Malcriadez e irresponsabilidad de la gente que rompe la cuarentena


Esta mañana desperté y automáticamente hice lo que por obligación hay que hacer en estos días de COVID-19 y verano, abrir todas las ventanas de mi casa. Mi sorpresa fue ver gran cantidad de automóviles en circulación.

Lo primero que pensé es que la población ya empezó a rebelarse contra la cuarentena. Una rebelión bastante idiota, pues el Coronavirus está totalmente desatado, hay estadísticas preocupantes y un pronóstico complicado. Tenemos un promedio que supera las 50 muertes por día.

No se respeta el aislamiento social ni la distancia social. Y, eso va a repercutir en endurecimiento de la cuarentena, de las medidas restrictivas. No estamos obteniendo los resultados esperados porque no lo estamos tomando con la seriedad necesaria. No lo asumimos como lo que es, un caso de vida o muerte.

Hay que tomar consciencia y entender que no se trata de resistir unos días, se trata de un compromiso que debe permanecer hasta el final de la emergencia sanitaria, hasta que se encuentre una vacuna. Ahí recién podremos hablar de una victoria frente al COVID-19.

Manuel Salazar Ordoñez

Categorías:Coyuntura, Derechos HumanosEtiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: