Mujercitas y la revitalización de un clásico


Soy un confeso amante de la saga literaria de Louisa May Alcott sobre la familia Marsh, iniciada con Mujercitas y proseguido por Hombrecitos y Hombrecitos de Jo (un libro bastante difícil de ubicar). He visto más de una versión fílmica de Mujercitas (Little Women) desde la clásica de 1933, hasta una de las últimas, la de 1994 con Winona Rider y Susan Sarandon. Por ello, la más reciente recreación de la historia de las hermanas Marsh no podía pasarla por alto, más aún tras haber sido nominada al Óscar.

mujercitas1

Además de la constelación de estrellas, consagradas y jóvenes con mucha vigencia en los últimos años cinematográficos, le dan un especial marco a esta nueva adaptación de Mujercitas, dirigida por Greta Gerwin (la cineasta que ya nos había impresionado con Lady Bird hace un par de años). Justamente, la protagonista de Lady Bird, Saoirse Ronan, lidera al elenco de este filme. Y lo hace con entereza, talento y una capacidad para robarse la atención de todos. Una de las mejores Jo Marsh de la historia del cine. Su co estelar masculino, Laurie o Teddy, está encargado a otro de los actores que se ha granjeado una excelente actualidad en el sétimo arte, Timothée Chalamet. A quién ya vimos en la atrevida Call Me By Your Name y A Beatiful Boy. Además, también fue parte de Lady Bird.

No se puede omitir entre los rostros jóvenes a la británica Florence Pugh, que da vida a la impetuosa y caprichosa Amy Marsh, y al igual que Ronan compite por un premio de la Academia. A la mayor de las Mujercitas la personifica Emma Watson, la recordada Hermione de Harry Potter. Pero, también tenemos a dos las mejores actrices de las últimas décadas de la cinematografía mundial: Laura Dern y la extraordinaria Meryl Streep. Con su sola presencia, ambas damas de la actuación realizan cualquier escena.

Una de las cuestiones para resolver en esta nueva Mujercitas era marcar diferencias con las anteriores versiones. Y Gerwin elige contar la historia desde un distinto ángulo. Romper con el molde establecido y ya conocido, pero sin alterar un clásico tan entrañable como la obra cumbre de Louisa May Alcott. Así, inicia desde casi el final del libro y echando recuerdos del pasado, aquellas aventuras clásicas de las chicas Marsh que hemos visto en tantas ocasiones. Permitiendo conjugar momentos sobrepuestos para lograr un clímax más potente.

mujercitas2

Queda claro que ver esta nueva recreación de Mujercitas nos va a dejar nuevas sensaciones, pero con ese sabor tan especial de aquel clásico literario y también cinematográfico que ha venido conquistando los corazones de distintas generaciones. Hay que verla.

Manuel Salazar Ordoñez

Categorías:PelículasEtiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: