Anuncios

Tres películas de skate que muestran al adolescente marginado


Todavía tengo frescos en la memoria a amigos del barrio montando skate, algo que siempre vi como imposible para mí y mi descoordinación innata, y quizás por ello pasaba el rato viendo esas maromas aéreas de muchachos (aunque hoy también lo practican bastante bien las chicas) saltando por los aires con su skateboard a los pies. Siempre me dio la impresión de ser un deporte muy alegre, aunque con riesgos evidentes de sacarte la mugre, pero me sorprendieron tres películas que vi al respecto.

skate1Paranoid Park, 2007

Me sorprenden porque a la vez de grupos de muchachitos filmándose haciendo acrobacias con sus skates, también te retrataban sus adolescentes vidas en medio de la violencia, la marginalidad y hasta la prostitución. Ósea, el skateboarding era un “escape de sus vidas”. Una forma de elevarse a las alturas, ponerse a merced de una caprichosa fuerza gravitatoria que te podía elevar y hacer un salto digno del video, o terminar cayendo de bruces y protagonizando una escena propia de un show como Jackass.

Vamos a los filmes, y advierto que no son facilones ni bonitos, pero sí bien realizados y con un mensaje validero. Paranoid Park es ya una cinta totémica del 2007, dirigida por el extraordinario Gus Van Sant (un incorregible transgresor que ha filmado obras maestras como Mi Privado Idaho (1991, con Keanu Reeves y el recordado River Phoenix) y En Busca del Destino (1997, Matt Damon y el memorable Robin Williams). Una historia sin muchos diálogos, un foco inusual (tiene varias imágenes desenfocadas adrede), una muerte y un muchacho, así es Paranoid Park.

La francesa The Smell of Us (2014) es difícil de digerir, su tema es muy intenso. Los adolescentes protagonistas montan sus skates y se filman haciendo maromas a la luz del día, luego-ya en privado- cubren vicios y vacíos existenciales convirtiéndose en escorts de hombres y mujeres. La podredumbre de sus vidas alternas contrasta con la aparente sana alegría de su deporte favorito. Puede ser bastante complicado ver este hiperrealista y gráfico filme, pero sin duda nos acerca a una juventud y adolescencia cada vez más anónima y fría que a veces no queremos ver ni aceptar. Voy a ser sincero, me sorprendí mucho al enterarme que un conocido mío había sido escort (prostituto) en su casi adolescencia.

El 2018, el cineasta Johan Hill (el actor que se masturba en público en El Lobo de Wall Street) estrenó una película inédita por lo menos en el circuito peruano: Mid90s. Ambientada en los años 90, es la historia de un pre adolescente que se une a un grupo de skaters mayores. Nos habla de amistad, de los retos típicos y hasta tribales de un muchacho que quiere crecer, y de los forados familiares. Nuevamente los skateboards son un vehículo para mostrar mucho más. Y, el resultado es bastante bueno, lo malo es que no le basta para ser estrenado en nuestra cartelera.

skate2Escena de Mid90s (2018)

El skate no es siempre excusa para terminar viendo la cara más oscura de la sociedad, pero el cine es más interesante cuando más realista es. Sin embargo, los que prefieren ver algo más simple y simpático tienen títulos como Street Dreams (2009), Lords of Dogtown (2005) o Trashin’ (1986) donde el mítico patinador Tony Hawk hace de doble.

Manuel Salazar Ordoñez

Anuncios
Categorías:Deportes, PelículasEtiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: