Anuncios

Hollywood, crímenes de famosos que tiñeron de sangre la farándula de EEUU


Protagonizaron historias de ficción en la pantalla grande y chica, pero sus vidas no estuvieron ajenas a la truculencia de ellos mismos o de sujetos que las convirtieron en un infierno. Los crímenes de Hollywood, y yendo más lejos aún del mundo del espectáculo estadounidense, llamaron la atención no sólo de los medios de la comunicación, sino también del público que veían como morían los hombres y mujeres que capturaron sus pasiones. Al hacer esta referencia es imposible no recordar a dos símbolos de sus épocas: John Lennon y Marilyn Monroe. Pero, también deberíamos agregar a la que fuera la mujer más bella del planeta: Sharon Tate (asesinada por la secta del recientemente fallecido Charles Manson).

Por ese motivo, nos decidimos en lanzar una nueva serie de columnas (tal como hicimos el 2016 con el Holocausto causado por los Nazis, y el 2017 con Los Kennedy y The Beatles). La idea, en esta ocasión, es capturar durante los fines de semana los casos criminales más representativos de la farándula norteamericana, no incluimos todos pues los ocho capítulos limitan el espacio. A Lennon y Marilyn los hemos revisado antes, pero por ejemplo la verdadera historia del crimen de Nicole Brown (la ex esposa del otrora ídolo del Fútbol Americano y actor O.J. Simpson) merece una revisión.

Similar al de Simpson, pero no exactamente igual, es el de Robert Blake. El intérprete del desprolijo policía Tony Baretta fue acusado del asesinato de su segunda esposa Bonnie Lee Bakley, donde por fallas del sistema judicial de EEUU salió absuelto. Su caso es especialmente pintoresco, pues se trataba de una unión conyugal donde también estuvo involucrado el hijo del genial actor Marlon Brando, Christian Brando (una verdadera “joyita”, adicto, y sindicado de matar al novio de su hermana Cheyenne).

Los fanáticos de las cintas de terror, de las versiones originales y no de los remakes, recordaran la trágica historia de Dominique Dunne. La hija adolescente de los Freeling de la cinta Poltergeist (1982) fue su único personaje cinematográfico, debido a que apenas unos meses luego del rodaje, y cuando se encontraba grabando la recordada serie V: Invasión Extraterrestre, fue estrangulada y victimada por su ex novio. Sólo tenía 22 años de edad. La muerte de Dunne comenzó la conocida y difundida Maldición de Poltergeist, donde murieron algunos de los actores de dicha saga fílmica, incluyendo el fallecimiento de Heather O’Rourke (la pequeña Carol Anne Freeling, que era absorbida por un televisor en la citada película de fantasmas que produjo Steven Spielberg).

Los hermanos Menéndez, en 1989, mataron a sus acaudalados padres José y Kitty Menéndez. La crueldad del parricidio (que al principio fue negado por los asesinos Joseph y Erick Menéndez) escondía una supuesta historia de abusos sicológicos, físicos y sexuales cometidos por el patriarca, de esta aparente familia perfecta, y con la silenciosa complicidad de la madre. José Menéndez era un conocido empresario del espectáculo lo que le dio aún más notoriedad a este caso, que en el 2017 y el 2018, han sido “resucitados” por la televisión norteamericana.

Una noche en un yate, el marco ideal para el romance de dos populares estrellas de Hollywood como Robert Wagner (el protagonista de la serie Hart to Hart) y Natalie Wood (la estrella de Esplendor en la Hierba/1961) terminó en una tragedia. Wood cayó a las aguas y se ahogó. Hasta ahí un accidente, pero posteriores revelaciones dejaron un velo de misterio sobre los acontecimientos donde Wagner apareció como sospechoso de la muerte de su esposa, acontecida en 1981.

La industria de la música no sólo nos dejó el asesinato de John Lennon (1980) a manos de un desquiciado. Sino la de la cantante de ascendencia latina Selena Quintanilla, por la presidenta de su Club de Fans, en el año 1995. Otro crimen que removió a los músicos fue el cometido por el empresario musical Phil Spector (una de las mentes detrás del disco de The Beatles Let It Be, y el hombre que catapultó a The Beach Boys a la fama). Spector purga prisión por el extraño homicidio de Lana Clarkson, quien según el acusado besó una pistola y se suicidó involuntariamente en el 2003.

Escándalos sexuales no podían estar ausentes en este listado, las acusaciones y juicios contra Michael Jackson (fallecido el 2009) por pedofilia y el rumor mal llevado de la pederastia del actor británico Jonathan Harris, el memorable Profesor Smith de Perdidos en el Espacio (una burda mentira alimentada por los pasquines y la homosexualidad manifiesta del inocente artista). Hasta nuestros días, con las severas investigaciones a acosadores sexuales como Bill Cosby, el productor de cine Harvey Weinstein y el protagonista de House of Cards Kevin Spacey.

Como vemos hay bastante material para estas columnas que buscaremos sintetizar en los fines de semana de dos meses (marzo y abril). Esperemos les gusten, amigos lectores, y descubra que muchas veces “la realidad supera a la ficción”.

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:Crímenes de HollywoodEtiquetas: , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: