Anuncios

Hanna una serie vertiginosa que no llega a sorprender


¿Cómo se sentirá la casi adolescente actriz (tiene 19 años) Esme Creed-Miles al ver su rostro en las calles de las principales ciudades del mundo? Debe ser una sensación extraña y especial para la artista inglesa que, a pesar de ser hija de dos actores/actrices (no es error, el blog poco a poco trabajará en un lenguaje inclusivo), ha logrado una fama internacional prácticamente de la noche a la mañana. Bueno, por lo menos, tras ver los primeros cuatro episodios de Hanna, puedo subrayar que es una talentosa muchacha.

hanna1El afiche de Hanna, la nueva serie de Amazon Prime Video, que se ve en las principales ciudades del mundo

Hanna es el gran estreno de esta temporada de Amazon Prime Video, que incluso parece haber eclipsado publicitariamente a la segunda entrega de American Gods (del mismo servicio de streaming). Puedo dar fe, gracias a un reciente viaje, que la serie es tendencia publicitaria en ciudades como Madrid, Cracovia o Berlín (que son las que visité, aunque sea de pasadita) y, es seguro, lo es en el resto de Europa, los Estados Unidos y el mundo.

¿Merece Hanna toda esa atención? Dado que una cosa es la promoción y otra muy distinta la calidad. Incluso, a la calidad la podemos dividir en varios aspectos, por ejemplo, Hanna tiene un excelente trabajo de producción, un buen reparto de actores/actrices, pero no puedo decir lo mismo en cuanto a la originalidad del argumento. Me pasa que a este tipo de series casi siempre las someto al espejo de Homeland, y aunque es injusto, a mí me delimita estándares.

Tras ver la mitad de la serie, puedo sintetizar que es una historia de persecuciones por variados escenarios del mundo (esto puede ser el mayor jale internacional), muchísima acción y algunos giros inesperados. Hasta cierto punto, me hace recordar una fallida película del otrora sex simbol de Crepúsculo Taylor Lautner, Sin Salida (2011). Claro, Hanna es más realista, y no busca colocarte un objeto sexual o sensual como primer plano de pantalla.

Esme Creed-Miles sigue siendo, a juicio de este columnista, la mejor parte de Hanna. Su interpretación de una joven tan osada y peligrosa como vulnerable y curiosa es bastante eficaz. La serie va al ritmo de ella, y cuando una millonaria producción pasa por ese tramo es justo resaltar el trabajo de la protagonista. A estas alturas, sólo por la propia Hanna me animo a ver el resto de la primera temporada y abrirme a la que, probablemente, sea una segunda temporada.

Hay otro rostro conocido, el de Joel Kinnaman. Es uno de esos actores solventes que rara vez desentona, pero tampoco encanta. En Hanna cumple como el padre de la letal protagonista, y me hace recordar cuando asumió el rol principal en la serie de ciencia ficción de Netflix Altered Carbon. En aquella ocasión, Kinnaman no lo hizo mal, pero para la segunda temporada (que se estrenará a fines del 2019) se contrató a un reemplazo: Anthony Mackie (Falcon de Avengers).

hanna2Esme Creed-Miles y Joel Kinnaman interpretan a hija y padre en la nueva serie Hanna

Mi recomendación sobre Hanna es verla, a pesar de las flaquezas expuestas en esta columna de opinión, sigue siendo una serie por encima del promedio general de estrenos televisivos. A los amantes del género de espionaje y acción es una gran oportunidad de imbuirse en una vertiginosa trama.

Manuel Salazar Ordoñez

Anuncios
Categorías:Series de TVEtiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: