Anuncios

Oscar 2018: Call Me By Your Name, la nominada más polémica


Faltan semanas para el estreno de esta candidata al Oscar 2018, pero dado que el blog tiene mucha información por delante, vamos dando este análisis de Call Me By Your Name (Llámame por tu Nombre) que llegará a nuestras pantallas el primero de marzo. He podido acceder a este filme en calidad de preestreno, y tengo que señalar que se trata de una película muy bien actuada (con la presencia del joven actor Timothée Chalamet) y una ambientación mediterránea preciosista de un experto en la materia como es el cineasta y ahora guionista James Ivory.

callmebyyourname

Call Me By Your Name es una historia de amor, pero un amor prohibido por la sociedad (más aún en los años 80 donde es recreada). No solamente polémico por ser un romance homosexual (que en 1983 era ya motivo para bochornos), sino por ser una relación entre un hombre de 24 años (Oliver/Armie Hammer) y un adolescente de 17 (Elio/Timothée Chalamet). Es un tema que se presta a debates, aunque también genera mucha desinformación, como por ejemplo: acusar de delincuencial este amorío. Incluso, catalogarlo como la Lolita gay, en referencia a la novela de Vladimir Nabokov y su sucesiva adaptación fílmica a cargo del recordado Stanley Kubrick.

Lolita era una niña precoz de 12 años, Humbert Humbert era un hombre mucho mayor que ella. El término pedofilia encaja a la perfección en esa obra y película. En cambio, con Call Me By Your Name no se puede hablar de ninguna manera como pedofilia. Ese trastorno mental se refiere a la atracción de un adulto por un niño (al que se le suele considerar hasta los 12 o 13 años de edad, nunca los 17). A ver, es bastante común que veamos una pareja heterosexual entre una chica de 17 y un joven de 24, lo de Oliver y Elio es lo mismo (decir lo contrario sería pura y llana homofobia).

Lo que sí se destaca es la actitud menos prejuiciosa de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas (que no se puede calificar jamás de progresista, pues parte con bastante retraso). El 2017 el Oscar fue para Moonlight, un filme que abarcaba dos temas “prohibidos” en la filosofía retrograda del hombrecito dorado: la homosexualidad y el racismo. Tras serias críticas, como la vez que se le negó el premio a Secreto en la Montaña (Brokeback Mountain), o el boicot de la comunidad afroamericana de hace un par de años, hoy el Oscar parece “despertar al Siglo XXI”.

Call Me By Your Name presenta un amor más hormonal y pasional que una clásica historia de romance, pero que a la larga va derivando en una relación más intensa de lo planeada por los protagonistas. Como en toda película de amores, los actores son primordiales para redondear la trama, y cumplen con eficacia ese rol. Pero lo de Timothée Chalamet es extraordinario, a sus 22 años muestra una intensidad en escena que lo coloca como uno de los nuevos talentos en redefinir Hollywood, sino fuera por el Winston Churchill de Gary Oldman es seguro que se llevaría el Oscar a casa. Es curioso que también tenga un rol importante en otro filme nominado, como es Lady Bird.

Me apena reconocer que el Perú (y gran parte de Latinoamérica) aún no traspasa la valla de la homofobia, pero sí soy consciente que es una realidad que va cambiando de a pocos. Los verdaderos aficionados al sétimo arte deben ver Call Me By Your Name, y recuerden esa última escena que realmente conmueve (no vamos a spoilear). Disfrute, también, del paisaje italiano de la Toscana tan bien aprovechado por el director Luca Guadagnino.

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:PelículasEtiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: