado el primer Oscar para una actriz afroamericana, Hattie McDaniel, un logro que se vio empeñado al restringirla a los entretelones de la ceremonia que se realizó en uno de tantos hoteles que en los años 40 no permitían el ingreso de la población negra. Algo muy similar sucedió con el plusmedallista olímpico Jesse Owens al tener que ingresar por la zona de servicio de un hotel donde se le estaba homenajeando.

Uno puede encontrar lógica en esta medida con Lo Que El Viento se Llevó, sin embargo, un nuevo reclamo del Black Lives Matter ya cae en lo absurdo. Quieren cambiar el título de la película Capitán América: Guerra Civil (2016) por considerarlo una trivialidad frente a la guerra civil que dividió a los Estados Unidos, justamente, por la decisión de Abraham Lincoln de abolir la esclavitud. Vamos a explicar la sinrazón de esta petición, el filme del MCU (como se le conoce al Universo Cinematográfico de Marvel Comics) no hace referencia a ese conflicto, sino a una batalla entre superhéroes. El nombre real de la guerra entre el norte y el sur estadounidenses (1861-1865) fue Guerra de Secesión, pues guerras civiles hay varias (desde la Tretarquia Romana del siglo IV hasta la china y la española del siglo XX). Por ello, ya es caer en una censura exagerada, incluso absurda.

Es necesario recalcar que no estoy para nada en contra del Black Lives Matter, es importantísimo combatir la discriminación en todas sus facetas. No obstante, para la perseverancia de esta lucha hay que escoger bien los objetivos y no perder el tiempo en nimiedades ni sinsentidos. El riesgo que se corre es que se frivolize una causa que ha logrado posicionarse a nivel mundial por una jugada marketera (eso, por lo menos, es lo que me parece esta denuncia contra los Avengers). Terminar en trivialidades dañaría la imagen de un movimiento social como éste.

harrypotter

J.K. Rowling, la autora de los libros de Harry Potter, tuvo un tuit desafortunado donde ofendió a la comunidad transexual

Una mención aparte merece el infortunado tuit de la creadora literaria de Harry Potter, J.K. Rowling, donde hizo una burla de los transexuales. Las reacciones, muchas muy justificadas, no se hicieron esperar. Yo defiendo la Libertad de Expresión, pero es indispensable que la persona que emite opiniones sea consciente que las redes sociales conllevan a un feedback. Más aún si eres una personalidad popular como es el caso de Rowling que cuenta con millares de seguidores en sus redes. El daño ya está hecho y fue auto infligido. Hay que ser consecuentes en lo que publicamos.

Manuel Salazar Ordoñez

Categorías:Derechos Humanos, Libros, PelículasEtiquetas: , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: