Anuncios

El Perú deplora el feminicidio, pero no logramos someterlo


Las estadísticas son claras y duras, en el presente año los casos de feminicidio presentados por el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables llegan a los 105 asesinatos a mujeres peruanas. Cifra terrible que, además, revela un incremento del 21% con respecto a esta misma estadística del 2018. Es decir, no mejoramos sino empezamos. Y, uno se pregunta cómo así?, si un tema de conversación donde casi todos estamos de acuerdo es la indignación frente a estos dramáticos crímenes. ¿Por qué entonces no podemos aunque sea mejorar esta triste realidad?

niunamenos

Marcha Ni Una Menos (Foto: Renzo Chávez Lescano)

Puede ser cierto que ahora hay más exposición de los feminicidios, las campañas como Ni Una Menos han logrado sensibilizar al país y sus autoridades, que viven de la aprobación popular, opinan hasta por los codos de esta lacra social. La prensa ha mejorado y mucho su cobertura de estos casos, incluso el feminicidio de Eyvi Ágreda fue una de las noticias más impactantes del 2018. Entonces es probable que hoy sean más visibles los asesinatos contra la mujer y esto aumente la cifra. Pero, ya el año pasado era un tema viral, y los números siguen aumentando.

Yo creo que muchos podemos indignarnos frente al salvajismo de estos asesinatos, pero también son muchos los que en la intimidad siguen teniendo conductas violentas hacia su pareja. Es más, muchas veces la violencia es más verbal que física, sin medir que los límites entre ambas formas de violencia pueden ser mucho más fáciles de traspasar que lo que uno imagina. Sobretodo cuando factores tan comunes como el alcohol o las drogas pueden exacerbar iras que pueden tornarse asesinas.

¿Qué acciones tomar para lograr erradicar, o cuando menos disminuir, la estadística de feminicidios en el Perú? Una ruta que se reclama es mejorar el rol del Estado ante esta crítica situación. Hay muchos procesos judiciales e investigaciones trabadas y paralizadas. Ésta es claramente una de las raíces del problema, los actores que legislan, gobiernan y juzgan en nuestro país deben asumir al feminicidio no solo como una vitrina para exhibir empatía sino como una responsabilidad y un reclamo social urgente.

Sin embargo, la batalla seguirá perdiéndose sino enfocamos un cambio profundo en nuestra sociedad. Un cambio donde el agresor, ya no hablamos meramente del asesino, sino también del mañoso, el acosador, el piropeador indeseable, el hombre que utiliza su pequeño o gran poder para molestar a una mujer, sea definitivamente percibido como un paria. No es una tarea sencilla, porque muchas veces tendremos que deplorar públicamente las conductas de jefes, socios, amigos y hasta de familiares. No sirve callar, el silencio es cómplice.

niunamenos1

Marcha Ni Una Menos (Foto: Renzo Chávez Lescano)

Los cambios deben ser profundos, porque se trata de un mal endémico en nuestra sociedad. A muchos hombres los han educado para sentirse jueces y verdugos de las mujeres de su entorno. E, increíblemente, a muchas mujeres las preparon para ser víctimas del abuso. Recibir el maltrato silenciosamente y todavía justificarlo. Hay que educar, hay que progresar, hay que cambiar. Los casos de Arlette Contreras, Lady Guillén, María Elena Chumbimune y Solsiret Rodríguez siguen impunes, siguen siendo una cicatriz abierta en nuestra sociedad. Tenemos que castigar al culpable para sentar una posición. Sino no será de extrañar que el 2020 siga subiendo la cifra de feminicidios.

Manuel Salazar Ordoñez

Anuncios
Categorías:Coyuntura, Derechos HumanosEtiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: