Magaly y sus esfuerzos por volver a ser la de antes


Hace unos meses Magaly Medina regresó al canal donde más éxito había tenido, ATV, y retomó las costumbres que más rating le habían dado. Una de ellas, ir a la cacería de los errores de futbolistas locales. Un filón dorado para que la recordada Urraca se hiciera una de las comunicadoras más influyentes en los 90 y parte del nuevo siglo.

magaly1

Pero, eso es el pasado. Hace poco tildó de “cornudo” a Jefferson Farfán y éste respondió con una demanda legal que podría complicar tremendamente a Medina. Recordemos que ella ya estuvo tras las rejas por acusar sin pruebas a Paolo Guerrero de haber trasnochado. La respuesta de Magaly a la demanda de Farfán fue soberbia pura, prácticamente le dijo que ella hacía lo que quería.

Sin embargo, ¿Sigue siendo Magaly tan importante como antes? No, eso es pasado. La Urraca intentó cambiar de plumas al fichar por Latina, incluso quiso conducir un noticiero vespertino sin éxito. La memoria de los peruanos no es tan corta como muchos suponen, la comunicadora que emitió el tristemente célebre reportaje de las prostivedettes se sentenció a sí misma como un personajillo chismoso y no como una periodista seria.

Esta semana, Magaly Medina lanzó un ampay donde se comprometía a los fichajes aliancistas Jean Deza, Carlos Ascues y Alexi Gómez. Ojo, no se les ve libando alcohol, sino saliendo de una fiesta. No obstante, la respuesta del club Alianza Lima y del técnico Pablo Bengoechea fue ningunear el presunto destape de Magaly. Eso se traduce como un bajón notorio en el poder y la influencia de la Urraca.

No se trata de apañar inconductas de ningún futbolista, pero tampoco es sano darle el rol de fiscalizadora a una farandulera, no volvamos al pasado. En el tiempo en que Magaly Medina abandonó su formato chismoso el fútbol peruano siguió avanzando. Hubo verdaderas indisciplinas y castigos. Muchas veces “la ropa sucia se lavó en casa” y otras tantas se hizo público.

magaly

Hoy me viene a la cabeza aquella parodia que Jorge Benavides le dedicó a Magaly Medina, su Mascaly que cual villano de los Thundercats clamaba “transforma este cuerpo decadente en… Mascaly”. La actualidad de Magaly parece también estar en decadencia, mediática no física. Yo la dejaría en su sarcófago.

Manuel Salazar Ordoñez

Categorías:Coyuntura, PersonajesEtiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: