Anuncios

Cultura Pop Asiática: Bruce Lee es una leyenda por que se enfrentó a todo


No podemos hablar de cultura popular asiática y su herencia sin subrayar al chino más populsar del cine: Bruce Lee. Una leyenda que continúa vigente, un hombre que se adelantó a su época. Alguien, que a pesar de enfrentarse a una sociedad racista y prejuiciosa se las ingenió para imponer su talento, filosofía y personalidad, en un mercado tan complicado como el norteamericano. Sin embargo, su vida estuvo signada por un halo de mala suerte.

brucelee1

En el mejor momento de su carrera artística, cuando por fin había conseguido imponerse en los elitistas gustos de los productores estadounidenses, un inoportuno edema cerebral se lo llevó de este mundo. Claro, muchos dirán que gracias a ello pasó a erigirse como una leyenda, sobre todo si tenemos en cuenta que los llamados legendarios, suelen ser aquellos que murieron en su momento de mayor esplendor (como James Dean o John Lennon).

El camino al éxito de Lee fue arrasador, porque sí bien contaba con habilidades físicas y mentales envidiables, el ser un chino en los EEUU siempre le significó un obstáculo, tanto para los gringos como para sus propios compatriotas. Más aún, cuando decidió casarse con una mujer norteamericana, causando malestar en la familia de ambos.

Bruce residía en Norteamérica por recomendación de sus padres, pues se había metido en problemas durante su adolescencia, en Hong Kong. Curiosamente, él había nacido en San Francisco, cuando su progenitor realizaba un trabajo en dicha ciudad, circunstancia que le otorgaba la doble nacionalidad y que lo ayudó a afincarse en dicho país.

Para ganarse la vida y de paso impartir sus conocimientos en artes marciales, el joven Lee empezó a enseñar Wing Chun (un estilo de Kung Fu), que al poco tiempo fue ganando una serie de adeptos, incluyendo a estrellas del cine y el deporte como: Steve McQueen, Kareem Abdul Jabbar, James Coburn y Roman Polanski.

brucelee

Sin embargo, este estilo de arte era restringido solo a los chinos, por lo que Bruce fue retado por la comunidad china a un combate con el experto luchador Wong Jack Man, a quien superó, ganándose el derecho de seguir enseñando, pero de paso, sumó nuevos enemigos.

El estrellato y Bruce

No cabe duda de que el legado de Bruce Lee no sería tan conocido sin su paso por la actuación. En realidad, él llevaba la vena histriónica desde la cuna. Sus padres fueron artistas muy populares en China, y eso le abrió las puertas a participar en buena cantidad de cintas orientales cuando era niño. Claro que ahora estas no son más que una nota anecdótica.

El cine “gringo” no tenía un lugar para un actor como Lee, por lo que esté prefirió acercarse a la TV, donde participó como actor invitado en varias series conocidas, destacando en Ironside (con Raymond Burr, el recordado Perry Mason), Blondie (la versión televisiva del comic Lorenzo y Pepita) y Longstreet (donde personificó al sensei de un detective ciego).

Pero, su trabajo televisivo más conocido fue en El Avispón Verde, donde dio vida al ayudante del héroe interpretado por Van Williams. Kato (el personaje de Lee) se robaba el show, al punto que en China a la serie se le conoció como “El Show de Kato”. Este papel le dio la oportunidad de aparecer como artista invitado en la, entonces, popular adaptación de Batman y Robin.

Sin embargo, para sus fanáticos significó un insulto ver a su ídolo enfrentándose a una pelea con Burt Ward (el Robin más ridículo de la historia), y para colmo tener que ser derrotado por el encapuchado. No obstante, Kato fue el personaje que lo hizo estrella en el oriente, y gracias al cual terminaría llegando al sétimo arte.

Antes de regresar a China, Bruce Lee intentó, una vez más, conseguir un rol protagónico en una producción norteamericana. Él, junto al productor Fred Weintraub, había ideado un argumento para una serie donde un monje Shaolin viaja al oeste estadounidense a buscar a su hermano. Seguramente, ustedes sabrán que ese papel terminó siendo de David Carradine (en la recordada Kung Fu), a Bruce lo vetaron por ser “demasiado chino”.

brucelee3

Todos estos datos nos remiten a la actualidad, donde aún se mide a la gente por su color de piel, dejando de lado los verdaderos talentos que pueden causar impacto en su trabajo. Bruce es un hito cinematográfico, y lo que hemos contado es sólo el inició de una exitosa, aunque breve, carrera.

Seguiría Operación Dragón (1973). Luego llegaría la internacionalización y su vuelta triunfal a los Estados Unidos con El juego de la muerte (1978) y su inolvidable pelea con la estrella de la NBA Kareem Abdul- Jabbar (la cinta contaba con escenas grabadas de un Bruce Lee muerto hace años). Sin embargo, en su mejor momento la muerte nos lo arrebató en el año 1973. Pero la esencia y el recuerdo de Bruce Lee son totalmente inmortales.

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:Animes, Manga y C. Pop, Películas, PersonajesEtiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: