Anuncios

El “Nene” Cubillas es el mejor futbolista peruano de la historia


Cuando revisaba la biografía del peruano Teófilo Cubillas me percataba que las vidas de los futbolistas que influyeron en el Siglo XX eran casi calcadas, a diferencia de nacionalidades y logros personales. Nacimiento humilde, formidables aptitudes desde pequeños, ejemplares desarrollos en su vida personal (algo que, obviamente, cambiará cuando recordemos la carrera de Diego Armando Maradona), amor por una camiseta en particular y paso recordado por los Mundiales (salvo Alfredo Di Stéfano, que jugó por dos selecciones pero no sumó los éxitos a nivel de clubes ni con Argentina, ni con España).

cubillas1Teófilo Cubillas inmortalizado en una caricatura como el crack peruano

Ahora, los infaltables críticos dirán que es un acto de chauvinismo incluir a Teófilo Cubillas en esta lista de futbolistas (que durante todos los domingos de marzo y abril vengo presentando). En este punto debo señalar que la lista es según mi opinión, mi única condición es que sean deportistas anteriores a la época de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo (lo que nos deja el Siglo XX y los inicios del Siglo XXI). Cubillas cumple con ambas condiciones, además de haber sido trascedente en dos de los tres mundiales donde participó (era un jugador descollante, con una importante compañía de socios futbolistas, pero nunca al nivel de los compañeros de Pelé en Brasil, de Beckenbauer en Alemania, de Cruyff en Holanda, o Roberto Carlos en otra época de Brasil). Su caso se parece más al de Lev Yashin con una Rusia donde él destacaba con autoridad.

Cubillas era humilde y con cara de niñito, desde los 14 años de edad les robaba el ojo a los observadores de fútbol en Perú. Y, Rafael “El Cholo” Castillo (recordada institución de Alianza Lima) descubrió a este muchacho que jugaba en el club juvenil Huracán Boys. “Desde que llegó (a Alianza Lima) mostró lo que valía, le gustaba mucho driblear y amagar por el campo. A los 15 años lo di a conocer a los directivos, pero se mostraron indiferentes. No me creyeron que tenía a un extraordinario jugador. Cuando el Nene fue llamado a la Selección Juvenil lo tuvo el paraguayo Manuel Fleitas. Al verlo dijo a los directivos que sería el mejor jugador peruano de todos los tiempos. Recién allí lo fueron a buscar. El tiempo terminó por darme la razón. No me había equivocado”, recordó alguna vez el Cholo. Teófilo Cubillas llegaría a Alianza Lima por un contrato entonces importante de 15 mil soles. Pudo haber militado en el Ciclista Lima, pero la mejoría de la oferta inicial de los íntimos y su manifiesto cariño a la blanquiazul pesarían al final.

cubillas3Con Alianza Lima su romance lo convertiría en ídolo, bicampeón, goleador y estrella

Teófilo Cubillas siempre será identificado con los colores del Perú y con los de Alianza Lima, aunque los hinchas del Oporto de Portugal podrían alegar tras las tres temporadas que tuvo en el fútbol lusitano y sus 48 goles. Pero con Alianza llegó a sumar tres sociedades que para todo conocedor del Deporte Rey son para enmarcarlas. Primero, la más recordada, junto a Perico León, luego al lado de Hugo “El Cholo” Sotil, y finalmente con otro de los cracks peruanos que mereció un mejor lugar en la historia: César Cueto, el “Poeta de la Zurda”. Marcó 295 goles con los colores aliancistas y fue dos veces goleador con los íntimos (en una época donde el fútbol peruano tenía otro nivel, campeón de Copa América, subcampeonato de Universitario de Deportes en la Libertadores, tres participaciones casi consecutivas en Mundiales). Bicampeón con Alianza Lima en 1977 y 1978. Goleador de la Copa Libertadores en 1972.

Una anécdota simpática, que describe la camaradería en la interna de Alianza Lima en los años 60 fue cómo Teófilo Cubillas obtuvo la camiseta número 10. El propio “Nene” la narra así: “Para mí fue un honor llegar al Alianza y conseguir la número 10 con una relativa facilidad; claro que en esos tiempos era como un número más por la posición que yo ocupaba en el campo (con Pelé, prácticamente coincidente con Cubillas, esto cambiaría). Yo ingresé como interior izquierdo. Recuerdo que cuando yo debuto la formación era tres, dos, cinco delanteros. El ocho era mi compadre Pitín (Zegarra), el nueve era Perico. Quitarles esas camisetas a esos dos jugadores era imposible. El único número que yo podía era el de (Víctor) Rostaing. Recuerdo a Rostaing… ¡Qué personaje! Hay que imaginarse cómo era. Yo prácticamente lo saqué del equipo y nunca me puso mala cara. Al contrario, me aconsejaba cómo debía jugar. Y, en ese tiempo él me llevaba a los entrenamientos de Alianza en su carro”.

cubillas2En la Selección Peruana, Cubillas lo dejó todo, 10 goles, tres mundiales, una Copa América

Lo decía al inicio de esta columna, los grandes futbolistas suelen tener importantes coincidencias en sus trayectorias, una de ellas es tener un entrenador que fue crucial en sus carreras. El de Cubillas fue el brasilero Waldir Pereyra, mundialmente conocido como Didí. El goleador peruano lo recuerda así “fue el personaje que más influyó en mi carrera deportiva, porque supo orientarme y aconsejarme. Ese brasileño noble además le supo dar brillo a nuestro fútbol. Un tipazo como persona y un gran entrenador”. Didí encontró la posición ideal de Teófilo Cubillas dentro de la Selección Peruana, haciendo funciones de volante que llegaba por la izquierda al área. En esa ubicación, su manejo de ambas piernas y su quiebre endemoniado se convirtieron en sus marcas registradas. En el mediocampo su sociedad con Roberto Challe y Ramón Mifflin generaban el fútbol que se convertía en goles al juntarse Cubillas con Julio Baylón y Perico León. Así jugó Perú el Mundial de México 1970, así llamó la atención de muchos. El “Nene” le marcó goles a los cuatro rivales que enfrentó la blanquirroja: Bulgaria, Alemania (con Franz Beckenbauer en la cancha), Marruecos (dos goles de Cubillas) y al Brasil de Pelé. Incluso, el Rey del Fútbol dejaría esta frase: “no se preocupen, ya tengo un sucesor y es Teófilo Cubillas”.

Pero, el cambio de aires en la Selección tuvo sus consecuencias. Roberto Scarone (un entrenador que dirigió también a Alianza Lima, pero tuvo mucha mayor identificación con el clásico rival Universitario de Deportes), en 1973 decidió no incluir a Teófilo Cubillas en el partido donde Perú y Chile peleaban la clasificación. Un sector de la hinchada y de la prensa alimentaron la falsedad que el “Nene” buscaba tranquilidad para destacar en el Basel de Suiza. El propio Cubillas salió al frente y fusiló: “Scarone y Coutinho (Claudio, el preparador físico de Perú) me sacaron dos veces de la Selección: antes y después de la debacle frente a Chile. En el partido final me excluyeron inventando una lesión que no tenía”. El respaldo al compromiso del 10 peruano volvería a quedar manifiesto con la Selección ya en manos del inmortal Marcos Calderón. Con Cubillas como protagonista, Perú fue campeón de la Copa América en 1975. La Confederación Sudamericana de Fútbol suscribiría luego: “Todos los mejores jugadores de Sudamérica desde 1916 hasta ahora, han mostrado su talento en la Copa América. Desde Jair hasta Francescoli, del dominio de Maradona hasta la explosividad de Cubillas, de la elegancia de Di Stéfano al puro dominio de Pelé. El mejor espectáculo del fútbol”.

cubillaspelePelé ha tenido siempre elogios para Teófilo Cubillas, lo incluyó en la lista de los 100 mejores de la historia

El Mundial de Argentina 1978 sirvió para que Cubillas y una generación dorada de Perú volvieran a brillar (a pesar del siempre polémico partido contra los albicelestes, y de la tan mentada intervención del gobierno golpista de Videla). Quedó primero en su grupo, y además la Selección Peruana y su mediocampo con José Velásquez, Cueto y el propio Teófilo fue considerado el mejor de la fase grupera. Cubillas le anotó dos goles a Escocia (uno de ellos el tiro libre al arquero escocés Alan Rough es catalogado por la FIFA como un ejemplo de ejecución perfecta de balón parado) y tres a Irán. Con Holanda quedaron empatados a cero. Luego vendría la ya mencionada goleada argentina 6 a 0. Su última Copa del Mundo, España 82, también tendría una cuota de polémica donde el “Nene” Cubillas sería parte, su inclusión en el equipo titular reemplazando a Julio César Uribe es considerado por muchos como una pésima decisión del DT brasilero Tim. La verdad es que el nivel entero de Perú decayó de las eliminatorias, y la gira internacional por Europa, al propio Mundial. Igual, con diez goles en Copas del Mundo, y otros dos en la Copa América del 65, sería pendenciero desmerecer a Cubillas.

Después de la aventura en Portugal, Teófilo Cubillas regresó al Perú para “sacarse el clavo” y campeonar con su Alianza Lima. Lo haría por partida doble en 1977 y 1978. Posteriormente daría ese paso a la liga estadounidense que era tan común en los grandes futbolistas de esos años (incluso Pelé y Beckenbauer), militó en el Fort Lauderdale Strikers, el South Florida Sun y el Miami Sharks. Su retiro sería en un partido memorable con estrellas de toda América como Roberto Rojas, Marco Antonio, Elías Figueroa, Carlos Enrique, Murray, el uruguayo Carrasco, Carlos Caszelly, Ancheta, Villazán, Gil y Paulo César. Didí diría tras ese cotejo: “Un caballero, tanto Alianza Lima como el Perú han perdido un gran jugador, pero ganan una bella persona”. Pero, su amor por la blanquiazul lo llevaría a volver a vestirse de corto cuando su club más lo necesitó. Tras la tragedia del Fokker (donde murió Marcos Calderón y el equipo titular de un Alianza Lima lleno de jóvenes perfilados a ser la nueva generación futbolera de Perú), Teófilo Cubillas regresó a las canchas y sacó a Alianza subcampeón.

Dos momentos claves de Teófilo Cubillas en Alianza Lima, su despedida en 1986, y su regreso en 1987 tras la tragedia del Fokker

Esta historia es la de un ídolo, del Perú, de Alianza Lima, del fútbol mundial. Considerado por el propio Pelé en la lista FIFA 100. Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS, por sus siglas en inglés) lo avaló como el mejor futbolista peruano del Siglo XX, y uno de los 17 mejores de América. El diario británico The Guardian lo tiene entre los 100 mejores de la historia del fútbol. Es el octavo goleador de los mundiales, superando a Maradona, Cruyff, Zico, Zidane y Platini. Y, es por eso es que está en este especial.

Manuel Salazar Ordoñez

Anuncios
Categorías:Fútbol, PersonajesEtiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: