Anuncios

Un escándalo y un humor muy inglés en tremenda miniserie


Después de ver a Hugh Grant en su rol del parlamentario británico Jeremy Thorpe en la miniserie A Very English Scandal-Un escándalo muy inglés, pugnaba para que se llevara el Globo de Oro. Claro que al revisar a los otros nominados recordé que esas series también las había visto y tenían como protagonistas a algunos de los mejores actores del mundo. Por que hay que ser sinceros y justos, en las categorías actorales cinematográficas no se repitió esa constelación de estrellas nominadas.

averyenglishscandal2Hugh Grant y Ben Whishaw presentan una polémica sobre la homosexualidad en la Inglaterra de los 60 en A Very English Scandal

Antonio Banderas, excelente en Genius: Picasso, Benedict Cumberbatch, formidable en todo lo que hace (aunque debo admitir que no he visto Patrick Melrose), Darren Criss estremecedor en El Asesinato de Gianni Versace, y Daniel Brühl, soberbio en The Alienist. Contra ellos competía Grant, y cualquiera podía ganar. Pero, lo de Darren Criss fue mejor (es cierto). Sin embargo, ello no quita que A Very English Scandal sea una delicia televisiva.

Una miniserie que exuda humor británico, pero también las complejidades de una mentalidad e idiosincrasia inglesa muy diferente a la estadounidense (que muchos televidentes identifican mejor por el caudal de producciones que suelen llegar a las pantallas latinoamericanas). No sólo podemos constatar las diferencias entre lo “gringo” y lo británico en la medida del escándalo sexual y social que aborda A Very English Scandal, sino en el meollo judicial en que desborda todo aquello.

El telón de fondo de A Very English Scandal es el momento más kitsch de Inglaterra, los años 60 de The Beatles, de James Bond, de Mick Jagger. Ubicado en ese peculiar contexto tenemos al romántico antagonista de Hugh Grant, el ganador del Globo de Oro a Mejor Actor Secundario por esta miniserie, Ben Whishaw. Su retrato del aparentemente desequilibrado y tímido Norman Scott se roba muchas de las escenas de esta serie.

No se puede analizar a A Very English Scandal sin referirnos al gran tema en el closet, la homosexualidad. En determinado momento un espectador no muy ligado a ciertas “costumbres inglesas” puede llegar a sorprenderse por la tan difundida ambigüedad sexual de tantos parlamentarios y nobles. Esto no es una falsedad, ni siquiera una especulación, es una certeza que la educación privada y elitista británica en instituciones escolares como la prestigiosa Eaton tenía estas consecuencias al encerrar a tantos adolescentes juntos.

La otra cara de la moneda es la deshumanizante ley que metía en prisión a los sospechosos de homosexualidad en el Reino Unido de los 60 y décadas posteriores. ¿Recuerdan la película El Código Enigma con Benedict Cumberbatch? Lo que le sucedió al hombre que descubrió el código de las comunicaciones nazis y que, a la postre, le permitió a Inglaterra ganar la Segunda Guerra Mundial es una terrible realidad de la que, asimismo, se refiere A Very English Scandal. Hoy en día, es sabido que ser gay ya no es ningún escándalo en Gran Bretaña, donde Elton John es ídolo máximo.

averyenglishscandal1La interpretación de Ben Whishaw le valió un Globo de Oro a la miniserie de la BBC A Very English Scandal

Un regalo final de A Very English Scandal es la representación de las cuitas de poder en el Parlamento inglés. Ya lo ve, todo esto se lo ofrece una miniserie que pronto se estrenará por Amazon Prime Video.

Manuel Salazar Ordoñez

Anuncios
Categorías:Series de TVEtiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: