Anuncios

La leyenda urbana de Amityville y la falta de respeto a un drama real


Pocas veces se ha faltado el respeto en tan grande magnitud a un drama de la vida real como la sostenida en la lamentable y terrible matanza de una familia en el Nueva York de 1974. Me refiero a los asesinatos cometidos por el joven Ronald Joseph “Butch” DeFeo, Jr. (23 años de edad) a sus dos padres y cuatro hermanos menores (incluido un niño 9 años, y dos adolescentes de 13 y 12 años). Se trata de lo que popularmente se conoce como la maldición de Amityville, que ha inspirado a una quincena de cintas cinematográficas (la más reciente se encuentra en cartelera) componiendo la franquicia de terror más dilatada del cine.

amityville1La familia DeFeo, las víctimas de Amityville y el hijo asesino, los muertos arriba y el homicida abajo

¿Qué paso realmente ese 13 de noviembre de 1974 en la localidad neoyorquina de Amityville (Long Island)? Después que “Butch” DeFeo entrara a un bar y pidiera ayuda ante el asesinato de toda su familia. La policía encontró el macabro escenario de las seis víctimas, todas abatidas por disparos de un rifle de cacería calibre 35, marca Marlin. Tanto los padres como los hermanos de Ronald Jr. fueron asesinados en sus habitaciones, todos boca abajo, salvo la madre Louise DeFeo. Las investigaciones determinaron que el victimario no era otro que el joven Butch.

Ronald Joseph DeFeo hijo dio diversas y erráticas versiones a la policía, acusaba a su hermana Dawn (de 18 años) de haber cometido los crímenes junto a dos cómplices, y él en su desesperación terminó matando a la chica. También responsabilizó a su madre. Y a un sicario de la mafia. La versión que la masa popular, y el periodismo amarillista decidió difundir, fue la de voces siniestras que le ordenaban matar a su familia. En realidad, sí es la hipótesis más aceptable, el joven asesino abusaba de drogas como el LSD, lo que le pudo hacer creer que existían esas voces.

Por más impactante que resulta esta historia de sangre, uno igual se pregunta: ¿Por qué se han rodado tantas películas sobre el tema? Mucho tiene que ver con una familia que se mudó un año después de la masacre a la casona de Amityville, los Lutz. Quienes denunciaron sucesos paranormales, como manchas en las paredes, olores fétidos, frío inexplicable, voces y murmullos. Esta familia llegó a pedir un exorcismo, es ahí donde participan los esposos Ed y Lorraine Warren, quienes inspiraron la famosa saga El Conjuro (este hecho aparece en El Conjuro 2). Finalmente, los Lutz escaparon una noche de la presunta casa maldita. Luego convendrían con el escritor Jay Anson la publicación del libro Horror en Amityville en 1977. A partir de ahí se empezó a ver esta familia como buscadores de fama.

Para colmo de embauques, Anson recogió como posibles fuentes de la maldición y posesión de la casa de Amityville al terreno antes utilizado por la tribu india los shinnecocks que, según el libro, aprisionaban a los enfermos y moribundos para dejarlos morir, justo en la zona donde está edificada la vivienda. No obstante, investigadores revelaron que dichos nativos jamás tuvieron esas prácticas. Igualmente, la publicación contaba que el primer habitante de Amityville era el brujo John Catchum, pero también se descubrió que este hombre nunca residió en la casona.

Otro dato que derrumba las versiones de los Lutz, son los testimonios de los siguientes inquilinos de la “casa maldita”. Muchos de ellos coinciden que la verdadera maldición la componen los turistas y curiosos que invaden sus terrenos para retratarse en la infausta casona. Además, dan fe que los muebles de los DeFeo (supuestamente destruidos en los relatos de los Lutz) siguen estando en perfectas condiciones. Por lo que una película como Amityville: El Despertar (2017) que presenta a una familia que en esta época experimentan terribles experiencias en la susodicha casa serían una gran invención.

amityvillecuartorojoEl tenebroso cuarto rojo de la casona de Amityville, en realidad, tiene las dimensiones de un armario

Quizás la parte más celebre del conocido inmueble es el famoso “cuarto rojo” del sótano, supuesta fuente demoniaca de todos los males en la casa de Amityville, tiene apenas las dimensiones de un armario. Algún lector podría pensar que tengo un ánimo de romper leyendas urbanas, en realidad esa no es mi intención, sino llamar la atención sobre lo que la industria del entretenimiento puede hacer ante un drama de la vida real. Una falta de respeto, que uno podría entender en uno o dos filmes, pero en 15 ya es un exceso.

Manuel Salazar Ordoñez

Anuncios
Categorías:Libros, PelículasEtiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: