Anuncios

Crímenes de Hollywood: Screech de Salvados por la Campana, Anakin Skywalker y otras estrellas infantiles “estrelladas”


Cuando le ofrecen a un niño o niña la oportunidad de salir en una película o una serie de televisión es seguro que parece un sueño. Muchos creerán que será un boleto a la fama, a la popularidad entre tus amigos no famosos, y además mucho dinero. Pero, la realidad se parece mucho más a la mostrada por el cineasta David Cronenberg en el filme del 2014 Polvo de Estrellas (Maps to the Stars– que se puede ver por Netflix). Egos sobredimensionados, persecución de fanáticos y la pérdida del espacio vital, además de casos de abuso sexual que están saliendo por debajo del tapete de Hollywood.

crimeneshollywoodedwardfurlong

El niño de Terminator antes de convertirse en un caso policial

Justamente, todo ello me llevó a integrar este nuevo capítulo de la serie de columnas semanales sobre Crímenes de Hollywood (que inició en marzo y se prolongará hasta fines de abril, todos los domingos). Son muchos los casos de estrellas infantiles que encontraron algo más que fama en sus vidas. Los vicios, y los excesos que suelen acompañar a las drogas y el alcohol. Edward Furlong sorprendió como el pequeño John Connors en Terminator 2. Supo darle humanidad al robótico personaje de Arnold Schwarzenegger y, por si fuera poco, coprotagonizó la intensa Historia Americana X con Edward Norton.

Sin embargo, hoy Furlong es más recordado por la vez que tuvo que pasar una temporada en la cárcel tras golpear a su enamorada, Monica Keena, en un aeropuerto. Adicto a la cocaína, heroína, con intoxicaciones públicas, su carrera actual es un recuerdo, además de un sobrepeso notorio y un estado físico lamentable. Brad Renfro tenía 12 años cuando fue seleccionado por el cineasta Joel Schumacher para aparecer junto a Tommy Lee Jones y Susan Sarandon en El Cliente (1994), de ahí llegó a filmar 21 películas, una de ellas en una gran actuación junto al genial Ian McKellen. Tras varios episodios ligados a narcóticos, y algunos arrestos por robos y mala conducta pública, se encontró su cadáver en una habitación de hotel, por sobredosis.

crimeneshollywoodlindsaylohan

Lindsay Lohan en uno de sus momentos más tristes en un tribunal

Resulta curioso que dos actrices como Lindsay Lohan y Winona Ryder estén en el presente listado. La primera era la máxima estrella Disney, con filmes como Juego de Gemelas o Un Viernes de Locos. Sus vicios, la mala costumbre de conducir bajo estado de ebriedad, la obligó a rehabilitaciones y hasta un tiempo en prisión, hoy de vuelta en la actuación parece que recapacitó. Winona Ryder era una triunfadora, actriz de carácter, ex enamorada de Johnny Depp, y hasta dos veces nominada al Oscar. En 2001 robó ropa por cinco mil dólares en una tienda de la cadena Saks Fifth Avenue (resulta obvio, tratándose de una popular intérprete que podía pagar ese monto) y por ello fue arrestada, con recomendación terapéutica. Y, aunque declaro años después que no se arrepentía “pues no daño a nadie”, si dañó su carrera. En la actualidad ha recuperado terreno con la exitosa serie Stranger Things. A estas dos habría que añadir a la díscola Britney Spears, Paris Hilton y a una estrella que purgó prisión Amanda Bynes (ex figura de Nickelodeon). La Hilton pasó por la cárcel pero fue casi una farsa publicitaria.

Un caso que tiene mucho de tragedia es el del pequeño Anakin Skywalker, Jake Lloyd, de Star Wars Episodio I: La Amenaza Fantasma (1999). El pequeño Jake alucinó con el filme Terminator 2 (justo el protagonizado por Edward Furlong) y salió del cine repitiendo “Schwarzenegger” (¿podría escribir el apellido del buen Arnold a sus seis años de edad?). Tras aparecer en publicidades de Pepsi, fue seleccionado para hacer del niño que se convertiría en Darth Vader. La popularidad lo devoró, fue acosado por sus compañeros escolares al punto que hoy no aguanta ni ver películas de la saga creada por George Lucas, sus recuerdos de la cinta los desechó, y hasta acusa síntomas de esquizofrenia que le motivaron a atacar físicamente a su madre lo que lo llevó a un tiempo tras las rejas.

crimeneshollywoodscreech

Screech pasó de dar risa a a dar miedo en la vida real

Estrellas televisivas, el flacuchento y medio tontorrón de Screech en la comedia noventera Salvados por la Campana (Saveb by the Bell) creció y se hizo fuerte, Dustin Diamond (su nombre real) lucía mejor por fuera pero su interior era muy violento. Así lo demostró al apuñalar a un hombre que a su juicio piropeó a su novia. Fue a parar a la penitenciaria, no lo salvó la campana, pero sí un sistema legal blandengue que lo liberó en pocos meses. Mientras, el pequeño playero Hobie Buchannon, hijo del salvavidas Mitch Buchannon en Baywatch/Guardianes de la Bahía (David Hasselhof), llamado en la vida real Jeremy Jackson fue condenado a 270 días por apuñalar a una mujer, ya es un hombre pero lo castigaron como si siguiera siendo un mocoso.

crimeneshollywoodbaywatch

Días de playa entre el prontariado Jeremy Jackson y su “papá” David Hasselhoff

Errores de información, a Sage Stallone (hijo de Sylvester Stallone) lo acusaron (post mortem) hasta de narcotraficante, cuando hallaron ciertas substancias en la escena de su muerte de 2012. El joven actor, de 36 años de edad, trabajó con su padre en Rocky 5 y Daylight. Sufría de Arteriosclerosis lo que causó su muerte, las medicinas eran para tratar dicho mal. Total desinformación que todavía se encuentra en alguna nota en la web, el Power Ranger Rojo que asesinó a una pareja para robarles. Se trata del actor de reparto Skylar Deleon que apareció de extra infantil en un par de episodios de la conocida serie, nunca interpretó a uno de los paladines multicolores.

¿Por qué hay tantos ejemplos de estos (en realidad este es un listado donde omito muchos otros casos)? Pues, uno de los motivos podría ser los casos de abusos sexual que vienen apareciendo en denuncias como la que acusa a Charlie Sheen de tener relaciones sexuales con el niño Corey Haim (el jovencito de Lost Boys y Sin Licencia para Conducir). Dicho delito sexual se habría cometido en 1986, cuando el díscolo Charlie tenía 19 años y Haim 13. Corey Haim, muerto el 2010, a los 38 años, no puede contar su verdad. En los últimos tiempos, otro actor que alguna vez fue una estrella adolescente, Elijah Wood también denunció a la pedofilia como un crimen común en Hollywood, algo que él no sufrió gracias al extremo cuidado de sus padres.

crimeneshollywoodcharliesheen

En los entretelones de esta película de 1986, Charlie Sheen habría violado a Corey Haim (13 años)

Queda la lección, no todo lo que brilla es oro, y más aún cuando se trata de proteger a nuestros hijos. Hasta el próximo domingo y más Crímenes de Hollywood.

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:Crímenes de HollywoodEtiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: