Anuncios

Karate, su desaparición del cine, Alexandra Grande, dónde y porqué aprenderlo


Ya, a estas alturas, la inquietud paterna de mandar a sus angelitos a aprender Karate debería diferenciar entre esta arte marcial que te da toda una filosofía de vida y de defensa personal, de un simple lugar “donde te enseñan a golpear a los demás”. El Karate, ya sea por lo que hemos visto en películas, leído o aprendido en experiencias más personales: te enseña a evitar que te peguen, más que a pegar. Este periodista de opinión tuvo una brevísima y lamentable etapa de aprendizaje de Karate (soy holgazán e indisciplinado para los deportes y ejercicios), pero vio cómo su hermano sí salió beneficiado de las clases del Centro Cultural Peruano Japonés, y del Sensei Yasutaka Tanaka.

karatetanaka

Foto de karatecas que representaron al Perú en 1981, con Yasutaka Tanaka como entrenador- fuente: Club Karate Do de la UNI

Mis conclusiones personales después de mi fallido guiño con el Karate y del buen paso de mi hermano (que avanzó en cinturones y grados karatecas hasta que su vocación legitima-la medicina-se lo permitió), es que “el Karate no es para todos, pero sí es para muchos”. Un niño debería tener la oportunidad de acercarse a esta arte marcial, y como en mi caso decirle “no, gracias” o como en el caso de mi hermano “acogerla”. Pocas disciplinas te dan como un notorio “plus” un contenido filosófico y una cultura de vida al estilo de un arte marcial.

El Karate, como ya se puede ir delineando, no es algo nuevo (aunque en el mundo occidental, recién se empezó a imponer tras la Segunda Guerra Mundial). El cine hizo maravillas con la promoción de las artes marciales, desde Bruce Lee con el Kung Fu, hasta la americanizada Karate Kid con el Sensei Miyagi (inolvidable Pat Morita) y el “buenote” de Daniel San. Hoy, la gran pantalla apunta a la ciencia ficción, los súper héroes, y las adaptaciones de videojuegos, por lo que el Karate (originario del Japón, más bien de las Islas Ryukyu del Siglo XVI) anda desaparecido del primer foco de interés infantil y adolescente.

Sin embargo, en la actualidad tenemos a la deportista peruana Alexandra Grande (medallista de oro, plata y bronce a nivel internacional) es nuestra heroína del Karate. Demoliendo los viejos, y ya muy gastados prejuicios, que el Karate es sólo para varones. A Alexandra tendríamos que convertirla en el imán de las nuevas generaciones a esta arte marcial cuya nomenclatura etimológica significa “manos vacías”, probablemente por la ausencia de armas (aunque muchos relacionan al Karate con el uso de los otrora populares nunchakus). En realidad, los chakos son parte mayormente del marketing diseñado en los Estados Unidos para promocionar al Karate.

karate1

Foto de Alexandra Grande luciendo sus habilidades por el Perú

En el Perú, como en muchos países de América Latina, la enseñanza del Karate es bastante difundida. Se sigue practicando en la Asociación Peruano Japonesa (en su modalidad de artes marciales, pues esta institución hoy también se aboca a la cultura nipona, que incluye hasta el diseño de elementos virtuales relacionados al manga y al anime). En ella hay un sello de garantía por las décadas dedicadas al Karate, por su crecimiento institucional y por ser un real vínculo a todo lo japonés. Ósea, te van a dar el “paquete completo” no sólo patadas, golpes y grititos.

Tendríamos que añadir, como promotora oficial a la Federación Peruana de Karate, que indudablemente te abre las puertas a la competencia internacional y olímpica. Pero, en la web hay mucha oferta de cursos de Karate (para niños, adolescentes y adultos), de diversas raíces. Me llamaron la atención las webs de Karate Kyokushin Lima (donde se ve a un joven Sensei Nicolás Muñoz que cuenta con la autorización internacional para impartir esta modalidad del Karate creada por el Maestro Masutatsu Oyama). Su eslogan es evocador “Entrena tu cuerpo, controla tu mente”. Así también me gustó Escuela de Karate Buzikendo, con amplio material fotográfico de sus clases y alumnos.

Ya lo sabe, el Karate es una opción interesante para sus hijos, para usted mismo, para muchos peruanos, menos para este periodista.

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:DeportesEtiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: