Anuncios

Locomía: Cuando el abanico se cierra. Un salto al pasado


Lima, años 90. La música de bandas hispanoamericanas como Locomía, Magneto, Mercurio o Garibaldi estaba muy de moda. Las mujeres tenían sus dormitorios, cuadernos, agendas, mochilas todas llenas de imágenes de estos cantantes y bailarines. Los hombres se aprendían los pasos de baile, tengo muchos amigos que bailaban Locovox y nunca se preocuparon si los muchachos de Locomía eran gays o no (resultaba bastante evidente que por lo menos el formato calificaba de andrógino).

locomia2En la foto Frank Romero murió hace unos días, fue un Locomía y otro de los integrantes, Santos Blanco, falleció hace un mes

De lejos, Locomía se adelantó a su época, ya fuera por el atuendo fusión de uniforme con el estilo de David Bowie como el Rey Duende del filme Laberinto. Los abanicos, tan ibéricos como la banda misma, era el cierre perfecto de los trajes que incluían zapatos grandes y puntiagudos, además de hombreras. Los abanicos no eran meros accesorios, la propuesta artística los utilizaba como parte del baile y acompañante visual del canto.

Quizás, por todo ello, en el Perú las muertes de Santos Blanco y Frank Romero llamaron la atención mediática y fueron tendencia en redes sociales. El hecho más saltante es que se sucedieron en apenas un mes, uno murió el 15 de junio y el otro el 16 de julio. Sus decesos no se deben ni a excesos ni a nada raro, un mal cerebral y una muerte tranquila mientras dormía (Blanco). En todo caso, lo noticioso, reside en su calidad de indigente en la que murió asilado en Covadonga (España).

Ya que hablamos del Perú y su fugaz nexo con Locomía, habría que subrayar que ninguno de los dos fallecidos fue parte de la formación que dejó huella en los años 90. Nosotros conocimos a Xavier Font, Manuel Arjona, Carlos Armas y Juan Antonio Fuentes, y, en su momento, a Francesc Picas que sustituyó a Font. Blanco y Romero se integraron luego, Locomía la siguió moviendo en Europa aún en el nuevo siglo.

Igual, la trágica noticia de esta doble muerte no sólo se respeta, sino que nos sirve para recordarnos tiempos pasados, más sencillos y más inocentes. Como decíamos en el párrafo inicial de esta columna no sólo Locomía era parte de la movida internacional de los 90. Más adolescentes y tomando la posta de los boricuas de Menudo, los mexicanos de Magneto y de Mercurio alocaban a las escolares y hasta las universitarias.

Las propuestas de Magneto y Mercurio eran muy similares, aunque la segunda tenía una concepción más de cómic, fueron los primeros que se hicieron “caseritos” con temas como Vuela, Vuela o La Puerta del Colegio. Y, así, ya se juntaron el año pasado en una gira que incluyó al Perú (realmente sólo en Tacna, por dificultades no actuaron ni en Lima ni en Arequipa) y este 20 de octubre sí lo harán en el Club Lawn Tennis de Jesús María.

magnetomercurio¿Los reconoces? Son los ex muchachos de Magneto y Mercurio, ya creciditos y prestos a volver a Perú

A este paso, en algún momento tendremos a H2O y a Garibaldi por estos rumbos. En fin, la idea es divertir y festejar, la música perdura en el recuerdo colectivo y se le puede extraer del baúl de los recuerdos.

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:MúsicaEtiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: