Anuncios

Los derechos de la mujer contra los derechos del no nato: Un tema que no se resuelve con marchas


Personalmente ni me va ni me viene el éxito o fracaso de la Marcha por la Vida, sólo agradezco no vivir cerca a la Avenida Brasil para no soplarme los alborotos y griteríos típicos de estas movilizaciones. Pero, es de fácil lectura que una manifestación donde juntas a la Iglesia Católica y a las otras religiones cristianas (increíble que se junten en una hipocresía total, porque cotidianamente se atacan unas a otras) van a conseguir miles de adeptos. Yo he trabajado varios años en agrupaciones católicas y es un aparato bien aceitado conseguir convocatoria.

marchaporlavida1La Iglesia Católica tiene una maquinaria experta en concentraciones masivas

Ya una vez concentrados, con pancartas y toda la parafernalia, me sería más interesante pedirle a tanto entusiasta manifestante que defiendan sus argumentos en una conversación o un diálogo. Al leer sus opiniones en redes sociales compruebo en la mayoría de los casos que son más parecidos a los corderitos bíblicos que siguen al pastor, y que no están al nivel de ir más allá de consignas simplistas y elementales. Entonces, me toca concluir que la Iglesia no deja del todo su costumbre oscurantista del medioevo. Celebran y se nutren del poco conocimiento de sus fieles. ¿Por qué no los instruyen de una manera abierta y generan opiniones de verdad?

¿Cuántos dicen no al aborto y en circunstancias personales acuden a él? No son tan pocos como uno puede pensar, aunque es difícil comprobarlo pues al no existir un marco legal se hace clandestinamente y no se dan estadísticas. Pero, sin embargo, es muy fácil comprobar en grupos amicales que más de un conocido, católico y probablemente asistente a Marchas por la Vida, se ha practicado algún tipo de aborto. Hipocresía, hay padres de familia que vociferan contra el aborto, pero no lo pensarían dos veces al aconsejar a sus hijas practicarse uno después de una violación sexual, y sin ir tan lejos un embarazo adolescente.

Es más, ¿son conscientes estos muchachos que llenan las calles con la Marcha por la Vida de todo lo que la Iglesia Católica considera abortivo? Son abortivas, según los católicos, la Te de Cobre, el anillo, el ASA, las píldoras anticonceptivas y, por supuesto, la píldora del día siguiente. Las famosas inyecciones de Depo Proveda, el Norplant, la RU 486, y prácticamente cualquier avance de la ciencia médica en dicho sentido. Incluso, el condón es contrario a una Marcha por la Vida, dado que restringe las posibilidades de la misma y es inmoral para la Iglesia Católica.

Por eso una marcha es sólo la fotografía de un momento, y no una reflexión profunda. ¿Por qué se da una ley que permita el aborto en otros países? El Cardenal Juan Luis Cipriani en su acostumbrada incontinencia verbal para insultar a los demás sentenció a los que apoyan el aborto de “locos” y no es así. Primero, el marco legal comprende como ciudadanos peruanos a los “nacidos en el Perú” y no a los fetos. Por lo tanto, los derechos civiles, son aplicables a los ciudadanos. Ahí nomás se derrumbó la pretensión asumida que el artículo 2 inciso 1 sobre el “derecho a la vida” es para los no natos, es para nacidos y los protege de intentos de homicidio.

Aunque existe un hueco legal en el siguiente párrafo donde consignan “El concebido es sujeto de derecho en todo cuanto le favorece”, en qué aspectos le corresponden y en cuáles no. Por ejemplo, el código penal sí sanciona al aborto en el Perú, pero deja también interesantes vacíos como comparar a la interrupción de un embarazo por ser el hijo de una violación con el aborto de un feto por tener algún defecto físico (ambos reciben como máximo una pena de tres meses de cárcel que rara vez es efectiva).

Mi posición religiosa o ética sobre el aborto es tan mía que no necesito que los demás la compartan. Por eso puedo escuchar y entender los argumentos mucho más realistas de los que buscan la legalidad del mismo, porque sí igual se practica el aborto en el Perú, lo más importante pasa por garantizar la salud e integridad física de la mujer (sufren más peligro de muerte las de escasos recursos económicos) y, evidentemente, también entender los hogares donde un hijo más nace para morir de desnutrición. Un concepto que un hombre como Cipriani, que trabajó en provincias, me imagino que conoce.

juanluisciprianiEl Cardenal Juan Luis Cipriani hace una inusitada invocación al suicidio a los defensores del aborto

Vamos, finalmente, a las nuevamente miserables declaraciones del Cardenal Juan Luis Cipriani con respecto a la Marcha por la Vida: “Si no estás de acuerdo con la vida, suprime la tuya” indicó el arzobispo. ¿Invocación al suicidio? Pues un análisis sucinto saca esa conclusión y, sin importar explicaciones posteriores, uno se puede quedar con esa idea. Yo me pregunto, ¿el Vaticano escucha o lee las declaraciones de este hombre?, ¿las aprueba? Para este periodista lo mejor del 2018 es que le toca retirarse a Cipriani.

Manuel Salazar

 

Anuncios
Categorías:Coyuntura, Derechos Humanos, ReligiónEtiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: