Anuncios

Avengers: Infinity War y mis seis películas Marvel favoritas


Uno ya va planificando en su agenda el día y la hora en que irá a ver Avengers: Infinity War, claro que muchos ya hasta han comprado anticipadamente su entrada e incluso van a verla en su estreno de medianoche. Desde este blog te lanzamos nuestra lista de las seis mejores cintas de Marvel, debo hacer la salvedad que sólo incluyo títulos de los filmes adyacentes al universo de Los Vengadores, es decir X-Men o Deadpool no son incluidos en esta selección.

La mejor sigue siendo para este adepto al cine y a los cómics, Capitán América y el Soldado de Invierno (2014). Un eficaz ejercicio de intriga política, con un enemigo físico como The Winter Soldier (Sebastian Stan) y una mano siniestra en la solvente actuación del gran Robert Redford. Para el Capitán América (Chris Evans) no sólo significó enfrentarse a un viejo camarada, sino a un Estados Unidos muy distinto del que defendió en los años 40. Falcon (Anthony Mackie) y Black Widow (Scarlett Johansson) le ponen acción a la trama.

The Avengers (2012) era la primera película de un grupo de súper héroes extra populares que veíamos en la gran pantalla. Aquí hay que acotar que X-Men es más conocida como agrupación que con sus paladines por solitario (salvo Wolverine). La conjunción del Capitán América, Iron Man (Robert Downey Jr.), Thor (Chris Hemsworth) y Hulk (esta vez con Mark Ruffalo en gran forma, aunque siempre extrañaré a Edward Norton). Black Widow y Hawkeye (Jeremy Renner) en correctas coparticipaciones se enfrentan a Loki (Tom Hiddleston) y los invasores Chitauri. El cineasta Joss Whedon logra una mezcla de mucha acción, con trama introductoria, ingredientes cómicos y sin ver héroe sobre héroe en cada escena. Fue una pauta que desgraciadamente no siempre siguió la franquicia Marvel en sus posteriores filmes.

Muchos pueden no estar de acuerdo, pero a este periodista le encantó Iron Man 3 (2013). De las cintas del Hombre de Hierro, esta es la que tiene mayor corazón, la que muestra más la cara de Tony Stark (en realidad la de Robert Downey Jr.), sus debilidades y una singularidad del cómic de Iron Man, la tecnología como bandera. Guy Pearce la hace bien de villano, y aunque de primera impresión me molestó el rol bufonesco de El Mandarín, a una segunda revisada de la cinta se me antojó una cuota de hilaridad que sólo un grande como Ben Kingsley puede redondear. Dejó tal huella, que en Thor: Ragnarok (2017), Jeff Goldblum hace lo propio como el Grandmaster.

No es fácil mezclar una película típica adolescente con una cinta de súper héroes, pero Jon Watts lo consigue con Spider-Man: Homecoming (también del 2017). Tom Holland tenía un reto grande y hasta doble, no dejarse opacar por las anteriores interpretaciones de Tobey Maguire y Andrew Garfield, además de introducirse en un club ya integrado de héroes Marvel. Vamos a ser justos, al Spidey de Holland todos los quieren ver en acción en Avengers: Infinity War. La cinta se desplaza entre el drama típico adolescente, el humor aún más típico adolescente, y una historia de heroísmo. Muchos protestaron por la escena en que Peter Parker pierde los papeles al verse sepultado tras la pelea con el Buitre (muy bueno lo de Michael Keaton). Pero es esa justa escena la verdadera esencia del Hombre Araña, un chico que debe hacer proezas de grandes. ¿No le gustó? Véala de nuevo con la premisa que acabo de graficar.

Thor (2011) me llamó la atención desde la selección del director, el shakesperiano Kenneth Branagh. Además de tener a Anthony Hopkins como un Odín que no es meramente decorativo. Chris Hemsworth, a pesar de su figura de cuasi fisicoculturista o gracias a ella, le da a su interpretación el estilo de un dios nórdico. La película cuenta con las gestas contra los Gigantes de Hielo de Asgard y el relato de la caída del Dios en una Tierra extraña para él. Es la introducción de Renner como Ojo de Halcón, y del villano mejor interpretado de toda la filmografía Marvel, Loki. De comienzo a fin, una obra portentosa y la más cercana a los filmes épicos del estilo Señor de los Anillos o la serie Game of Thrones de la franquicia.

Dije seis películas y pienso restringirme a esa cantidad (aunque cuesta). Ant-Man (2015) enfoca a un héroe distinto. A un ladrón (Paul Rudd) que se vuelve un paladín. Un filme de redención, pero sin aires bíblicos. Nuevamente, más al estilo de Iron Man que al Doctor Strange (otra buena cinta del 2016), la tecnología tiene un lugar preferente. Algo que vemos en la adaptación del Hombre Hormiga es un mentor, Scott Lang recibe la tutela del original Ant-Man de los cómics: Hank Pym (muy solvente Michael Douglas). El villano, Corey Stoll, funciona bastante bien como Yellowjacket. Entretenida, y con la esperanza que la secuela logre reforzar al personaje dentro de la nueva era Marvel, tras la anunciada salida de varios actores.

El tintero está fresco, porque bien pude mencionar a Black Panther, Doctor Strange, Guardianes de la Galaxia y otras. No falta nada, Thanos es la amenaza y Los Vengadores enfrentan la batalla definitiva en Avengers: Infinity War, a partir de este 26 de abril.

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:Cómics, PelículasEtiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: