¡Feliz Día del Padre! La figura paterna se reinventó en esta cuarentena


Antes que nada, inició estas líneas saludando a todos mis lectores que tienen la dicha de ser papás. Es un Día del Padre diferente a los que tenemos acostumbrados. No se harán grandes reuniones donde asistirán tíos, abuelos, padres, hijos y nietos. Tampoco se podrá salir a la almorzar a algún restaurante. Pero, no olvidemos que lo esencial de una festividad como el Día del Padre se sintetiza en algo tan simple y maravilloso a la vez como es el abrazo de un papá con su hijo.

diadelpadre

Les deseamos un Feliz Día del Padre a todos los papás 

Me ponía a pensar en diferentes cosas a la hora de redactar esta columna, por un lado disfruté pensar que después de tantos años mi papá por fin celebraría su día junto a mi mamá, ya no en esta Tierra, sino en la Gloria de Dios (tal y como ellos siempre creyeron). Asimismo, agradecí contar con el Internet y las facilidades para comunicarme con mi hermano, tíos, primos y amigos en este Día del Padre. El aislamiento social me tiene recluido en mi departamento a solas, pero como dice la canción de Arjona: Realmente no estoy tan sólo (gracias a las redes sociales).

Algo más que pensé fue en lo que debe haber significado para muchos niños y niñas tener a papá y mamá presentes durante este centenar de días de estado de emergencia. Uno cuando es pequeño quiere tener siempre a sus padres cerca. Más aún en un clima de incertidumbre como el que le ha tocado experimentar a todo el planeta en estos meses de pandemia por el COVID-19. La sensación de seguridad de estar con los tuyos es invaluable, pero también ese tiempo que padres y madres tuvieron que reinventar para mantener relajados a sus hijos. Por ello, pienso que no todo alrededor de esta cuarentena ha sido tan malo.

Sin embargo, tampoco se puede olvidar ni pretendo hacerlo a todos esos hijos e hijas que han sufrido la muerte de un ser querido, muchas veces justamente los padres, por esta enfermedad. Esta columna va dedicada a ellos y al recuerdo de sus progenitores. Dedicada también a los papás que día a día arriesgan su salud al salir a cumplir con trabajos que son indispensables más allá de cualquier reclusión domiciliaria. Doctores, policías, militares, bodegueros, limpiadores, bomberos, enfermeros y un largo etcétera donde no olvido a mis colegas periodistas. Hay muchos de ellos que dejaron la vida por cumplir con su deber.

No se debe olvidar tampoco a aquellos padres que ya sea por esta cuarentena, o por motivos laborales no pueden pasar este, su día, junto a sus hijos. Asimismo, tengo presente a más de un amigo que por circunstancias propias de la vida en pareja y rencillas familiares no tienen permitido ver a sus hijos. Son escenas tristes pero reales de una vida que no siempre es justa, pero para ello los seres humanos tenemos esa capacidad tan poderosa de acumular recuerdos.

diadelpadre1

Ser padre, un nexo que se transmite de generación a generación

En especial, me permito esta licencia, hoy le dedico esta columna a mi hermano que es médico y no ha descansado durante estos meses de pandemia. Se la dedico a la memoria de mi papá que partió de esta vida hace ya casi tres décadas y con quien aprendí tanto de lo que es verdaderamente importante, vivir y ayudar a vivir mejor a los demás.

¡Feliz Día del Padre!

Manuel Salazar Ordoñez

Categorías:FiestasEtiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: