Los votos de los que me arrepentí


No debo ser el único, ejercer nuestro derecho constitucional de elegir a un presidente no es un favor ni un privilegio, porque la mayoría de las veces nos vimos frente a la pared del frontón de escoger entre el malo y el peor.

Los presidentes que de alguna forma nos dieron y dan cierta tranquilidad, como Valentín Paniagua o Martín Vizcarra, no los elegimos, llegaron al gobierno por situaciones fortuitas. Pero mi voto confeso fue por Fujimori en el 95, por Alan García en su segundo gobierno y por PPK en este periodo. Me arrepiento de cada uno de esos votos, si se pudiera hasta los anularía.

En otros países dan la oportunidad de no votar, de hacer un verdadero y objetivo derecho electoral. Se imaginan, votar cuando realmente eres fan del candidato, u ojalá una candidata, ahí deberíamos votar. Ahí quisiera votar.

Igual no somos realmente responsables de nuestras elecciones, el poder corrompe, elegimos una foto, y colocamos a un tipo perfectamente corrompible durante cinco años. Nos equivocamos, y siendo animales de costumbres, nos vamos a seguir equivocando. Que venga el 2021

Manuel Salazar Ordoñez

Categorías:Coyuntura, PolíticaEtiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: