Joker, otra nueva perspectiva al villano de Batman


Cuando se anunció la serie de televisión sobre Hannibal Lecter, el psiquiatra caníbal inmortalizado en filmes como El Silencio de los Inocentes o la propia Hannibal, debo admitir que desconfíe en demasía. Pasa que la interpretación de Anthony Hopkins es extraordinaria como Lecter, y verlo en la piel de Mads Mikkelsen me sonaba extraño y hasta agraviante. La lección aprendida fue tener y disfrutar de una nueva versión de uno de los personajes que más me marcaron cinematográfica y, ahora, televisamente. Con el Joker, el Guasón o el Comodín, pasa una situación calcada.

joker1

Muchos pensaron que tras la inolvidable actuación de Heath Ledger en El Caballero de la Noche era imposible mejorar la performance. Sin embargo, Joaquin Phoenix demuestra que al Joker le puedes robar varias facetas, cada una más intensa que la otra. La actual, estrenada esta última semana, es una película redonda. Zambullirse en la génesis del archienemigo de Batman, en el mejor retrato que se ha realizado del tenebroso payaso. Y, lo digo aún pensando en Ledger o el propio Jack Nicholson (que interpretó al Guasón en la cinta noventera de Tim Burton).

La película del cineasta Todd Phillips es, además, una referencia a la conocida frase “el payaso ríe por fuera, mientras llora por dentro”. Joaquin Phoenix compone un Joker frenético y ampliamente humano en simultáneo, un personaje aterrador pero a su vez capaz de empatizar con los espectadores. Asimismo, la complejidad sicológica de este Guasón es acompañada de una sacrificada transformación física del actor, luce famélico y llena la performance con una risa antipática, escandalosa y atemorizante. El efecto en la pantalla grande es uno de los mejores que nos ha regalado el sétimo arte en los tiempos recientes.

Toca hablar de la actuación de Robert De Niro, interpreta a un comediante de Late Show que es el espejo donde se mira Arthur Fleck. De alguna manera, el experimentado actor de El Padrino y Taxi Driver (cuya performance se ve reflejada en la del propio Joaquin Phoenix en Joker) es la cara correcta del camino que el Guasón pudo recorrer. Es siempre un placer ver a De Niro en un papel trascendente, donde se puede disfrutar de su talento. A destacar también la actuación de Frances Conroy como la madre del protagonista, dependiente y castradora.

joker2

Es inevitable, y la película tampoco lo evita, referirse al gran ausente: Batman. Al igual que con uno de los cómics más célebres del Hombre Murciélago, The Killing Joke, el filme plantea un paralelismo entre el héroe y el villano. Eso sí, es una historia totalmente original, no toma de referencia a ningún cómic ni cinta anterior. Joker está a tan buen nivel que este columnista de opinión se anima a calificarla de un clásico cinemero, y bajo esa óptica espero que a nadie se le ocurra una secuela. Lo bueno a veces no hay ni que tocarlo.

Manuel Salazar Ordoñez

Categorías:Cómics, PelículasEtiquetas: , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: