Anuncios

Vacancia de PPK: Somos meros espectadores de cómo se decide el futuro del Perú


¿Este jueves 21 de diciembre terminaremos el día sin un Presidente electo por el voto popular? Todavía es la posibilidad más latente, pero ya parece perder aire. Hay síntomas de este fenómeno, uno notorio es el tenor de las informaciones sobre el proceso de vacancia al Presidente del Perú Pedro Pablo Kuczynski. Los titulares han variado, no drásticamente, pero sí han perdido fuerza. Hoy se habla de conteo de votos, de fuerzas políticas que de pronto ya no se presentan tan sólidas como en un inicio. Incluso, se deslizan tratos bajo la mesa que podrían acelerar el indulto a Alberto Fujimori.

congresorepublica

Las redes sociales sí siguen enganchadas al tema, y como es la única voz de la ciudadanía en un proceso crucial del Perú, donde leyes absurdas la marginan, tienen mucho que decir. Piden la vacancia de Pedro Pablo Kuczynski (claro, no todas, otras buscan una salida institucional que resguarde la gobernabilidad), pero con la misma fuerza se exige la prisión preventiva a Keiko Fujimori (cuyas donaciones fantasmas a su campaña son denunciadas ahora con testigos que dan la cara). El cierre del Congreso de la República es también de las solicitudes más populares en redes, y se entiende por un grupo de representantes que actúan priorizando su agenda propia antes del bienestar del país. Finalmente, ahora se sumó la solicitud de nuevas elecciones, donde se asegura que Fuerza Popular perdería su mayoría parlamentaria.

Complicadísimo, y mientras tanto el 2018 está cada vez más cerca. Un año donde pueden repetirse fenómenos climatológicos como el Niño Costero (aunque los expertos predicen que no se repetirá, el año pasado ellos mismos no supieron predecirlo). Ya se están presentando inestabilidades económicas (con la abrupta alza del dólar y luego su caída), la delincuencia, y los demás temas que preocupan (con razón) al peruano de a pie se ven postergados por revanchas políticas, y actitudes ególatras. Una solución simple y justa sería convocar a un referéndum para decidir la vacancia de Pedro Pablo Kuczynski, pero la clase política no quiere ello, pues a pesar que nos representan, en realidad ya no confían en el voto popular. En este punto, hay que aclarar que la ley no exige el referéndum para esta decisión.

Lo que me lleva a preguntarme, porqué nuestras leyes sí nos hicieron votar sobre la permanencia de la ex alcaldesa de Lima Susana Villarán, que tenía un cargo de mucho menor importancia que el presidencial y que, además, estaba cerca a terminar su mandato. Recuerdo haberme sentido forzado a votar en esa ocasión por un tema que ya ni me importaba, este sí me importa, pero los ciudadanos debemos sentarnos a ver cómo deciden los “Padres de la Patria”. ¿Cuántas componendas están manejándose en estos precisos momentos en los pasillos de Palacio de Gobierno y del Congreso de la República? Me atrevo a pensar que muchas decisiones “políticas” van a ir saliendo a la luz si Pedro Pablo Kuczynski logra evitar la vacancia.

Aquí solicitaría un momento de reflexión al Poder Ejecutivo, los errores de Kuczynski existen y no son un invento. ¿Son suficientes para pedir su salida, en medio de otros actos de corrupción del resto de figuras políticas como los que se empiezan a comprobar con Keiko Fujimori? Eso es discutible, pero lo que no debería serlo es la concesión de favores que van en contra de la justicia. El indulto a Alberto Fujimori sería un retroceso para la figura mundial de un Perú que busca distanciarse de los atropellos a los derechos humanos de años recientes. El archivamiento de los procesos seguidos a Keiko Fujimori y a Alan García Pérez serían una mancha indeleble a favor de la corrupción. El propio hecho de “pasar por agua tibia” las faltas éticas de Pedro Pablo Kuczynski resulta un fomento a la corrupción.

Es por eso que la democracia exige la “voz del pueblo”, se puede equivocar, pueden frustrar las ilusiones de más de un candidato que se sentía ya en Palacio de Gobierno, pero es al final la única salida lógica de garantizar que fue la mayoría la que eligió en un tema que afecta a tantos. Los que comparan el actual momento con el del 2000 y la salida de Alberto Fujimori, hay que recordar que fue el propio Fujimori el que huyó y renunció desde el extranjero. Hoy, a pesar de que significa modificar leyes o crear situaciones extraordinarias, sería magnífico que el Perú tomará la decisión de la vacancia, y no unos señores que, en realidad, se representan únicamente a sí mismos.

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:Coyuntura, PolíticaEtiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: