La Profecía (The Omen, 1976), su terrorífica y “maldita” filmación


¿Quién no recuerda al pequeño Damien Thorn del filme La Profecía? Me refiero al anticristo original, el de la cinta de 1976 que en inglés se tituló The Omen, el pequeño (en ese entonces) Harvey Stephens. Bueno, esa película es todo un clásico del cine de terror, pero lo que muchos ignoran son los sobrecogedores eventos que se suscitaron antes, durante y después de su rodaje.

laprofecia1

Harvey Stephens, el niño actor que interpretó a Damien en La Profecía, plasmaba ese extraño encanto y terror en la pantalla

Sin embargo, vamos a comenzar con el singular motivo por el que el director de La Profecía Richard Donner (afamado cineasta que también dirigió Superman y Arma Mortal) eligió al niño Stephens para el rol del hijo del Diablo. Al parecer, un hombre agredió a Donner enfrente del chiquillo que respondió pateando los testículos del agresor. El propio realizador cinematográfico admitió que esa fue su motivación para elegir al intérprete de Damien. Y, fue una “iluminación” pues el chaval tenía esa mezcla de cara de ángel con mirada tan traviesa como perturbadora. Sin embargo, lo último que se supo de este ex actor fue que atacó a unos ciclistas y tuvo problemas con la policía.

Lo que sí ya era para poner los pelos de punta fueron las dos veces que el propio Richard Donner estuvo cerca de morir durante la época de la filmación. La primera vez fue cuando se dirigía a una cita en un restaurante irlandés que instantes antes de su llegada sufrió un explosivo atentado del Ejército Republicano Irlandés (conocido como el IRA). Pero, eso no fue todo. Donner pudo perder una pierna al intentar bajar de un automóvil cuando otro vehículo cruzó su camino. Ese accidente sin consecuencias sucedió un viernes 13.

El protagonista de La Profecía, más allá del infantil anticristo, era el supuesto padre de la criatura personificado por el reconocido actor Gregory Peck (1916-2003). Enmedio del rodaje, el también actor de filmes como Matar a un Ruiseñor viajaba a Los Ángeles cuando un rayo impactó en el avión y tuvo que realizarse un aterrizaje forzoso. Pero, no fue la única calamidad que afectó a Peck, su hijo se quitó la vida disparándose en la cabeza (aunque nunca se halló una nota suicida, y siempre se especuló sobre sí habría sido asesinado). Finalmente, y en un tono más acorde con The Omen, Gregory Peck fue atacado por rottweilers tal como sucede en la trama, sólo que los perros se lo tomaron en serio y mordieron al actor a pesar de estar entrenados para nunca hacerlo.

El accidente aéreo de Gregory Peck no fue el único que involucró a la gente detrás de La Profecía. Otro vuelo que se dirigía a Los Ángeles, esta vez con el guionista y escritor de la novela original de The Omen David Seltzer, también fue impactado por otro rayo. Un vuelo más con el equipo fílmico abordo también tuvo que soportar una tormenta. Todo esto debió haber disuadido a la producción de seguir trabajando con aviones, pero lejos de enmendar decidieron alquilar un avión para realizar tomas aéreas. Esta vez la tragedia sí se presentó al colisionar dicho aparato con un automóvil luego que una bandada de aves perturbada al piloto. Lo increíblemente terrorífico es que en el auto iban la mujer e hijos del piloto que murieron junto a todos los pasajeros de la aeronave.

Los animales que participaron en La Profecía parece que andaban furiosos. Unos felinos atacaron hasta la muerte a su domador Sidney Bamford. El más aterrorizador de los sucesos alrededor de este filme fue el experimentado por el encargado de los efectos especiales John Richardson. Unos meses después del estreno de The Omen, Richardson se encontraba junto a su pareja Liz Moore en Holanda trabajando para otra película. Sufrieron un accidente automovilístico donde la mujer murió decapitada (igual que en una escena de la saga de Damien). El experto en efectos especiales vio la dirección donde sucedió la tragedia y era exactamente la calle Ommen 6,66 (muy similar al título de la película y al número de la bestia que llevaba Damien en la cabeza).

laprofecia2

El recordado actor Gregory Peck sufrió muchos inconvenientes durante el rodaje de La Profecía, desde el impacto de un rayo a su avión hasta el ataque de unos perros. Lo peor fue el suicidio de su hijo

Todo esto puede ser un cúmulo de trágicos y comunes acontecimientos, o una extraña maldición. Eso queda a juicio del lector. No obstante, es oportuno mencionar que en Hollywood no deben haber creído mucho en esta sombra negra pues se filmaron cuatro secuelas y un remake de la película original. Incluso realizaron una serie de televisión sobre un Damien Thorn adulto. La “maldición” puede haberse visto reflejada en la descendente taquilla y rating (en el caso de la producción televisiva) que tuvieron todas estas adaptaciones.

Manuel Salazar Ordoñez

Categorías:PelículasEtiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: