Anuncios

El Último Traje (Cine): Sobreviviendo al Holocausto en el Siglo XXI


Después de ver los partidos del Mundial Rusia 2018 buscas ir al cine y ver una película que te deje algo para reflexionar y comentar, la cinta argentino-española El Último Traje debería ser tu elección. Es un drama bien llevado que a pesar de la sensibilidad impresa en toda realización sobre el Holocausto Nazi no cae en un exceso de melodrama, más bien matiza con un sesgo de comedia que tampoco vulgariza un tema como el genocidio a los judíos europeos perpetrado entre 1933 a 1945 en Alemania y los territorios ocupados por las huestes de Adolf Hitler.

elultimotraje3El Último Traje es una road movie sobre un sobreviviente del Holocausto que debe regresar a Polonia

El Último Traje, dirigida por Pablo Solarz, es llevada con maestría, discurre con agilidad contando una historia que va desde un alegato por el rol de la tercera edad dentro de nuestra sociedad (un aspecto que el sétimo arte hispanoamericano aborda con interés), deviniendo en una road movie (película de viaje) y un relato de amistad. Todo ello entrelazado por los flashbacks que registran la memoria del sobreviviente al horror: Abraham Bursztein (soberbia interpretación de Miguel Ángel Solá).

Cuando me refería al tono de comedia que tienen algunas escenas, me circunscribo a secuencias como las del viaje por avión donde más puede la astucia del anciano que busca comodidad por sobre la inocencia de la juventud. El tono urbano de España y de la propia Polonia es bien aprovechado. Y, de esta manera, nos internamos en una producción netamente humana que me trae a la mente el excelente filme Recuerdos Secretos (2015/Remember), un thriller también sobre longevos sobrevivientes del Holocausto con el protagonismo del incombustible Christopher Plummer.

Otro detalle que tenemos con El Último Traje es el standard de los personajes secundarios con el drama del Holocausto. Leo (Martín Piroyansky, un director y actor que ya ha participado de cintas sobre este tópico como Cara de queso —mi primer ghetto—) representa al hombre que desconoce los sucesos del genocidio. Ingrid (la actriz alemana Julia Beerhold) da vida a la nueva generación de una Alemania que busca reparar los horrores del pasado. O a Claudia (Natalia Verbeke) como la familia que consciente o inconscientemente procuran ignorar el doloroso pasado del padre.

Ángela Molina le pone ese sello femenino a El Último Traje, el romance otoñal del protagonista. Si quieren, este personaje es el único que me suena a cliché, a un agregado que el cine tiene la manía de adjuntar a toda historia: el amor de pareja. No es una crítica a la actuación de Molina como la hotelera María, que es una efectiva performance. Sino a la necesidad de siempre sumar un momento amoroso en la pantalla.

elultimotraje2Los recuerdos del horror nazi acompañan al protagonista a modo de flashbacks

Constantemente escucho el comentario sobre la gran cantidad de películas sobre el Holocausto, sobre este particular tendría mucho que decir, pero voy a exponer dos verdades irrebatibles. Primero que nada, existe esta gama de historias porque tienen un público, caso contrario por más apoyo o no de la comunidad judía simplemente dejarían de realizarse. Además, está la capacidad para darle nuevos giros al tema, aquí tenemos al sobreviviente del Campo de la Muerte inmerso en el Siglo XXI.

Ya lo sabe, no deje pasar esta buena película, vaya a ver El Último Traje.

Manuel Salazar

 

Anuncios
Categorías:PelículasEtiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: