Anuncios

Cattone presenta un retrato digno y entretenido de la tercera edad en Vivir es Formidable


Dos ancianos sentados en una banca de un parque es una imagen que se ve en todo el mundo, tan común que ni nos preguntamos de qué estarán conversando, pasamos de largo y ya. Pero esta vez, Osvaldo Cattone nos da la oportunidad de introducirnos en medio de esta dinámica muy propia de la tercera edad, gracias a la recientemente estrenada obra teatral Vivir es Formidable. Cattone y el primer actor Carlos Gassols nos regalan una puesta en escena ciertamente imperdible.

viviresformidablecattone2

Sólo con nombrar a estos dos actores (Cattone y Gassols), además de la presencia de Pilar Brescia y de Gerardo Zamora, debería ser suficiente para congregar a un nutrido grupo de espectadores. Pero, más allá de los intérpretes, Vivir es Formidable es una muy entretenida historia, que así de manera sencilla (nunca cambia de escenografía) te va dejando muchas reflexiones sobre la vida, la vejez, la experiencia, la tecnología y la tolerancia.

Una noción que uno extrae de Vivir es Formidable es que uno puede dar y sentirse gratificado, el personaje de Osvaldo Cattone es un poco el Quijote de barrio que aún persevera dentro de una sociedad cada vez más deshumanizante. Mientras, Carlos Gassols es el “cable a tierra” de este soñador bien intencionado. La presencia de varios actores jóvenes como los demás miembros de la comunidad es, también, la oportunidad de recibir un legado de los veteranos del histrionismo.

Vivir es Formidable es una versión libre (me parece que de una obra española) de Chalo Gambino (profuso colaborador de Osvaldo Cattone) que ubica a estos hombres de varias canas como personajes universales (pues funcionan para distintas realidades del mundo) pero intrínsecos en el ambiente miraflorino del Parque Kennedy. Este efecto le da un plus a la trama, pues la convierte en localista, nos habla de lugares y experiencias comunes.

Otro fundamento que recibimos de Vivir es Formidable es que un solo hombre puede impactar en muchos otros. Y, claro, uno dirá que tampoco es un tratamiento novedoso, que historias de ancianos bonachones hay muchas en el cine y el teatro, pero resulta siendo importante recordar que hombres y mujeres que han pasado por tantas etapas de vida tienen algo que decirnos, algo que transmitirnos.

El año pasado comentaba sobre El Padre (la obra que alejó momentáneamente a Osvaldo Cattone de su querido y emblemático Teatro Marsano), y claro ese montaje de Juan Carlos Fisher cortaba el aliento al tratar el tema del Alzheimer desde la perspectiva del paciente y no de los familiares (como suele hacerse). Cattone estuvo extraordinario como ese anciano que se perdía en sus confusiones mentales, pero con Vivir es Formidable nos trae a otro tipo de octogenario, el que sobrevive y ayuda a sobrevivir.

viviresformidablecattone1

Voy a ser muy claro, Vivir es Formidable es un homenaje no sólo a la tercera edad, sino a todas las edades, es una oda a la vida. Nos da lo que el entretenimiento pagado debe dar, motivos para sonreír, ya sea por las bromas típicas de una comedia teatral como por el trasfondo de una trama directa pero intensa a la vez. Hay que ir al Marsano y seguir aplaudiendo a Osvaldo Cattone y Carlos Gassols que nos siguen regalando su talento, y perseveran al pie del metafórico cañón. La temporada va hasta el 12 de agosto. Y las entradas se adquieren o en Teleticket o en la boletería del teatro.

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:TeatroEtiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: