Anuncios

Mrs. Maisel, This Is Us, Riverdale y sus nuevas temporadas (Análisis)


A pesar de mis acostumbradas recomendaciones de estrenos cinematográficos, hoy jueves 27 de diciembre la cartelera apenas le da espacio a un filme que merecería mayor difusión, se le puede ver sólo en una que otra sala. Me refiero a No Te Preocupes, No Irá Lejos (Don’t Worry, He Won’t Get Far on Foot). Los créditos de esta cinta hablan por si misma, se le describe como otra de las grandes actuaciones del siempre eficaz Joaquin Phoenix, con el co protagonismo del nominado al Oscar (también por su rol de reparto en El Lobo de Wall Street) Jonah Hill. Además de ser dirigida por el totémico Gus Van Sant, creador de Mi Idaho Privado (donde se lucía el recordado hermano de Joaquin, River Phoenix), Harvey Milk y En Busca del Destino (con Matt Damon y Ben Affleck).

notepreocupesnoiralejosNo Te Preocupes, No Irá Lejos, el estreno de esta semana

No Te Preocupes, No Irá Lejos es la historia real de John Callahan, un hombre que a sus 21 años quedó paralitico (en medio de los convulsionados años 70). Un argumento como este, en apariencia lacrimógeno a más no poder, cambia en manos como las de Gus Van Sant y Joaquin Phoenix. Hay muy buenas referencias de este estreno, y tal como mencione hace una semana, otras opciones son la realmente sorprende Spider-Man: Un Nuevo Universo y El Regreso de Mary Poppins (que comentaré este fin de semana).

Entonces, ¿qué hacemos en estas líneas?, pues comentar algunas de las series de televisión que este bloguero sigue más asiduamente. Voy a hablar de cuatro de mis favoritas, cuyos argumentos ya he comentado con anterioridad y puedes leer al linkear el nombre de cada una de ellas. Comenzamos con La Maravillosa Señora Maisel, que ya estrenó su segunda temporada por Amazon Prime Video, y que además de sus galardones (ganadora del Globo de Oro y el Emmy) es realmente muy buena.

Las cuatro nuevas temporadas de estas series

En este segundo año, la historia ficticia de la que sería la primera comediante de stand by en los Estados Unidos de los años 50 no decae ni en calidad ni en argumento. Sigue teniendo ese sabor a obra de Woody Allen (aunque este cineasta no tiene nada que ver con la serie), con hermosos escenarios neoyorquinos, y esta vez también parisinos de la época. Divertida y reflexiva, con la gran actuación de Rachel Brosnahan como la protagonista, y su co estrella que se roba la atención del público, la ahombrada Alex Borstein. Imperdible el patriarca Maisel que en su carácter extra conservador y súper serio termina siendo de lo más cómico: Tony Shalhoub.

Por su parte, This Is Us sigue teniéndonos en vilo con su argumento pro familia, pro sentimientos y nostalgia al por mayor. Yo pensé que tras descubrir como moría Jack Pearson, la serie iba a decaer, pero no ha sido así. En su tercera temporada la observamos contándonos otros detalles de la familia Pearson, y tal como se vislumbró al concluir el segundo año, en este nuevo ciclo se da una mirada al futuro, además de seguir contando las historias del pasado y del presente. Todavía es muy recomendable verla con tu cajita de Kleenex al costado.

De Riverdale no se debe esperar demasiado, las peripecias de Archie y sus amigos siguen ahondando en los misterios pueblerinos donde sus padres siempre son los mayores sospechosos de crímenes horrendos. Queda claro que del Archie de las tiras clásicas ya no queda nada, y todavía se pueden ver adictivamente los episodios de esta tercera temporada. Con el protagonista en la cárcel, y Jughead, Betty y Verónica amenazados por nuevos peligros, la serie sigue siendo recomendable para los aficionados a las ficciones juveniles y truculentas. Ojo, esta fórmula podría llegar a cansar en caso de una cuarta o quinta temporada.

Mientras, con el quinto año de How to Get Away with Murder, tendría que ser duro. Ni la excelente actuación de Viola Davis logra engañar al televidente que ve una vez más la repetición de una idea que es con ciertas variantes es lo mismo que vemos desde su primer año. Es más, la noción de una abogada de carácter dictatorial e inescrupulosa que va resolviendo una sub trama mientras una trama más grande envuelve a toda la temporada (con un fatal acto criminal) ya sea había visto en la serie Damages, con Glenn Close, que vimos del 2007 al 2012 (en cuatro temporadas con un lapso al medio). Volviendo a How to Get Away with Murder, desde la muerte de Wes Gibbins en el 2016 no me he vuelto a sorprender con este drama televisivo.

Manuel Salazar Ordoñez

Anuncios
Categorías:Películas, Series de TVEtiquetas: , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: