Anuncios

Quioscos saludables en los colegios de Lima: Niños más sanos a regañadientes


La verdad es necesario, sobretodo si nos vemos como reflejo de lo que serán nuestros hijos. Muchos padres de familia, y en mi caso tío, no somos exactamente esbeltos y hemos crecido consumiendo grasas, frituras, gaseosas, dulces con altas cantidades de azúcar. Por lo que pontificar ante nuestros engreídos sobre las bondades de comer sano, de cuidar el físico, y el peso, puede resultar hasta hipócrita para la perspectiva de los niños, que son mucho más sagaces de lo creído.

quiosco1

El Ministerio de Educación (Minedu) y el Ministerio de Salud (Minsa) ya afinan los últimos detalles para la implementación de las comidas sanas en los quioscos que ahora conoceremos como “saludables”. El plan se viene elaborando desde junio del año pasado, y se toman en cuenta factores como “eliminar alimentos altos en grasas, sodios y azucares”. Y, aquí también deberíamos abrir un paréntesis. La medicina moderna ha entrado en debates sobre lo perjudicial o no perjudicial de las grasas. Vivir a base de vegetales y frutas puede ser muy bonito y fresco, y hasta ecológico, pero no es sano para el crecimiento de un infante.

Lo cierto es que sólo la buena intención no va a variar los hábitos alimenticios de los colegiales. ¿Cuánto nos cuesta seguir y perseverar en una dieta a los adultos? ¿Por qué debería ser más sencillo para un niño o un adolescente? Es ilógico esperar más responsabilidad de los menores con su propia salud y bienestar físico si han crecido en una sociedad de consumo brutalmente insana. A veces, hasta resulta nebuloso pensar que mientras se libran batallas contra la drogadicción infantil, también se den cruzadas contra los chocolates y las cocas colas.

Pero, la obesidad se viene imponiendo en un Perú que sigue concibiendo el estilo de vida americano como un “ideal”. En los Estados Unidos, la obesidad infantil es una alarmante realidad, y es entre muchísimas otras causas razón para la discriminación colegial. Algo que ya no da para reírnos como en la época de la Revancha de los Nerds. Pues, son los inadaptados y acosados quienes tomaron su desesperación para arrancar a matar a sus compañeros como sucedió hace muy poco en Florida.

Comer sano es bueno, pero debería ir acompañado de médicos expertos en nutrición (que indudablemente el Ministro de Salud Abel Salinas debe de haber implementado en su plan). Asimismo, se debe diferenciar entre los nutricionistas populares y los verdaderos médicos de perfiles menos llamativos, pero de conocimientos mucho más vastos, porque no hay una dieta generalizada y estándar, cada cuerpo, cada organismo, amerita un tratamiento particular. Lo contrario deriva en enfermedades como la anorexia, la bulimia y hasta la desnutrición (no todo lo que se promociona por lo natural es alimenticio).

Finalmente, seamos espejos de los niños. Si un padre de familia te dice no comas tanta azúcar que sea el mismo quien lo demuestre con sus actos. Una madre no puede quitarte las frituras si ella no se somete al propio régimen. Ni que pensar de un maestro obeso, de un médico pasado de peso. Los niños y adolescentes juzgan, y les hacen caso a los que a su juicio merecen su credibilidad.

A comer sano.

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:Coyuntura, Gastronomía, Redes SocialesEtiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: