Anuncios

Christopher Robin y Winnie The Pooh, bajo la lupa (Comentario)


Con la cinta (en cartelera) Christopher Robin: Un Reencuentro Inolvidable podemos deducir que se logra encerrar las dos caras creativas de la Disney: su fascinación por el lado tierno y entrañable, con una moraleja adjunta, y la indispensable (y, a veces, notoriamente innecesaria) locura divertida. Con esta historia donde el famoso oso Winnie The Pooh cobra vida, tenemos esas dos facetas arquetípicas del imperio cinematográfico de Walt Disney.

c.robin1Christopher Robin (Ewan McGregor) y el osito Winnie The Pooh tienen un reencuentro con altas y bajas

Pues, mientras la historia de un adulto que se desorientó en un mundo plagado de responsabilidades, perdiendo hasta la conexión con su entorno más íntimo (Ewan McGregor vuelve a cumplir con su rol de Christopher Robin, aunque es verdad que sus performances siempre son muy parecidas-como moldeadas), es bien representada. Y, el inesperado regreso de su mejor amigo de la infancia, el osito que pensaba producto de su imaginación resulta la adecuada dosis de magia Disney en un filme. Sin embargo, luego lo van deformando en pos de buscar taquilla.

Veamos, un Christopher Robin que de pronto se topa con ese osito de peluche que lo acompañaba en la época más divertida de su niñez, antes que la vida se le volviera un relato parecido a un libro de Charles Dickens (una trama que se resume en los créditos iniciales y guarda una irregular relación con la verdadera historia de A.A. Milne/creador de Winnie The Pooh y todos sus amigos del Bosque de los 100 Acres). Todo esto es divertido, pero guarda un sentido. Justamente, el sentido del reencuentro con el “niño interior” de C. Robin.

Incluso, ver al protagonista de regreso en el mágico escenario de sus aventuras infantiles y retomando el juego de siempre, ayudar a Winnie The Pooh a hallar a sus amigos perdidos, es bastante acertado. Pues así somos los seres humanos cuando nos reconectamos con nuestro pasado, regresamos a los “lugares comunes” que hemos archivado al fondo de nuestro subconsciente. Y, para este columnista de opinión, la película debió limitarse a ese toparse con sus raíces más recónditas.

Hasta ese punto, Christopher Robin: Un Reencuentro Inolvidable me parecía muy cercana a la recordada cinta Hook, el Retorno del Capitán Garfio (1991, que fuera dirigida por Steven Spielberg y protagonizada por Robin Williams, Dustin Hoffman y Julia Roberts). En ella, era Peter Pan quien se reencontraba con el País de Nunca Jamás. Pasado más de un cuarto de siglo, se podía volver a contar una historia parecida.

¿Dónde se equivoca Christopher Robin: Un Reencuentro Inolvidable? En la urgente necesidad de Disney para ofrecernos una escena de divertida locura en Londres. La productora del Ratón Mickey parece un niño travieso que no se aguanta las ganas de patear el tablero de una trama sostenible, coherente y tierna, tiene la obsesiva compulsión por soltar la rienda a sus personajes y su inacabable fuente de recursos financieros y efectos especiales para darnos ese “desmadre” como corolario.

c.robin2La ternura de Winnie The Pooh y sus amigos es uno de los grandes “jales” de Christopher Robin: Un Reencuentro Inolvidable

Igual, amigo lector, Christopher Robin: Un Reencuentro Inolvidable es una genial excusa para ir al cine en familia, divertirte codo a codo con tus hijos y de paso recordar que ser “adulto” no pasa necesariamente por olvidar del todo lo que es ser “niño”.

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:PelículasEtiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: