River Plate campeón de la Copa Libertadores: Final sudamericana en Madrid


Veo seguido fútbol español y eso se puede desprender de las publicaciones de mi blog, pero este domingo de referéndum en el Perú sintonice el partido final de Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors. No lo vi porque se jugaba en el Santiago Bernabéu, reducto del Real Madrid, sino dado que me acomodé a verlo hace ya un par de semanas cuando sucedió el escándalo en el Monumental de Núñez. River Plate terminó siendo, con justicia, campeón de la Libertadores ante un Boca Juniors que dio hasta la última cuota de sacrificio.

riverplate1River Plate es campeón de la Copa Libertadores 2018, tras ganar a Boca Juniors en el Santiago Bernabéu

Lo primero que debería destacar, al confrontar este partido con los enfrentamientos entre el Real Madrid y el FC Barcelona que suele albergar el Bernabéu, es la diferencia de estilos. Un choque muy intenso, con mucha fuerza, y muchos yerros. El fútbol, cuando eran once contra once, no era fluido. Salvo el gol del colombiano Juan Fernando Quintero, no se vio otra definición exquisita. En los goles de Darío Benedetto y Lucas Pratto se puede hablar tanto de virtudes básicas de un delantero, como de errores defensivos. La última anotación, la de Gonzalo Nicolás Martínez, ya fue hasta sin arquero.

Ambos clubes argentinos se midieron y tuvieron el control en distintas facetas del partido, Boca tomó el timón al inicio del partido y transformó ese ataque más incisivo en el gol de Benedetto. Ya para la segunda parte, la figura de Ignacio Fernández creció en River, justamente él habilitó a Pratto para decretar el empate. Paridad que forzaría los minutos suplementarios, y que serían el principio del fin de un Boca Juniors que llegó con tremenda merma física a estas instancias finales.

Matías Biscay (el asistente técnico de Marcelo Gallardo, que lo viene reemplazando por una sanción) movió mejor su banca que Guillermo Barros Schelotto. Dio descanso a los jugadores más cansados y también a los amonestados, como Leonardo Ponzio y Gonzalo Montiel. Benedetto salió por Ramón Ábila, goleador xeneize, pero “Wanchope” nunca lució cómodo en esta final. Lo de Fernando Gago ya es una fatalidad inoportuna, se lesionó gravemente en el momento en que más se le necesitaba.

riverbocaAquí vemos la fuerza con la que se jugó esta final de Libertadores, justamente el xeneize Wilmar Barrios sería injustamente expulsado

Siendo justos, un error del árbitro uruguayo Carlos Cunha fue bisagra en este partido crucial. La expulsión del colombiano Wilmar Barrios fue injusta, y desarmó la estrategia de variantes de Barros Schelotto que se vio forzado a dejar en cancha a un Julio Buffarini lesionado. Además, de jugar con diez, y luego con nueve (tras la salida de Gago) casi treinta minutos ante un River Plate completo. El mero pundonor a veces no puede subsanar ciertos obstáculos. Los “millonarios” se llevan la Copa Libertadores con justicia, y a Boca toca aplaudirlos.

Eso sí, por favor, que no se haga costumbre de ver fútbol argentino en España. A menos que sean cracks como Messi.

Manuel Salazar Ordoñez

Categorías:FútbolEtiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: