Anuncios

Bernardo Bertolucci y el exceso, una gran escena no justificaba un crimen


Un talento cinematográfico como Bernardo Bertolucci no es necesariamente sinónimo de un hombre bueno, probo y justo. Ayer, 26 de noviembre de 2018, homenajeaba este blog al gran cineasta parmesano que dejó esta vida terrenal. Hoy, es justo y necesario recordar que, tal y como decíamos, era un realizador trasgresor de límites, entre ellos las fronteras de lo criminal (así de fuerte, pues Bertolucci hoy podría haber ido a prisión por algunas de las cosas que hizo), la decencia y la más mínima sensibilidad humana.

bertolucci2Esta escena de violación sexual entre Marlon Brando y Maria Schneider de El Último Tango en París fue un ultraje real

Vamos de frente al peor de sus pecados, la violación sexual de una actriz. Maria Schneider es forzada por Marlon Brando en El Último Tango en París, hasta ahí uno pensaba y lo hicimos durante décadas que se trataba de una escena dura en una película que rompía los moldes. Sería el propio Bernardo Bertolucci quien derribaría esa ficción, contando (sin arrepentimiento evidente) que Schneider desconocía del tenor y salvajismo de la toma, algo que sólo él y Brando sabían.

Las propias palabras de Bernardo Bertolucci lo aseveran “quería la reacción de una chica, no de una actriz (…) No quería que Maria fingiese la humillación, quería que la sintiera. Los gritos, el ‘¡no, no!’. Después me odiaría toda su vida”. Terribles palabras, y, sobretodo, actos de un hombre que jugaba al titiritero con sus actores. En este 2018, que puede dejar mucho que desear, pero ha evolucionado en ciertos aspectos, Bertolucci no solamente sería odiado (como lo fue por muchos, luego de conocerse en 2013 estas confesiones) sino habría ido a prisión.

Es parte de las funciones de un gran cineasta sacar lo mejor de su elenco, pero eso no te da licencia para “jugar” y violentar con ellos o a ellos. Así lo demuestran, por poner ejemplos justamente de abuso sexual, otras tremendas escenas que quedaron en la retina del espectador como son la violación de Jodie Foster en Acusados (1988) o la más reciente cinta francesa Elle (2016) donde Isabelle Huppert es brutalmente ultrajada, aunque en estos dos casos se trata de total actuación. Lo de El Último Tango en París era muy factible de conseguir sin llegar al salvajismo y el crimen del Señor Bertolucci.

La exposición de dos niños masturbándose, no insinuándolo como hemos visto en varias películas, sino en explícito acto era totalmente innecesaria para un filme tan memorable como Novecento. Sin embargo, ahí está la escena filmada en la misma complicidad y permisividad de unos años 70 donde el cine aguantó demasiado. Al tratarse de niños, seguramente, muchos coincidirán que lo recomendable y moral y éticamente correcto es no mostrar aquello que puede vulnerarlos, pero Bernardo Bertolucci parecía comprender el mundo de una manera extrañamente particular.

bertolucci3Estos dos niños protagonizan una innecesaria escena de masturbación explícita en Novecento de Bertolucci

Vamos a cerrar esta columna detallando algo, la razón de hablar hoy de estos aspectos negativos de la vida de un genio del cine como Bernardo Bertolucci. No lo hice ayer por respeto, y porque, así como detesto actitudes como las evidenciadas en esta columna, no deja de ser cierto lo expresado en su homenaje. Lo hago hoy, a un día de su muerte, en contrapeso. Un hombre es luces y sombras, y así hay que tenerlo en cuenta, se aprende de sus virtudes y se condena sus defectos.

Manuel Salazar Ordoñez

Anuncios
Categorías:Películas, PersonajesEtiquetas: , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: