Anuncios

Star Wars Episodio VIII Los Últimos Jedi (Comentario): La historia se volvió repetitiva


¿Cuál fue mi sensación al terminar de ver Star Wars Episodio VIII: Los Últimos Jedi? Básicamente, que salvo un par de detalles útiles para seguir la saga y resolución de personajes, no había nada nuevo desde esta galaxia tan tan lejana, pero muy muy repetitiva. Es conocido que los responsables actuales de la franquicia Guerra de las Galaxias, nombrados por la Disney (que sigue monopolizando el mundo del espectáculo), como el jefe del proyecto J.J. Abrams o el cineasta Rian Johnson, tienen limitada libertad para crear esta nueva trilogía. Se busca mantener contento al fan, y eso a la larga es imposible (pues cada fanático tiene su propia idea del rumbo que debe tomar Star Wars).

starwarsfotogrupal

Sólo así se entiende que el 2016 hayan estrenado una película tan interesante como Rogue One: A Star Wars Story y no hagan lo mismo con el esperado Star Wars Episodio VIII: Los Últimos Jedi (Star Wars: Episode VIII – The Last Jedi, por su título original). Queda claro que con Rogue One hubo menos intromisión en la libertad de decisión, y el resultado fue muy favorable. Entonces, ¿Los Últimos Jedi es un mal filme? No, pero tampoco es atrevido, desafiante. A pesar que los espectadores se lleven “sorpresas” y la última escena (que no vamos a contar) sea hasta cierto punto inesperada, el metraje de la historia no es innovador.

La nueva, y presumiblemente, última trilogía de Star Wars no se sale en ningún momento de su zona de confort. En gran medida este nuevo pack de cintas de la Guerra de las Galaxias fue diseñado como un cierre a los personajes de los primeros filmes (cosa que sí se viene cumpliendo) y el relanzamiento de la franquicia con nuevos rostros (algo que se logra a medias y si tras el noveno episodio se clausura la historia, pocos pedirán un regreso). Dicho todo lo anterior, vamos a referirnos a aspectos específicos (sin caer en los insoportables e irrespetuosos spoilers).

Luke Skywalker nos deja un sabor agridulce. La interpretación de Mark Hamill no parece adecuarse al del recordado caballero Jedi de la primera trilogía, como sí lo fue la de Harrison Ford y su Han Solo en Star Wars Episodio VII: El Despertar de la Fuerza o la de la recordada Carrie Fisher en su rol de Leia (la ex Princesa) en estas dos cintas. Hamill realiza una correcta performance de un personaje con notorias diferencias del Luke que conocemos, o acaso ¿Skywalker era irónico y mordaz? Claro, algún defensor acérrimo de Star Wars Episodio VIII: Los Últimos Jedi me puede decir “la gente cambia”, pero en el cine no es así. Por referirnos a una obra mayor, Francis Ford Coppola recorre varios años de la vida de Michael Corleone en la trilogía de El Padrino, y siempre fue fácil reconocer los rasgos inherentes del personaje de Al Pacino.

Los nuevos héroes de Star Wars, Rey (Daisy Ridley) y Finn (John Boyega) prácticamente no entregan nada nuevo a sus interpretaciones. Si te gustaron en el Episodio VII, muy probablemente te volverán a gustar en el Episodio VIII. En cambio, el trabajo de Oscar Isaac como Poe Dameron sube de nivel, un hombre común que cumple con su rol militar y da una cuota de humanidad y heroísmo sin necesidad de enarbolar un sable de luz. Otro que sigue evolucionando es Adam Driver como Kylo Ren, puede ser que el personaje no guste (pasa que el espectador no comprende que no es un emulo de Darth Vader, sino el reflejo de un impetuoso joven resentido y seducido por el Lado Oscuro, mucho más parecido al Anakin Skywalker de Hayden Christensen).

starwarsrey1

El resto de Star Wars Episodio VIII: Los Últimos Jedi es muy similar a lo visto en los otros filmes de la Guerra de las Galaxias, ataque de las fuerzas enemigas, una misión suicida que puede salvar la situación. Héroes anónimos que cobran inesperado protagonismo como la empeñosa Rose Tico (Kelly Marie Tran). Entrenamiento Jedi, y algunas sorpresas que no revelaremos. La actuación de Benicio Del Toro es eficaz, pero no es trascendente para todo el misterio que la envolvió (en realidad, se jugó con la expectativa del público en ese detalle). Laura Dern (que experimenta una resurrección artística en los últimos tiempos) luce impecable con su rol de la sacrificada Almirante Holdo.

Bueno, amigo lector, vaya a ver Star Wars Episodio VIII: Los Últimos Jedi, la película sí es importante para la continuidad de la saga y también entretiene no sólo a adultos, sino a los pequeños que seguro pedirán esta Navidad algún Porg (para eso fueron creados, marketing de la ternura, seguramente nada tiernos para los bolsillos paternos).

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:PelículasEtiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: