Anuncios

El final del último nazi, expulsado de los EEUU y admitido a la fuerza por Alemania


Hay crímenes que no proscriben, horrores que ni el paso del tiempo puede camuflar, justicia (aunque sea a medias) que tarda pero, finalmente, llega. Ese es el caso del granjero (por lo menos como tal se hizo pasar) polaco Jakiw Palij, un miembro de las nefastas SS que fue parte de la maquinaria de muerte y genocidio nazi en un campo de concentración donde murieran unos 6 mil judíos en los tiempos de la Segunda Guerra Mundial.

viejonaziJakiw Palij, el último nazi, fue deportado a los 95 años de Nueva York a Alemania

Cuando se expulsa a un hombre enfermo, de 95 años de edad, del hogar que tuvo durante 70 años, alguno podría alegar falta de humanidad por parte de las autoridades norteamericanas. Pero, no es así, primero se trata de un inmigrante que mintió y estafó a los estadounidenses al momento de acceder a los EEUU. Negó su pasado nazi, y por lo tanto su ciudadanía fue revocada. Segundo, sus crímenes no son poca cosa, son de lesa humanidad y no proscriben.

Eso, sin tener en cuenta, que ninguna de las sanciones que reciba Jakiw Palij puede compararse con el tristísimo destino que tuvieron millones de ancianos judíos hacinados en guetos, trenes de ganado, gaseados en campos de la muerte o asesinados en los bosques de Europa por las SS y el resto de los nazis. Palij pasará sus últimos años obligado a vivir en un centro de cuidados geriátricos cerca de Münster (Alemania).

No se trata de ningún regreso triunfal al país teutón, que lo ven como un paria, sino de una medida de fuerza. Jakiw Palij se convirtió en un “apestado” durante sus últimas décadas en Nueva York. Desde que se comprobó su identidad y participación en los crímenes nazis, las autoridades estadounidenses pelearon por reportarlo pero Alemania se negaba sistemáticamente a aceptar al nazi. Finalmente, los Estados Unidos ganaron, y lo deportaron esta semana.

¿Por qué Alemania no juzga y condena a este nazi? Si bien es cierto lo reconocen como culpable, también es verdad que a los 95 años ningún juzgado condenaría a prisión efectiva a un hombre de esa edad. Otra cosa son las constantes acusaciones a una justicia laxa y permisiva para con los criminales nazis en los tribunales alemanes desde los años 50. Ciertamente, muchos ex relacionados al régimen liderado por Adolf Hitler no sólo fueron exculpados, sino hasta ocuparon cargos de poder.

Lo que sucede en Alemania es más que un sesgo antisemita, un intento por no llenar las prisiones con sus ciudadanos tras una guerra que los dejó muy golpeados y hasta divididos. Incluso en la Alemania soviética se juzgaba con mucha más facilidad a los ex nazis que en la Alemania Federal (de patrocinio norteamericano). Los EEUU tampoco estuvieron libres de culpa en las fugas de los nazis, hasta concedieron asilo a hombres como Wernher von Braun (que usó mano de obra esclava) para convertirlo en el precursor del programa espacial de la NASA.

La expulsión de Jakiw Palij tiene más de justicia poética que de otra cosa. Fue el colectivo judío de una Nueva York pujante que protestó año tras año, coincidiendo con los homenajes del Día Internacional en Conmemoración de las Víctimas del Holocausto. Peso por peso, la comunidad judía en una ciudad cosmopolita como la neoyorquina es mucho poderosa que un viejo y empobrecido nazi, así como hace 80 años los nazis expulsaron a los hebreos de sus casas, esta vez sucedió al revés.

viejonazi2Los jóvenes de la comunidad judía neoyorkina lograron expulsar al último nazi de los EEUU

Un tremendamente justo final para el que probablemente es el último nazi, más allá del resurgimiento de ideas fascistas y movimientos de pandillas neonazis, ninguna de estas realidades se asemeja a los enajenados sueños y delirios de un genocida como Adolf Hitler, su Reich de los tres mil años es hoy sólo un fiasco que sobrevive en el recuerdo sólo gracias a su infamia.

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:Coyuntura, Derechos Humanos, HolocaustoEtiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: