Conocer a tu Doppelgänger, la copia humana de ti mismo que no es familia


De pronto estás caminando por la calle y te topas cara a cara contigo mismo, tu gemelo o gemela pero que no guarda ningún parentesco con tu familia. Esto que parece trama de una película de ciencia ficción no es tan extraño como se pudiera pensar, y aunque se mantienen ciertos mitos con respecto a los llamados Doppelgängers, hoy parece concebirse como algo divertido y pintoresco.

doppelganger1

Abraham Lincoln vio a su Doppelgänger en 1860 y predijo su futuro y muerte en 1865

Vayamos primero al concepto del vocablo alemán Doppelgänger. En siglos pasados también se le consideraba como el “gemelo malvado”, etimológicamente sería la unión de las palabras doppel (doble) y gänger (andante). Fue acuñado por el novelista teutón Jean Paul en 1796, sin embargo la figura del sosias pendenciero está presente incluso en la mitología griega con un Zeus que tomaba la forma de Anfitrión para acostarse con la mujer de éste, o en las leyendas británicas con Uther Pendragon, padre del legendario Rey Arturo, que sedujo a su anhelada Igraine asumiendo otra identidad.

Hay muchas referencias literarias a los Doppelgängers, desde William Shakespeare con la Comedia de las Equivocaciones hasta Julio Cortázar y José Saramago con Rayuela y El Hombre Duplicado. Dos novelas clásicas vinculadas al género de terror utilizan el paralelismo de dos seres, Mary Shelley de manera más sugestiva con Frankenstein donde el monstruo es la contracara del científico que lo creó. Mucho más directo al punto fue Robert Louis Stevenson con El Extraño Caso del Doctor Jekyll y el Señor Hyde. Fiódor Dostoyevski con su novela El Doble. El célebre escritor de cuentos infantiles Hans Christian Andersen tomó el tema con La Sombra y Edgar Allan Poe con William Wilson. Nuestro compatriota, el peruano Julio Ramón Ribeyro escribió sobre los Doppelgängers en El Doblaje.

A los Doppelgängers también se les concebía como un vaticinio a la muerte, en otras palabras, ver a tu copia humana era un preámbulo a la fatalidad. Abraham Lincoln que en la noche de su primera elección como presidente de los Estados Unidos en 1860 vio en el espejo su reflejo y un segundo reflejo donde lucía pálido y luego se esfumó. En ese momento, Lincoln habría predicho, según su biógrafo Carl Sandburg, que esa aparición le indicaba que iba a ser reelecto pero no terminaría su segundo periodo presidencial. Predicción que se hizo realidad al ser asesinado por John Wilkes Booth en abril de 1865, fue reelegido en noviembre del año anterior. Dos monarcas como la emperatriz rusa Catalina la Grande y la reina británica Isabel I se encontraron con sus dobles poco antes de sus respectivos fallecimientos. Menos tétrica fue la experiencia del poeta y novelista alemán Johan Wolfgang Von Goethe al encontrarse con su doble que montaba a caballo, tiempo después Goethe se percató que se encontraba en la misma situación, hasta con las mismas ropas que usaba su Doppelgänger. Muy semejante a un Déjà vu.

Asimismo, dentro de la cultura popular también han asomado su cara los consabidos duplicados. El cineasta Jordan Peele nos asustó a todos con sus sanguinarios duplicados en el filme del año pasado Nosotros. Hasta el querido Pato Donald conoció a su símil en la caricatura El Problema Doble del Pato Donald donde el Doppelgänger del personaje de Disney hablaba con claridad y era bien educado. El perro Droppy pasó por un trance semejante. En la película The One I Love (2014) surgen duplicidades en la pareja conformada por los artistas Mark Duplass y Elisabeth Moss. Además, en la sintonizada serie de televisión Diarios de un Vampiro, el personaje de Elena encuentra a su copia en Katherina Petrova. Y, es imposible prescindir de la ficción televisiva Twin Peaks donde muchos de los ya de por si extraños protagonistas tienen sus Doppelgängers, siendo el más peculiar el del Agente Cooper (interpretado por Kyle MacLachlan).

Distintos casos de Doppelgängers de estos días

En estos días de Internet, redes sociales y vídeos virales el tema de los Doppelgängers se ha trivializado y quizás esa sea la mejor de las opciones. El velo de misterio y fatalismo ha caído para dejar paso a curiosos encuentros que suelen derivar en fotografías y vídeos para Instagram, Facebook o Twitter. Hasta juergas improvisadas y amistades espontáneas. A ver si un día nos encontramos con nuestro duplicado.

Manuel Salazar Ordoñez

Categorías:Personajes, Redes SocialesEtiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: