Anuncios

Bernardo Bertolucci en tres tempos


Tres películas del genial cineasta italiano Bernardo Bertolucci (76 años de edad), Novecento o 1900 (filmada en 1976), El Último Emperador (1987) y su más reciente cinta Tú y Yo (2012), nos muestra el talento de este artista parmesano.

“Alfredito y Olmo nacieron el mismo día, pero sus realidades no pudieron ser más distintas: uno el anhelado nieto del hacendado, otro el campesino bastardo que se su sumaba a una ya numerosa familia de apellido Dalco”. En su niñez aprendieron a ser amigos, aunque la diferencia de clases siempre estaría presente.

bertolucci1

Alfredo y Olmo jugaban en la hacienda, pero el campesino ya esbozaba su futuro como líder de los trabajadores, aunque su relación con la “tierra fértil” era tan intensa como la del heredero del fundo. Literalmente “se follaba la tierra”. Una de sus frecuentes peleas se enzarzó luego que el pudiente muchacho le enrostrara a Dalco que era “dueño de todo, incluso del propio Olmo”.

Una de las escenas más impresionantes y perdurables es la de un campesino que ante los insultos del terrateniente, quien lo llama “sordo” a pesar de ser un “orejón”, se corta la oreja con su herramienta de trabajo frente a todos sus compañeros de labores y desgracias. .- Novecento (1900) trata de la relación entre campesinos y terratenientes, del fascismo y las “camisas negras”, de una Italia que pasa por una transformación social en los primeros 45 años del Siglo XX (una de las mejores películas que este columnista ha visto, basta mencionar que sus protagonistas son Robert De Niro y Gerard Depardieu como Alfredo y Olmo ya hombres).

.——-.

Pu-Yi nació para ser emperador pero morirá siendo un simple jardinero. Una paradoja que sólo se puede dar en una China que pasó de monárquica a la república comunista que persiste en la actualidad. Para la seguridad del protagonista es “recluido” como gobernante de la Ciudad Prohibida, donde su niñez es la de un soberano pero separado de sus afectos familiares.

bertolucci2

Pu-Yi es instruido por un profesor británico, Reginald ‘R. J.’ Johnston (Peter O’Toole), quizás el único ser humano que sabe la compañía que le hace un minúsculo ratón. Él le compra una bicicleta y le enseña a montarla por los pasillos y jardines de la palaciega morada y prisión imperial.

Sin embargo, Pu-Yi entra en ser grave conflicto al enterarse que su madre a muerto en el exterior de la Ciudad Prohibida, a pesar que no la ve hace años. El adolescente emperador (interpretado por Tao Wu) intenta escapar de las murallas del palacio corriendo en su bicicleta, pero sus guardias le cierran las puertas en el último momento. Desesperado por su confinación coge a su roedor y lo estampa contra el portón quitándole la vida. De alguna manera lo liberó, ya que él no puede disponer de sus vida, Uno de sus tutores golpeará como castigo a la bicicleta la que responsabiliza por la crisis emocional del muchacho.- El Último Emperador, la historia de Pu-Yi poco conocida para

muchos es magistralmente narrada por Bernardo Bertolucci. Ganó el Oscar a Mejor Película.

.——-.

Lorenzo y Olivia son hermanos en la Roma actual. Sin embargo, prácticamente no se conocen nada. Él (Jacopo Olmo Antinori) es un muchacho de 14 años que prefiere encerrarse en su vida que estar con sus amigos del colegio, ella (Tea Falco) ya dejó hace un rato la adolescencia, pero esta le dejó un remanente su adicción a las drogas.

bertolucci3

En un acto más por desafiar los convencionalismos, exiliarse en su propio mundo y alejarse temporalmente de la presión materna, Lorenzo decide no asistir a un viaje escolar por darse unos “días” en el depósito del edificio donde convive con su madre. Con lo que no cuenta es con la visita inesperada de Olivia.

La relación entre ambos tiene “mecha corta”, pero ella se las apaña para dominar a su hermanito. Así Lorenzo va conociendo a su hermana, y hasta la asiste en su esfuerzo por dejar las drogas. En su última noche juntos, celebran bailando y tomando cerveza, antes de quedar dormidos él le pide que no vuelva a drogarse y ella le ruega que se abra al mundo no se recluya. Sin proponérselo ambos han estrechado vínculos de los que antes carecían. .- Tú y Yo no es una película de grandes ambiciones como las antes mencionadas, pero no deja de tener la mano maestra de Bernardo Bertolucci. La filmografía ha dejado grandes títulos como El Último Tango en París.

Manuel Salazar

 

Anuncios
Categorías:Películas, PersonajesEtiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: