La tragedia de Villa El Salvador y todos sus culpables


Cuando sucede un accidente que tiene como saldo (hasta el momento) 14 víctimas mortales, con niños incluidos, decenas de heridos graves y cuantiosas pérdidas materiales (en una zona donde la pobreza campea), uno tiende a buscar responsables. El drama ocasionado por la explosión de un camión cisterna en la avenida Pastor Sevilla de Villa El Salvador ha conmocionado a la población peruana.

accidenteves1

Hoy domingo 26 de enero, día de elecciones parlamentarias, nos preguntamos si estos nuevos congresistas que tomarán funciones durante poco más de un año, promoverán iniciativas para subsanar los diferentes problemas que voy a enumerar entre las diversas culpas que coincidieron para esa tragedia funesta que ya marca el principio de un 2020 en nuestro Perú.

Se ha pedido prisión preventiva para el chofer Luis Palomino Guzmán. Entre las causales para esta medida se hallan las 80 papeletas que tenía en su haber, varias de ellas por deficiente transportación de materiales. Otros expertos indican que el conductor debe tener un copiloto que lo ayude en situaciones como éstas (no llego a comprender cuál hubiera sido la ayuda del copiloto en esta tragedia). Algunos, incluso, alegan a la edad (pasa de los 70 años) de Palomino Guzmán.

A mi modo de ver este accidente fatal, la encarcelación y ensañamiento con el chofer es culpar al más débil para disminuir la responsabilidad de los verdaderos responsables. La empresa de transportes tiene culpa por el mal estado del vehículo. Además, el emplear a un hombre de una edad avanzada con 80 multas en su haber es también negligencia empresarial. Si uno analiza con frialdad los hechos, Palomino Guzmán sólo sería culpable si hubiera manejado mal el camión cisterna.

Pero, la causa del accidente ya está determinada. El desnivel que se ubica en el cruce de Pastor Sevilla y Villa del Mar. Un inspector determinó que según normas estos desniveles deben tener como máximo una pendiente de 12.5%, mientras que el desnivel del accidente tenía 28%, es decir más del doble. Aquí entra a tallar una negligencia de la municipalidad de Villa El Salvador. ¿Se detendrá preventivamente a alguna autoridad edil?

Es muy complicado hablar de culpas entre las víctimas de un accidente. Un reflejo innato de humanidad nos lleva a sacarlos de la ecuación. Pero, para ser justos y objetivos no podemos olvidar que entre el choque y la explosión transcurrieron algunos minutos, tiempo en que muchos transeúntes pudieron ponerse a resguardo. Oler gas es una alarma obvia, que la conocen personas de todas las esferas socioeconómicas, desafortunadamente la curiosidad se ha vuelto imperativa en nuestra sociedad hasta el punto de la negligencia.

accidenteves2

En este breve esbozo hemos comprobado la premisa de esta columna, la tragedia de Villa El Salvador es una responsabilidad compartida. Resulta obvio que a las víctimas que prefirieron mirar el accidente en vez de ponerse a resguardo no se les puede detener, no han cometido ningún delito más allá de ser imprudentes. Al chofer habría que analizar concienzudamente qué tan culpable es. La empresa de transportes y las autoridades ediles sí que tienen culpas.

Manuel Salazar Ordoñez

Categorías:Coyuntura, PolíticaEtiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: