Anuncios

The Crown (Segunda Temporada): Excelente serie que te enseña historia


La Reina Isabel II es esa mujer de 91 años que vemos muchas veces en las noticias internacionales, la madre del Príncipe Carlos y abuela del que se supone será el próximo Rey de Inglaterra: William o Guillermo para los hispanoparlantes. Fue, además, la suegra de la recordada Princesa Diana. Asimismo se le considera la exponente más representativa de un medio de gobierno que quedó (prácticamente en todas las naciones del mundo) en el pasado: la monarquía. Debido a que Isabel no es realmente la “jefa de gobierno” británica, ella en la práctica es una suerte de consejera del Primer Ministro Theresa May.

renaisabel

(Leyenda): Fotografía de la verdadera Reina Isabel II a sus 91 años

Pero, Isabel II se ha mantenido como una de las referencias en gobierno internacional, aunque muchos la pretendan reducir al Jet Set, y la serie de Netflix The Crown (La Corona) trata sobre su vida. La primera temporada que ya comentamos en este blog se centró en su ascenso al poder y los primeros años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, que dejó al Imperio Británico muy debilitado y forzado a ceder la independencia de muchas de sus colonias. En ese primer ciclo, la celebrada actriz Claire Foy (la Reina Isabel) se mide en actuación al extraordinario actor neoyorquino John Lithgow (que interpretó al venerado Primer Ministro de la Guerra Winston Churchill).

En esta segunda temporada (recientemente estrenada por Netflix) el espectro de la serie se amplia. La estructura de la trama de The Crown es de episodios unitarios, por lo que si bien están interconectados unos con otros, cada uno te cuenta un aspecto independiente de la vida de Isabel II y su entorno. Hay algunos capítulos que sobresalen, a pesar que todos son en conjunto buenos. Mi interés periodístico no puede dejar de destacar el episodio 5 (Marionettes) donde un noble inglés Lord Altrincham pone en jaque a la realeza y luego se vuelve en un consejero real. Algo así como un Jefe de Prensa.

No se puede dejar de mencionar el encuentro de Isabel II con los Kennedy (que aparecen en sus primeros días como inquilinos de la Casa Blanca). A pesar de la que a mi juicio es una errónea selección de actores (Michael C. Hall y Jodi Balfour no se parecen físicamente a John F. Kennedy y Jackie Kennedy), sí resulta interesante conocer los pormenores del encuentro entre dos de las mujeres más importantes del mundo político en los años 60. Además, de poder observar este capítulo histórico bastante desconocido, uno termina apreciando a la Reina logrando una hábil victoria diplomática en Ghana. Se trata del episodio más resaltado por la prensa de esta segunda temporada de The Crown (La Corona).

thecrown

Sin embargo, para este columnista de opinión el más logrado es el penúltimo (Paterfamilias), donde se trata el problema escolástico del entonces niño Príncipe Carlos (Julian Baring). La difícil relación del futuro esposo de Diana y papá de William y Harry con su propio padre Felipe (el Duque de Edimburgo y esposo de Isabel II, personificado por Matt Smith). El capítulo hace un paralelo entre la niñez de Carlos y la del propio Felipe (ensombrecida por el nazismo) y la rudeza de un internado escocés. A los que gustan de esas películas sobre escuelas que forjan voluntades físicas y mentales, no deben perderse este episodio.

También se continúan tramas que fueron esbozándose durante la primera temporada de The Crown, como la presunta infidelidad de Felipe, el conflicto entre Isabel II y su hermana Margarita (bella y eficaz actuación de Vanessa Kirby) y su matrimonio con un díscolo artista. El papel del Príncipe Eduardo VIII (tío de Isabel que abdicó al trono británico, actuado por Alex Jennings) y sus vínculos con los nazis. Con este segundo ciclo y la noticia que la exitosa producción prolongará su relato a toda la vida de Isabel II, uno no puede más que embarcarse en un fresco bien realizado del Siglo XX. Faltan tantos detalles, como las crisis laborales que se desataron sobretodo en el sector minero, la más que polémica gestión de Margaret Thatcher como Primer Ministra.

Y, claro, muchísimos esperan la llegada de los años 80, con la Princesa Diana y el matrimonio con el Príncipe Carlos que se transformó en un infierno. Pero, para ello aún falta (seguramente será tratado recién en la cuarta temporada). Por ahora, mi recomendación para ver The Crown es más que entusiasta, una gran serie, muy entretenida y con el plus de dejarte una ganancia que las ficciones no pueden ofrecerte: saber algo más del mundo que te rodea.

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:Holocausto, Kennedy, Series de TVEtiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: