Anuncios

Absolución de Urresti: Una mirada a la bestia judicial y política


Antes de iniciar esta crónica de opinión sobre la injusticia cometida ayer (jueves cuatro de octubre) desde la Sala Penal Nacional (la bestia o monstruo judicial al que hago referencia en el título) donde se absolvió a Daniel Urresti Elera por el asesinato al periodista Hugo Bustíos Saavedra, quiero aclarar un punto determinante que suele confundir a los lectores. No se trata de una acusación contra el candidato a alcalde, sino contra el coautor del homicidio a un periodista que desde el peligroso Ayacucho de fines de los 80 cumplía una labor de denuncia social. Aquí no se trataba de bajarse a nadie de su carrera electoral, sino de una justicia que se ha clamado desde hace años.

danielurresti1Daniel Urresti fue enfrentado por la valiente pobladora ayacuchana Ysabel Rodríguez Chipana. Pero esta Corte desestimó el testimonio de la testigo

Durante las más de tres horas de lectura de la sentencia, estaba sentado detrás de los tres hijos de Hugo Bustíos, viendo el extrañamente relajado rostro de Daniel Urresti rodeado por su camarilla de ex compañeros de armas (que, increíblemente, a pesar de tener una formación castrense no guardaban el comportamiento adecuado en un tribunal), escuchando atentamente todas las partes de un legajo extenso. En la lectura de toda la recopilación de este proceso se les dio crédito a testimonios cruciales de la acusación como el del capitán del Ejército, Amador Vidal Sanbento (a) Ojos de Gato, uno de los militares homicidas del periodista que señaló directamente a Daniel Urresti Elera como cómplice del crimen.

Además del testimonio de Vidal Sanbento, el testimonio clave de Ysabel Rodríguez Chipana quien presenció el homicidio de Hugo Bustíos y reconoció a Daniel Urresti como uno de los asesinos. Esta mujer del campo ayacuchano había sido víctima de violación sexual de parte del hoy candidato a alcalde por la cuestionada agrupación política Podemos Perú. Según lo leído en el legajo recopilatorio, en su momento la declaración de Rodríguez Chipana no sólo fue aceptada sino que fue considerada como “coherente”.

Sin embargo, al momento de emitir sentencia, el Colegiado B fue descartando estos testimonios y otras pruebas de la acusación. A Amador Vidal Sanbento se le “interpretó” (¿en estas instancias cabe que se descarte un testimonio por una peregrina interpretación?) como un testigo que buscaba deslindar culpas al señalar a Urresti. Una ridiculez pues ya el hombre conocido como “Ojos de Gato” cumple prisión. Lo de Ysabel Rodríguez Chipana ya raya en lo racista, prejuicioso y machista. Una mujer que tiene la entereza de enfrentar a su violador-Urresti- y denunciarlo (tras comprobarse que su humilde vivienda estaba en la zona del crimen) debe soportar que su testimonio se desvirtué por tener algún resentimiento contra el acusado. Otra antojadiza interpretación.

Sin embargo, sí se aceptan como pruebas los testimonios de los entonces soldados del Cuartel de Castropampa que atestiguan haber visto el día del crimen a Urresti en las dependencias militares. No obstante, me pregunto: ¿Qué tan creíbles y qué tan “libres” son las declaraciones de miembros de las FFAA en un caso contra un compañero retirado? ¿Acaso este tribunal no conoce del llamado espíritu de cuerpo? ¿Por qué estos testimonios sí son avalados y los de Vidal Sanbento y Rodríguez Chipana no? Sobre esta humilde mujer, hay que recordar que Daniel Urresti no sólo se burló de ella, sino que en su momento la acusó de terrorista (algo que fue descartado y reconocido como una vil mentira).

Hoy, más que nunca, me aúno a las sentidas palabras de la hija de Hugo Bustíos, Sharmeli Bustíos: “¡Qué barato sale en este país matar a un periodista!”. Yo agregaría lo fácil que un desvergonzado puede subirse a la palestra y gracias a una sentencia irrisoria termina siendo candidato a la alcaldía. Hace unos días un lector me preguntó: ¿Por qué siempre nuestras autoridades terminan encarceladas? La respuesta es muy sencilla: porque elegimos criminales. Aprendamos a votar, señores.

hugobustiosLa Asociación Nacional de Periodistas ha acompañado a Sharmeli Bustíos y su familia en esta cruzada que seguirá adelante

Fuerza a la familia de Hugo Bustíos

Ya se está elevando este caso a nuevas instancias, Daniel Urresti arrastrará sus culpas a un nuevo escenario

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:Coyuntura, Derechos Humanos, Periodismo, PolíticaEtiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: