Anuncios

¡Feliz Navidad! no debe ser un mero slogan, hay que hacerlo un deseo vivo


Es cierto, y lo señalaba en una columna que la noticia del indulto a Fujimori había empañado la Navidad para mucha gente (no toda, pero sí mucha gente-incluyendo a este periodista), pero también es verdad que compartir con la familia y amigos, ver la ilusión de los niños al abrir los obsequios navideños, saludarnos a la hora cero del 25 de diciembre, no borra el malhumor, pero nos recuerda otras cosas importantes de la vida. Nuestra vida es la que experimentamos normalmente y de manera cotidiana, donde los políticos sólo son personajes de la televisión, las páginas webs, las redes sociales y los diarios. Nuestra vida real es otra.

Esa vida real, con la persona que tienes a tu costado, con la esposo u esposo, con la pareja, con tus hijos, nietos o sobrinos, tus padres y abuelos, los amigos, los vecinos, esa vida es la que en realidad debe interesarnos. El teólogo estadounidense Reinhold Niebuhr escribió una oración que repetimos muchas veces (en su versión resumida): “Señor, concédeme serenidad para aceptar todo aquello que no puedo cambiar, fortaleza para cambiar lo que soy capaz de cambiar y sabiduría para entender la diferencia”. Ahora, es trascendente concentrarse en la primera parte, ser serenos ante lo que no podemos cambiar.

Pues, uno puede estar indignado (para mí es imposible no estarlo), pero en realidad nuestra frustración no va a cambiar gran cosa. Quizás, la actitud más sabia sea recordar constantemente  a nuestros hijos los atentados a los derechos humanos de los años 90, los videos del SIN, la putrefacción de nuestro Perú en aquella década (reconciliar no es olvidar). Pero, también debemos seguir adelante, trabajar por lo que podemos cambiar, para modificar las injusticias sobre las que nuestra intervención puede ser un factor de cambio. Con nuestro entorno, con los menos favorecidos que nos rodean y muchas veces buscamos ignorar.

Decir ¡Feliz Navidad! no debe ser un mero slogan publicitario, un formalismo educado que repetimos y repetimos sin que sean más que palabras huecas. Tenemos que imprimirle vida a ese deseo, ver a los ojos a la persona que se lo deseamos, o concentrarnos un momento en aquel conocido al otro lado del computador para enviarle ese abrazo físico o virtual con auténtica emoción. Debemos recordar que se trata del Nacimiento de Jesús, de un Jesús que nace en nuestros corazones y busca desarrollarte en una mejor persona que sea importante para tu comunidad, mientras más inmediata mejor.

Alegar que con esta lamentable decisión política ya no hay nada que celebrar es equivalente a igualar a Alberto Fujimori con Jesucristo, ósea una tremenda herejía. Es mucho más importante la Navidad que el indulto, sobretodo para los que no dependemos realmente ni de este ni de ningún gobierno, los millones de peruanos que hace rato hemos entendido que debemos ser nosotros los que modifiquemos el mundo en un entorno más justo y amoroso. Y, sí tocó soportar este lamentable oprobio a la justicia en estas fechas, es también oportuno descubrir que la fiesta de la Navidad es la ocasión ideal no para tomar las calles (lo podemos hacer mañana), sino para demostrar que ni Pedro Pablo Kuczynski, ni Alberto Fujimori, ni ningún político, es más importante que esta celebración.

Por ello, y sin que se entienda que justifico (no lo hago, he sido muy enfático al respecto en una columna anterior) esta situación, yo vivo mi Navidad con mi familia, amigos y entorno. Yo deseo una Muy Feliz Navidad a todos los que durante este año 2017 han compartido con este blog y sus redes sociales mis columnas y notas de opinión. Gracias por darme su atención, gracias por permitirme participar de sus vidas. Digamos con verdadero sentimiento:

¡Feliz Navidad!

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:Coyuntura, FiestasEtiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: