Anuncios

Glass (Análisis de Cine): Para juzgar “según el cristal con que se mire”


Lo primero que debo decir de Glass (o Cristal, de ahí el juguetón título de esta columna), la película del cineasta indo estadounidense M. Night Shyamalan es que, a pesar de ser un filme sobre súper héroes y súper villanos, es muy diferente a lo que solemos ver de las casas de ideas de Marvel y DC Comics. Es, en suma, la conclusión adecuada a las anteriores cintas de esta trilogía cinematográfica que se inició (sin mayor sospecha del público) allá por el año 2000 con El Protegido (Unbreakable) y retomó vuelo el 2016 con el thriller Fragmentado (Split).

glass

Desde la primera película, protagonizada por un notoriamente más joven Bruce Willis (casi 20 años no pasan en vano) y un Samuel L. Jackson al que no se le sienten tanto los “almanaques”, M. Night Shyamalan planteó un debate sobre el surgimiento de los súper héroes en la cultura popular, que podríamos resumir en una interrogante que acompaña tanto a la trilogía y se acrecienta en este último capítulo cinemero que es Glass (actualmente en salas de cine peruanas y mundiales): ¿Entre los seres humanos podemos encontrar verdaderos súper héroes?

Por lo menos, en términos locales (hablo de Lima, Perú) he de decir que Glass es un éxito. En la función del jueves 17 de enero en la noche (día de su estreno) no entraba ni un alma más en la sala de cine. Y, me parece justificado. M. Night Shyamalan mantiene el vigor de las dos primeras de esta trilogía, aunque se le nota más emparentada a El Protector (por su temática) que a Fragmentado (a pesar de la notoria presencia de James McAvoy, no es un thriller como esta película del 2016).

La estructura narrativa de Glass no es trepidante como suele pasar con las popularísimas cintas del género súper heroico, se toma más de la primera hora inicial para introducirnos en la agobiante atmosfera del hospital mental donde están recluidos los tres personajes principales del elenco: Bruce Willis, James McAvoy y Samuel L. Jackson (como Mr. Glass). Sarah Paulson cumple muy bien su rol de psiquiatra que busca socavar la aparente fantasía del trío de autoproclamados súper seres.

Me gustaría decir que las interpretaciones son notables en Glass, pero ahí sí me encuentro en una decepción. Lo de Samuel L. Jackson y Bruce Willis es prácticamente un cliché, pues gran parte de sus trayectorias fílmicas se han desarrollado en actuaciones y personajes similares. En cambio, a McAvoy sí le hace bien la performance del hombre con 24 personalidades, no obstante, en Fragmentado tenía el espacio y el protagonismo para lucirse mejor.

glass1

Una de las características del director y guionista M. Night Shyamalan es otorgarles finales inesperados, vueltas de tuerca o simplemente sorpresas, a sus películas. Nunca mejor que con El Sexto Sentido y la situación fantasmal del personaje también interpretado por Bruce Willis, pero siempre son llamativos y originales sus conclusiones. Con Glass pasa otro tanto que no revelamos en nuestro compromiso de no spoilear.

Recomendamos ver Glass, sobretodo a todos los cultores del noveno arte, que como se sabe son los cómics.

Manuel Salazar Ordoñez

Anuncios
Categorías:Cómics, PelículasEtiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: