Anuncios

Colonia Dignidad: Un campo “nazi” en el Chile de Pinochet


Terminaba de ver la película, recientemente añadida a Netflix, Colonia (Colonia Dignidad), protagonizada por Emma Watson, Daniel Brühl y el fallecido Mikael Nyqvist, cuando me sumergí en Internet para comprobar la fidelidad de los hechos narrados en esta cinta. Y, es una de aquellas veces que “la realidad supera a la ficción”, lo que sucedió entre 1961 (año en que insípidamente se funda esta colonia en la comunidad Parral-Chile) hasta los tiempos más recientes en que se termina de desmantelar la ahora llamada Colonia Baviera son el preámbulo y el ocaso de una verdadera historia de horror, que tuvo su punto más fuerte en la dictadura de Augusto Pinochet (sobretodo a partir del año 1973 hasta 1990).

coloniadignidad1

auschwitzFotografías frontales de las instalaciones de Colonia Dignidad y del nefasto campo de la muerte de Auschwitz, notan la evidente semejanza

Hoy, hablar de Paul Schäfer y de su Colonia Dignidad sigue molestando a muchos, los que respaldan la dictadura de Pinochet intentan (en vano) de socavar ya no las denuncias, sino las sentencias emitidas sobre este caso. ¿Qué era la Colonia Dignidad? ¿Quién era Paul Schäfer? ¿Qué relación tuvo con el gobierno autocrático y asesino de Augusto Pinochet? Comenzaremos con Schäfer (1921-2010), miembro de las Juventudes Hitlerianas y de la fuerza aérea alemana en los años del nazismo y la Segunda Guerra Mundial. Después de la guerra, fundador de una fugaz misión social, de la que huye (también de Alemania) por acusaciones de violar niños. Algo que sería uno de los motores de la futura Colonia Dignidad.

América del Sur, sobretodo en los países sureños, albergó a buena cantidad de prófugos nazis, aunque en realidad Schäfer no era un criminal de guerra. Sin embargo, el único rezago nazi que migraba no era el criminal propiamente dicho, sino también la ideología criminal. Paul Schäfer sí se sirvió de su siniestra capacidad para dirigir un campo de esclavos mentales, además de prisión para los opositores del régimen de Pinochet (a partir de 1973) y formación de interrogadores y torturadores desalmados.

paulschaferPaul Schäfer, fundador de la Colonia Dignidad, fue apresado en 2005 por (entre otros crímenes) haber violado a más de 25 niños

 

Cuando Schäfer llegó a Chile con un puñado de inmigrantes alemanes no existe la certeza que supiera en qué se iba a convertir su secta, ósea el papel que protagonizaría años después en el régimen golpista de Augusto Pinochet. Pero sí adquirió y fundó la Colonia Dignidad en las afueras de Parral (Región del Maule), bajo el nombre legal de Sociedad Benefactora y Educacional Dignidad. La idea era repetir la experiencia que intentó recrear en su natal Alemania, con comuna de adoctrinados esclavos mentales, hombres separados de sus mujeres (abusadas físicamente) que a su vez eran separadas de sus hijos. Una “tapadera” útil para que Paul Schäfer manejara a su antojo las voluntades de sus adoctrinados, llevando la peor parte los niños varones (presas de sus enfermos apetitos sexuales).

coloniadignidad2Los niños fueron víctimas de las depravaciones de Paul Schäfer, hombre de confianza del regimén de Pinochet

Para un gobierno militar golpista, que indudablemente iba a encontrar seria oposición política de la izquierda, era propicio tener un lugar alejado de la ciudad donde llevar a sus “presos políticos”. Un sitio en que los derechos civiles desaparecieran por completo, donde personas aisladas de la sociedad y esclavizadas mentalmente cometieran torturas, asesinatos o se hicieran de la vista gorda ante actos cometidos por las fuerzas de la infame DINA (Dirección de Inteligencia Nacional) del General Manuel Contreras, amigo del propio Paul Schäfer y uno de los criminales más terribles al servicio de Pinochet.

Incluso, está documentada la visita del propio Augusto Pinochet, de su hijo y Contreras (en el 74). Así como la fabricación de armas químicas (con gas sarín), de un nutrido arsenal que pertenecería a las fuerzas del gobierno, adoctrinamiento: la sobrina de Pinochet y ex ministra Mónica Madariaga Gutiérrez (fallecida en 2009) no sólo reconoció haber estado presente en las instalaciones de la Colonia Dignidad, sino acusó a actuales personajes de la política chilena de haberse formado ideológicamente en dicha comunidad (en calidad de visitantes).

pinochetEl General Augusto Pinochet, junto a su hijo, estuvieron en la Colonia Dignidad en 1974

Horror tras horror, que se derrumbó en los últimos años del gobierno de Pinochet, tras acusaciones de hombres y mujeres que lograron huir de la Colonia Dignidad a Europa y Estados Unidos. No fue automático, posterior a Augusto Pinochet con las justas se intentó retirar la personería jurídica de las instalaciones de la secta (en aquella época, fines de los años 90, se forjó la idea de cambiarle el nombre a Colonia Baviera). A Paul Schäfer no se le buscó apresar, pese a que ya era acusado de violar sexualmente a niños. Pero, en 1997, buscó huir a Argentina, donde fue capturado en el 2005. Pinochet nunca lo acusó de nada y no lo persiguió, recién en el 2004 se formalizaron acusaciones en su contra. Murió en prisión chilena en el año 2010.

Seguro, algún lector dirá: ¿Qué pruebas hay de todo esto? Un verdadero caudal, entre testimonios, documentos, las propias instalaciones, fotografías (disponibles para cualquier internauta, esta columna de opinión apenas consigna alguna fotografía pues no es un reportaje). Hasta los propios partidarios de Augusto Pinochet reconocen este terrible antecedente. Los gobiernos de Alemania y Chile han condenado a culpables, en algunos casos pagado reparaciones civiles (en este punto es importante subrayar que el consulado alemán en la Chile de Pinochet también tuvo un papel en la existencia de la Colonia Dignidad). No se pueden negar las atrocidades de Paul Schäfer y de la Colonia Dignidad. Como tampoco se puede tapar con un dedo como las agencias secretas del mundo (incluidas las estadounidenses y hasta las soviéticas, y como no las latinoamericanas) se documentaron y cebaron en los métodos nazis para hacer de la tortura la vía más eficaz para obtener información.

El mundo en el que vivimos no se libra del peso del pasado…

Manuel Salazar Ordoñez

Anuncios
Categorías:Derechos Humanos, Holocausto, Películas, Periodismo, PolíticaEtiquetas: , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: