Anuncios

Star Wars Episodio VIII: Los Últimos Jedi llega a la cartelera. Motivos para no perdérsela


No era un misterio que Star Wars Episodio VIII: Los Últimos Jedi (Star Wars: Episode VIII – The Last Jedi, por su título en inglés) iba a avanzar prácticamente en solitario como el estreno de esta semana. Suele suceder con los filmes pertenecientes a la tan celebrada y seguida franquicia de La Guerra de las Galaxias, que George Lucas inauguró en el ya lejano 1977. Tras siete episodios fílmicos (todavía superada en cantidad por sagas como Star Trek, 007 o Martes 13), e incluso cintas adyacentes como Rogue One: Una historia de Star Wars (2016), no tiene competencia en taquilla. Lo que no quita derecho a una opción histórica como Victoria & Abdul (sobre un pasaje de la vida de la Reina Victoria de Inglaterra).

Pero, por justicia, esta columna se la dedicamos a Star Wars Episodio VIII: Los Últimos Jedi. Exponiendo esos motivos que la hacen de visión imprescindible para todo fan de la saga, y también para muchos que no son adeptos a la Guerra de la Galaxias. Entre ellas la reaparición de viejos y entrañables personajes, el adiós definitivo a uno de ellos, los misterios que encierran las nuevas incorporaciones a la saga y un reparto donde tropezamos con uno de los actores más cumplidores de la actualidad, el portorriqueño Benicio Del Toro.

Primer Motivo: Luke Skywalker (siempre interpretado por Mark Hamill). Los que vimos Star Wars Episodio VII: El Despertar de la Fuerza (en el 2015) nos fuimos del cine satisfechos con una película que cumplía con la mayoría de nuestras expectativas, y sin embargo nos dejaba con apenas un vistazo del Caballero Jedi preferido por todos. Ahora, la cosa es diferente, Luke es uno de los protagonistas de Los Últimos Jedi, incluso lo veremos en su rol de maestro (lo vimos en los 70 y 80 como discípulo de Obi-Wan Kenobi y Yoda).

Segundo Motivo: Carrie Fisher (La Princesa Leia, o simplemente Leia en esta nueva trilogía) murió el pasado 27 de diciembre. En ese entonces, Fisher ya había filmado sus escenas de Star Wars Episodio VIII: Los Últimos Jedi. Pero, su personaje no iba a morir (como sí sucedió en la ficción del Despertar de la Fuerza con Han Solo-Harrison Ford). Hace unos meses se informó que Leia iba a tener gran importancia en el noveno episodio de la Guerra de las Galaxias, pero se cambió el rumbo pues estaba descartada del todo la opción de “revivirla” digitalmente. Todavía se desconoce cuál será el destino de la hermana de Luke Skywalker en la franquicia.

starwarsrey

Tercer Motivo: Descubrir el origen de Rey (Daisy Ridley). De los personajes presentados en Star Wars Episodio VII: El Despertar de la Fuerza (Star Wars: Episode VII – The Force Awakens), el de esta chica portadora de la Fuerza es el más gravitante. Se desconoce quiénes son sus padres, y las especulaciones al respecto son muchísimas. Desde el propio Luke Skywalker (a quién no se le sabe pareja sentimental, hay que diferenciar las fuentes alternas donde lo emparejan con Mara Jade y es padre de Ben- hijo renegado de Han Solo y Leia en la saga fílmica), hasta ser descendiente del malvado Palpatine (líder del caído Imperio que presuntamente murió en Star Wars Episodio VI: El Regreso del Jedi). Otros, la vinculan con el personaje de la serie animada Rebels, Ezra Bridger. Hasta se ha hablado que Benicio Del Toro lo interpretaría en el Episodio VIII: Los Últimos Jedi, posiblemente seducido por el Lado Oscuro como un Darth de apellido desconocido (en los créditos se le identifica sucintamente como DJ).

Finalmente, un Quinto Motivo: Las consecuencias tras la muerte de Han Solo. Se ha discutido que, a pesar de su acto parricida, Kylo Ren (Ben, interpretado por Adam Driver) no ha terminado de convencer a los espectadores de ser el villano apropiado que suceda a su abuelo Darth Vader (Anakin Skywalker). Hay otros malvados como la Capitana Phasma (Gwendoline Christie) o el Líder Supremo Snoke (protagonizado por el multifacético Andy Serkis). Pero, lo ideal sería que Kylo Ren se vuelva más turbio, más malo, más digno de Darth Vader.

Este párrafo final lo dedicamos al otro ingreso a la cartelera, Victoria & Abdul. Las cintas británicas son casi siempre excelentes, más aún cuando retratan a la realeza, todavía mejor si se trata alguna de las tres soberanas que marcaron la historia de Gran Bretaña (como Elizabeth Primera, Victoria o la vigente Elizabeth Segunda– que estelariza la serie de Netflix The Crown). En este filme protagonizado por la galardonada Judi Dench (como la Reina Victoria) y el actor indio Ali Fazal (dando vida al joven ayudante real Abdul Karim), se espera la calidad de costumbre.

¡Que la Fuerza te acompañe! y ¡Dios salve a la Reina!

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:PelículasEtiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: