Anuncios

El Asesinato de Gianni Versace (Serie de TV): Las implicaciones de un crimen y el prejuicio policial


Acabo de terminar de ver American Crime History: El Asesinato de Gianni Versace (American Crime History: The Assassination of Gianni Versace, por su título en inglés) y desde ya puedo subrayar que no me deja tan entusiasmado como la primera temporada de la miniserie diseñada por el exitoso productor Ryan Murphy. American Crime History; The People v. O.J. Simpson es de lo mejorcito ofrecido por la televisión norteamericana en los últimos tiempos (sólo comparable a la también extraordinaria producción Big Little Lies).

americancrimestoryversace1Darren Criss interpreta al asesino de Gianni Versace en soberbia actuación

Uno de los motivos de esta desazón es el tiempo transcurrido entre la historia de O.J. Simpson (estrenada en el 2016) y la de Versace (lanzada en enero del 2018). Y, también es importante y justo resaltar que, aunque no llena los zapatos de la primera entrega de American Crime History, El Asesinato de Gianni Versace cuenta con grandes méritos, que la hace de visión imprescindible. Aborda lo que significaba ser un homosexual en los años 90. Sus riesgos y prejuicios. Los ocultamientos, lo suburbano, el coqueteo con personajes que podrían ser tipos normales o guardar siniestros peligros como Andrew Cuhanan, el asesino de Versace y otros cuatro hombres.

La interpretación de Darren Criss, a quien recordamos como el animoso enamorado de Kurt en Glee, es brillante. Estremecedora es otra palabra para describir a este sujeto, capaz de transitar de una faceta afable, agradable y educada, a un criminal salvaje y sádico. Me arriesgo a predecir que si American Crime History: El Asesinato de Gianni Versace fuera una película cinematográfica, la performance de Criss estaría cercana a la de Anthony Hopkins en el Silencio de los Inocentes (no igual, pero cerca) o a la de Anthony Perkins como el Noman Bates de Psicosis.

La homofobia nunca es un asunto sencillo de tratar, ni siquiera en nuestros tiempos donde ha habido un considerable avance en culturas como la estadounidense o europea (una pena que en el Perú sigamos en la retaguardia en dicho aspecto). Pero El Asesinato de Gianni Versace nos embulle en ese mundo, en parte por la dimensión del propio Versace que ya ha superado varios obstáculos gracias a su talento y los muchos fans que lo respaldaban en Miami. Y, la comparación de las otras víctimas de Cunahan, homosexuales sin el aval público de Versace que deben permanecer dentro del closet.

Ser gay en los años 90 de los EEUU, implicaba ir todos a las escasas discotecas y bares homosexuales, coquetear con prácticamente desconocidos en espacios donde confluían todo tipo de personas. Era un estado de “ponerse en manos de otros”, de confiar tu hogar, de exponer tu vulnerabilidad a veces en gente que no merecía tu confianza. Los Andrews Cunahans anónimos han perpetrado muchos crímenes semejantes y no fueron ni siquiera perseguidos por la policía, que veían estos casos como algo anecdótico.

Veamos a las víctimas de Cunahan, un millonario filántropo que hasta cerciorarse de su homosexualidad parecía prioridad para las autoridades y luego ya no tanto. Un ex marino y un joven arquitecto, ni siquiera merecieron mayor atención por la policía. Sólo cuando se victimó a Gianni Versace (Édgar Ramírez, de buena actuación) se vieron obligados a desplegar un ambicioso operativo, dado que estaban en el ojo público internacional.

americancrimestoryojsimpsonEn el 2016 se estrenó la primera temporada de esta serie sobre O.J. Simpson

Hay otro motivo más para ver American Crime History: El Asesinato de Gianni Versace, las actuaciones. Ya he destacado las buenas interpretaciones de Criss y Ramírez, pero uno debe ver a la española Penélope Cruz como Donatella Versace y al cantante Ricky Martin en el papel de la pareja sentimental de Versace, Antonio D’Amico. Este mismo año 2018 se lanza la tercera temporada sobre la negligencia gubernamental tras el Huracán Katrina en Nueva Orleans, Dennis Quaid personificará al ex Presidente George W. Bush y su ineficaz gestión en dicho drama humano. A no perderse ni la de Versace, ni esta otra. Televisión de la buena.

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:Series de TVEtiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: