Anuncios

Los mejores antes de la era Messi y CR7: Pelé, el verdadero Rey del Fútbol


¿Quién es Pelé para el fútbol? Hoy muchos lo ven como un crítico de Neymar, Cristiano Ronaldo o Lionel Messi, según las circunstancias y sus estados de ánimo. Un poco antes, lo consideraban como el eterno rival de Diego Armando Maradona para definir al Mejor del Mundo. Algunos extremistas lo consideran casi un pelele de la FIFA. Pero, en esta columna (parte de nuestro especial bimestral a los mejores futbolistas de épocas recientes), la idea es hacer homenajes y halagar el talento. Por ello, prefiero quedarme con esta respuesta del diario británico The Sunday Times en México 70. Que se hacía la auto pregunta ¿Cómo se escribe Pelé? Y se respondían D-I-O-S.

pelegolPelé celebra un gol con la 10 de Brasil, una imagen recurrente en la carrera del brasilero

Las estadísticas de la trayectoria futbolística de Pelé son impresionantes y aquí te compilamos los datos más sorprendentes. Ganó tres mundiales, el primero lo jugó a los 17 años de edad y ya fue protagonista (marcó tres goles a Francia y dos a Suecia en la final). En 1964 convirtió ocho goles al Botafogo en un mismo partido, claro que jugando por su querido Santos. Con el peixe también ganaría de todo desde su debut en 1956, a los 16 años, hasta su retiro en 1974, obtuvo 20 títulos. Si bien siempre Edson Arantes do Nascimento (nacido en 1940) fue identificado con la camiseta alba del Santos, llegó a jugar por otros tres clubes brasileños: Vasco da Gama, Flamengo y Fluminense. Su única experiencia internacional fue con el recordado Cosmos de Nueva York, donde se despachó con 64 goles en tres temporadas.

«Zito dejó una bola para Pagao, y pasó para mí. Pero, preocupado en no cometer un error, devolví el balón a Pagao, que se llevó al golero Ramiro e hizo el gol», narró el propio Pelé de su primer partido en el Santos. Lo que mereció los elogios del DT Lula de Santos y de sus compañeros. Serían los primeros pasos en la vida deportiva de un atleta que es catalogado como el mejor en la disciplina que ejerció, al nivel de Muhammad Ali en el box, Roger Federer en el tenis, Michael Schumacher en el automovilismo o Usain Bolt en el atletismo. Pelé está ya en ese lugar de honor, y la verdad sea dicha, ni Lionel Messi, ni Cristiano Ronaldo están cerca de superar los récords anotados en el párrafo anterior, ni de llegar a los 1282 goles de Pelé.

pelesantosbocaCon su querido Santos, Pelé ganó de todo, aquí superando al Boca Juniors de Argentina

El mundo estuvo a punto de no ver las inolvidables proezas y los más de mil doscientos goles del Rey del Fútbol. Pelé testimonió que «mucha gente no sabe, más yo estuve a punto de abandonar el fútbol al comienzo de mi carrera. Tenía 16 años y apenas unos meses antes había llegado a Santos. Ya entrenaba con los profesionales. Cuando llegué a Villa Belmiro, el torneo ya había comenzado y el técnico Lula de Santos tuvo un poco de reparos para lanzarme al final de la temporada. Ese año los dirigentes me ordenaron reforzar a los juveniles en una final. Contra Jabaquara, tradicional rival de Santos. Ellos precisaban de un empate para ganar el campeonato, pero incluso estaban venciendo por uno a cero. Cerca al final, hice una jugada y fui derribado. El juez Arppi Filho marcó penal. Pateé, pero el golero Fininho agarró la bola. Después que el partido terminó, vi la fiesta de Jabaquara. Mis orejas ardían con los gritos que la torcida de Santos me dirigía. Sólo pensaba en volver a mi casa. Estaba desconsolado. Poco antes de las seis de la mañana, ya estaba listo a volver a Bauru. Cuando partiendo de Villa Belmiro, apareció Sabu, un funcionario de Santos. Él vio mi intención y me preguntó dónde estaba la autorización para dejar el alojamiento. No la tenía. Y me mandó a volver a la cama. Obedecí. Y me quedé en Santos por 18 años, seis meses y 26 días».

He optado por recopilar testimonios del propio Pelé, pues su historia en el fútbol es ampliamente conocida, y su palabra es trascendente. «Recuerdo que tenía 16 años y la gente del Santos no me llamaba Pelé, sino Gasolina, porque los atendía rápido cuando querían cigarros y refrescos», relata el ídolo de ídolos brasileño. Sin embargo, ya desde los tres años, cuando el niñito Edson Arantes Do Nascimento, le gritaba Bilé (el nombre del arquero del equipo donde jugaba su padre Dondinho) a todos los defensas, lo pronunciaba mal y sonaba Pelé. Así empezó a forjarse un sobrenombre que el mundo entero reconocería y aplaudiría.

pelejovenPelé tenía 16 años cuando debutó con Brasil, al poco tiempo ya era campeón del mundo en Suecia 58

«Mi primera presentación en el extranjero, jugando por la Selección de Brasil, fue en Goteborg, durante la Copa Mundial Suecia 1958, frente a la Unión Soviética. Fue el 16 de junio. Tres días más tarde anoté aquel gol decisivo contra País de Gales y mi fama rebasó las fronteras de Brasil, Santos, Sao Paulo, Río de Janeiro y se extendió por el extranjero. Ya no había duda sobre si era yo Pelé o Pelé. Nadie me llamaba Edson y pocos sabían que un día me apodaron Gasolina». Cuenta el Rey del Fútbol sobre el apodo con que sería conocido mundialmente.

En México 1970, se dio el segundo título mundialista para Pelé, el tercero para Brasil. Uno de los partidos más complicados para el sctrach, de brasileños contra los creadores del fútbol, los ingleses. El único gol de ese choque histórico fue anotado no por Pelé sino por Jairzinho. Pero, la jugada previa iniciada por Tostao tuvo que pasar por la magia del Rey, que burló a tres defensas y cedió el balón a un desmarcado Jairzinho que venció al portero Banks. Bobby Moore, presente en ese encuentro, sostuvo resignado que «hicimos lo que nuestro técnico pidió: no dejar rematar a Pelé. Pero no pidió que no le dejáramos dar pases».

Dos momentos de Pelé en México 70, celebrando y contra Perú. Agranda las imágenes

Perú también le dio batalla a la Selección Brasileña, Rivelino y Tostao pusieron el score dos a cero, Alberto Gallardo descontó para los peruanos. Tostao amplió la ventaja y el crack blanquirrojo Teófilo Cubillas volvió a poner a los incaicos a un gol del empate. No obstante, Jairzinho sumó el cuarto para los verdeamarelos. Pelé no convirtió gol, pero sí opinó sobre el juego con Perú: «Casi todos los brasileños conocíamos a los peruanos. En 1968 ya habíamos jugado dos partidos en Lima. Los nombres de Cubillas, Perico León, La Torre, Chumpitaz, Mifflin y Gallardo, sobre todo éste, que jugó para el Palmeiras. Pero yo no temía a Perú, a pesar de que había mejorado mucho su fútbol. Sin embargo, algo me preocupaba: Didí. El antiguo compañero en las selecciones de 1958 y 1962, en Suecia y Chile, la gran estrella y revelación como técnico, conocía el juego de los brasileños, así como nuestras mañas. La línea de ataque era buena y peligrosa, sin embargo, su defensa era débil, muy débil, empezando por el portero Rubiños».

Aunque llegó a sumar 19 goles en su última temporada en el Santos, la cifra más corta de su dilatada permanencia en el club. Era 1974, y por la cabeza de Pelé pasaba la idea de despedirse entonces del balompié, pero una promesa con emisarios estadounidenses que sólo jugaría en su liga cuando ya no estuviera en el equipo paulista, fue tomada en serio por los propietarios del Cosmo de Nueva York. Lo que era una broma para el jugador se convirtió en un fichaje millonario (en ese entonces siete millones de dólares eran exorbitantes). Cumplió con goles, pero no pudo cosechar títulos. Eso sí, llegó a compartir vestidor con el alemán Franz Beckenbauer.

pelePelé se retiró jugando por el fútbol estadounidense en el Cosmos de Nueva York

Jugar en los Estados Unidos le permitió a Pelé alcanzar la fama de una luminaria, lo que hoy hacen Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, y que tiene como mayor referencia marquetera al prescindible David Beckham. Pelé impuso su popularidad primero entre la gente, elevó el promedio de interés norteamericano en lo que ellos llaman soccer. El público que iba a ver al Cosmos se incrementó de 8 mil a 21 mil con la llegada del crack brasilero. El último partido de Pelé con el Cosmos marcó un antes y un después en la prensa de EE.UU., The New York Times se vio forzado a colocar el balompié dentro de su sección deportiva antes consagrada a los deportes más populares por esos lares (el baloncesto, el beisbol, el fútbol americano o el boxeo). Hasta la Reina Elizabeth de Inglaterra le confirió el título de caballero en 1997. Los amantes del cine recordarán el paso de Pelé por el sétimo arte en el filme futbolístico de John Huston: Escape a la Victoria o Victory en 1981. El futbolista proveniente del humilde pueblito de Minas Gerais, Tres Corazones, también participó en otras películas menos recordadas.

Pelé con Maradona, Pelé con Neymar: Relaciones futbolísticas que abren polémica

¿Qué dijo Pelé cuando se retiró del fútbol brasilero en 1974? “Mi gente… Me gustaría agradecerles a personalmente, a cada uno de ustedes, todo lo que fue dado de cariño e incentivo durante mis 18 años de fútbol. Todo lo que intenté hacer fue dar lo mejor de mí, para proporcionales placer y alegría. Si alguna vez los decepcioné, perdónenme. Yo también soy persona”. Sin duda, la lógica avala a Pelé, él también es de carne y hueso. Pero, para los amantes de este deporte es mitológico, divino, un verdadero Rey Pelé.

Manuel Salazar Ordoñez

Anuncios
Categorías:Deportes, Fútbol, PersonajesEtiquetas: , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: