Anuncios

Paolo, hay que ser guerrero sólo en los goles


Siempre ha tenido un carácter difícil, frontal, y los que no nos hundimos en una amnesia colectiva tenemos clarísima su reacción en Montevideo contra el árbitro, merecedora de varias fechas de castigo. Era el peor momento de la Selección Peruana de José Guillermo “Chemo” Del Solar, primer partido después de la separación de Claudio Pizarro, Jefferson Farfán y Santiago Acasiete por los incidentes del hotel El Golf de los Inkas. A Paolo Guerrero no lo pudo contener ni el capitán Nolberto Solano, a quien empujó, el réferi lo llamó a la calma y él siguió en rebeldía. El resultado, la sentencia definitiva para el proceso al Mundial del 2010.

paolo

Pero, todo ese frenesí parecía cosa olvidada. A Paolo Guerrero lo hemos visto más asentado, con la banda de capitán del Perú futbolístico, siempre protestando aunque con límites. Con la calma suficiente para no perjudicar a sus colores por una seguidilla de partidos ausente. No era verdad tanta virtud, lo demostró en el juego entre su Inter de Porto Alegre y su ex Flamengo. Expulsado, y ad portas de un informe fatídico que le impondría hasta cinco fechas de suspensión por haber insultado al árbitro. Al cuadro de Guerrero sólo le queda ganar el campeonato brasileño, ya eliminado de la Libertadores y de la Copa Brasil. Su ausencia sería determinante.

Es importante aclarar que esta sanción no nos afecta, la tremenda incorrección de Paolo Guerrero fue en el Inter por el fútbol brasileño. No alcanza a la Selección Peruana, pero sí es una advertencia que a nuestro delantero estrella la paciencia no va en su mejor momento. No se trata de prescindir de Paolo, sino de conocer la raíz de su ira. Desde esta tribuna no nos atrevemos a recomendar terapias sicológicas ni otros remedios, sólo esperamos que el comando técnico de Ricardo Gareca no termine siendo sorprendido con un arrebato del goleador que signifique una sanción de cara a las Eliminatorias al Mundial de Qatar 2022.

Lo sucedido en Brasil, esta semana, tiene sus atenuantes. El más fuerte es la imagen de Paolo Guerrero ensangrentado. Incluso el Vicepresidente del Inter de Porto Alegre, Roberto Melo, reconoció que “no se puede elogiar su actitud, pero él mismo se disculpó. Sufrió un corte profundo en la ceja y todo eso lo puso nervioso”.

paolo1

Hay que entender, además, los últimos dos años complicadísimos, el tema del dopaje, sus cambios de clubes, la exposición mediática, su abstención de jugar los amistosos con nuestra Selección Peruana, todo ese torbellino afecta a cualquier persona. Y, a pesar de verlo desde una pantalla, Paolo Guerrero sigue y seguirá siendo un ser humano. También hay que anotar que el fútbol, como cualquier actividad deportiva, se vive a mil pulsaciones por minuto. Paolo no es de palo, pero debe serenarse.

Con ese sentimiento de cariño a nuestra Selección Peruana y a nuestro goleador Paolo Guerrero he redactado estas líneas. Y, hoy, no firmo como siempre, sino así…

¡Arriba Perú con Paolo Guerrero!

Manuel Salazar Ordoñez

Anuncios
Categorías:FútbolEtiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: