Electric Boogaloo, el documental sobre los filmes de acción de los 80


Hay tiempo libre por la cuarentena, y eso provoca bucear por YouTube en búsqueda de alguna curiosidad para pasar el rato. En columnas que publiqué durante la vigencia de este blog me he confesado como un aficionado a los documentales. Y, uno de los grandes motivos de dicha afición es haber roto el mito que este género cinematográfico es aburrido (prejuicio que adquirí por los documentales que precedían a las películas en los años setenta y parte de los ochenta, y al canal estatal).

chucknorris

Chuck Norris, actor habitual de Cannon

Así me animé a ver Electric Boogaloo, un documental que lleva el nombre de la secuela de un filme de 1984 que fue un boom entre los musicales: Breakdance o Breakin’. Dicha película fue realizada por la productora Cannon, de los cineastas israelíes Menahem Golan y Yoram Globus. Claro, si eres fan de las cintas de Chuck Norris o de Charles Bronson, estos nombres te sonarán conocidos. Pues nunca produjeron una película ganadora del Oscar, pero si muchas que hicieron taquilla.

Desde las secuelas de El Vengador Anónimo hasta la trilogía de Prisionero de Guerra. La dupla también también le puso el sello a la franquicia de Ninja Americano con Michael Dudikoff y Fuerza Delta. Hizo los primeros filmes protagonizados por Jean Claude Van Damme. Pero, asimismo, incursionaron en el campo del erotismo. Más allá de impregnar a varias de sus cintas de acción con escenas de violaciones sexuales, también ficharon a la actriz pornográfica icónica de aquellos años: Sylvia Kristel, la recordada Emanuelle.

También, hicieron películas con las consideradas mujeres más bellas de aquellas del cine: Bo Derek y Brooke Shields. Ellas venían de protagonizar los éxitos 10, la Mujer Perfecta y La Laguna Azul. Sin embargo, con Cannon fracasaron en los fiascos Bolero y Sahara. Pero, quizás las mayores derrotas de Golan y Globus fueron Superman IV (adquirieron la franquicia para esta cuarta parte que destruyó la saga protagonizada por el recordado Christopher Reeve). Otra frustración fue Halcón con Sylvester Stallone, ídolo máximo del cine de acción en los 80 y 90, al que desarmaron de metralletas y sacaron los guantes de box para ponerlo en un concurso de vencidas.

supermaniv

Superman IV, un terrible fiasco de Cannon

En algún momento, Menahem Golan y Yoram Globus tuvieron la ambición de apuntar más lejos. Esto se reflejó en la producción de cintas de tres laureados directores como Franco Zeffirelli, John Cassavetes, Charles Bukowski y el francés Jean Luc Godard. No obstante, no lograron obtener ni una nominación al Oscar. Historias del cine que se disfrutan en este aislamiento social.

Manuel Salazar Ordoñez

Categorías:Películas, Redes SocialesEtiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: