Buscando Justicia, una película sobre pena de muerte y racismo


No hay sociedades perfectas, eso va en concordancia con la innata imperfección del ser humano, pero sí hay sociedades que durante mucho tiempo quisieron “venderse” como perfectas. El mayor ejemplo de esta decepción es la estadounidense, que a la luz de la globalización de la información hoy podemos ver con claridad todos sus grandes defectos. Y, una que sigue siendo de sus peores miserias es el racismo. Por eso, siempre es importante que se estrenen en cartelera películas como Buscando Justicia (Just Mercy).

justmercy2

El filme está encasillado en ese viejo y redituable género de las tramas en tribunales, es decir una película de abogados, jueces, fiscales y un acusado inocente de los cargos imputados. Pero, en esta ocasión el castigo es el más severo: la pena capital o de muerte, la silla eléctrica. Entonces, Buscando Justicia es como una carrera contra el tiempo, contra un destino fatal y contra las trabas y ardides de los “hombres de ley” de un poblado de la racista Alabama de los años 90.

A pesar de la trama intensa y entretenida, Buscando Justicia no es un filme inolvidable. Los méritos cinematográficos son pocos, más allá de las buenas actuaciones de dos de los intérpretes afroamericanos más solventes del Hollywood actual: Jamie Foxx (Ray y Django sin Cadenas) y Michael B. Jordan (Creed y Black Panther). El otro ineludible atractivo de Just Mercy es que se trata de un caso real, un detalle que muchas veces colabora para que el espectador se identifique más con la cinta.

Otro aspecto que me llamó la atención de Buscando Justicia es que el crimen y el juicio se desarrollan en Monroeville (Alabama) tierra natal de la escritora Harper Lee, autora del clásico de la literatura norteamericana Matar un Ruiseñor (To Kill a Mockingbird-1960). Como se sabe esta formidable novela narra la defensa ejercida por el abogado Atticus Finch (que fue interpretado soberbiamente por Gregory Peck en el filme homónimo de 1962) a un joven negro acusado de asesinar a una jovencita.

Just Mercy plantea la hipocresía de un pueblo que rinde homenaje a Harper Lee, mientras décadas después están dispuestos a matar a un afroamericano sin pruebas concluyentes y con un juicio irregular. Buscando Justicia es también oportunidad para darle una revisada a las películas sobre pena de muerte, me vienen a la mente dos ejemplos: Mientras Estés Conmigo (Dead Man Walking/1995 con galardonadas actuaciones de Sean Penn y Susan Sarandon) y Milagros Inesperados (The Green Mile/1999 con Tom Hanks y el recordado Michael Clarke Duncan).

justmercy

Finalmente, Buscando Justicia nos llama a tomar conciencia sobre lo que sucede en los EEUU con los hombres, mujeres y niños de raza negra. Hay mucho material que se está estrenando al respecto, Netflix es una de las mayores vertientes. El documental Enmienda XIII nos muestra como el sistema judicial y penitenciario de varios estados está promoviendo una esclavitud en pleno siglo XXI. La miniserie Así nos Ven (When They See Us) recuerda como cuatro adolescentes fueron llevados por años a prisión acusados de un crimen donde no tenían nada que ver. Es tiempo de abrir los ojos y ver más allá de la mera propaganda. Just Mercy es una buena oportunidad para hacerlo.

Manuel Salazar Ordoñez

Categorías:Derechos Humanos, PelículasEtiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: