Roberto Moll, Beethoven y la obra 33 Variaciones, excelente teatro en Lima


Si tienes la peregrina idea que una obra de teatro sobre Beethoven es un plato que sólo pueden disfrutar los amantes de la música clásica, estás totalmente equivocado. El montaje 33 Variaciones, del dramaturgo venezolano Moisés Kaufman, tiene un ritmo tan intenso que no permite distraerse al espectador. Y, claro, la perfección de las dos interpretaciones protagónicas hace que la puesta en escena presentada en el Centro Cultural PUCP sea candidata a lo mejor del 2019.

obra33variaciones1

Los que crecimos en los 80 tenemos indeleble a Roberto Moll como el Profesor Mariano Tovar, ósea el galán de Patricia Pereyra en la recordada telenovela Carmín. Pero, Moll es mucho más que ese personaje telenovelero, se trata de un actor de inmenso talento del que hemos visto no lo suficiente en el Perú. Radicó mucho tiempo en Venezuela, y de vuelta en tierras peruanas lo hemos tenido en algunas producciones televisivas. Encarnar al compositor más famoso de la historia, Ludwig van Beethoven, era un encargo mayor.

Y, sin embargo, Roberto Moll brilla en su interpretación del creador de las inmortales Nueve Sinfonías. No es un Beethoven fácil de personificar, pues se retrata al músico alemán en sus últimos años, ya aquejado por diversas enfermedades digestivas y por una severa sordera, además de humillantes problemas económicos. La performance de un temperamental genio y artista es para aplaudir a rabiar. Un privilegio para este columnista haber presenciado a Moll en dicho rol.

Aunque, 33 Variaciones está centrada en Beethoven y su trabajo alrededor del conocido vals de Anton Diabelli (buen contraste cómico de Ricardo Velásquez), el guión se reparte en dos tiempos que se muestran en paralelo. Martha Figueroa, la otra protagonista además de Roberto Moll, da vida a una actual investigadora y académica dedicada a la música clásica y especialmente obsesionada con el compositor teutón. Los límites entre las vidas de ambos personajes se van superponiendo en un cuadro que gana en dramatismo hasta llegar a un inesperado clímax.

Está claro que una obra sobre Beethoven no podía carecer de música, y por ello la pianista Silvia Valdivia tiene un peso específico. Las distintas variaciones del vals de Diabelli, las 33 que el también reputado director de orquesta compuso, son el trasfondo musical propicio para esta obra de teatro dirigida por la dupla Marco Mühletaler Maggiolo y Lucho Tuesta. Acompaña atinadamente los momentos dramáticos como los cómicos de esta historia tan bien contada.

No quisiera dejar de mencionar al resto del elenco, destacando la presencia de un actor como Gustavo Mayer que mezcla la comedia con el drama y el humor fino. Grapa Paola, Óscar Meza y Patricia Romero completan un reparto donde no sobra nadie, todos los roles son explotados al tope en 33 Variaciones, dejándonos una experiencia teatral completa y vital. El mensaje que nos recuerda que cada vida, por más simple que parezca, es en realidad extraordinaria según la perspectiva de quien la aprecie está clarito.

obra33variaciones2El elenco en pleno de 33 Variaciones, liderado por Roberto Moll y Martha Figueroa

Sobra decir que recomiendo entusiastamente ir a ver 33 Variaciones que va de jueves a lunes a las ocho de la noche en el Centro Cultural PUCP. La temporada inició el pasado 9 de mayo y permanecerá hasta el 15 de julio. Las entradas se venden en Teleticket y no son excesivamente caras para el espectáculo que ofrecen.

Manuel Salazar Ordoñez

Categorías:TeatroEtiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: