Anuncios

Los subtextos de Star Wars: Una relectura a esta clásica saga del cine


Desde el ya lejano 1977, cuando los espectadores del mundo estuvieron frente a la primera película (cronológicamente hablando) de la saga Guerra de las Galaxias (Star Wars) hasta este 2017 (con el estreno del octavo filme- no contamos a Rogue One: Una Historia de Star Wars/2016), han pasado cuarenta años. Cuatro décadas que incluyen tres trilogías (la tercera va por la mitad) y que revive en emoción con el estreno de Star Wars Episodio VIII: Los Últimos Jedi (Star Wars: Episode VIII – The Last Jedi), programado para la madrugada del jueves 14 de diciembre.

starwarssubtextos

Durante todo este tiempo, la saga no sólo ha contado la historia que se puede gozar ya sea sólo con las cintas, o yendo más lejos aún en series de TV (como Rebels o Guerra de los Clones y hasta en sendos cómics y libros). También ha entregado lo que se conoce como subtextos. ¿Qué es un subtexto? Es el contenido de una obra que no se anuncia de manera expresa por los personajes (o por el autor), pero está “implícito” o se convierte en algo comprensible para el observador. En este caso le dan un carácter más universal y humano a la ciencia ficción planteada por George Lucas y los demás responsables de Star Wars.

Primer Subtexto: Las relaciones familiares del héroe. La historia de Luke Skywalker desafiaría a cualquier siquiatra, una relación de amor/odio con su padre, otra casi incestuosa con su hermana. Y, hasta la dependencia de un camarada robótico durante buena parte de su juventud. No se le conoce pareja más allá de la atracción que sintió por su hermana Leia en la primera cinta en estrenarse Star Wars Episodio IV: Una Nueva Esperanza (1977).

En la actualidad de la saga parece vivir la vida de un ermitaño. Bajo una perspectiva amplia podemos ver la influencia del griego Edipo, quien destronó a su padre y se enamoró de su madre (aquí cambiada por otro miembro cercano de la familia). Afortunadamente para Luke (interpretado por Mark Hamill), nunca llegó al extremo de arrancarse los ojos, como Edipo, pero si perdió la mano a causa de su progenitor (Darth Vader). Otra relación complicada de padre e hijo es, indudablemente, la de Han Solo y Kylo Ren, con los tristes resultados que todos vimos en Star Wars Episodio VII: El Despertar de la Fuerza (2015).

Segundo Subtexto: La enseñanza del maestro al discípulo. La Fuerza, ese poder que identifica a los Jedi se tiene por nacimiento, pero también debe adiestrarse. Para eso, es importante tener un maestro. Yoda cumplió ese rol durante dos trilogías, Obi-Wan Kenobi (protagonizado en la saga por dos actores curiosamente británicos: Alec Guinnes y Ewan McGregor) también en esas trilogías y ahora el propio Luke Skywalker sigue su legado. Los discípulos pueden elegir sus caminos, y a veces se equivocan (yendo por el Lado Oscuro). Así como Luke fue bueno, su padre Anakin se volvió un Sith, su sobrino Kylo Ren (Adam Driver) lo mismo. Si tenemos en cuenta que Leia nunca inició su entrenamiento, y hasta que se confirme el parentesco de Rey (Daisy Ridley), podemos asumir que esta familia tiene la Fuerza, pero no siempre bien enfocada.

Tercer Subtexto: El pirata y la princesa. Los relatos idílicos entre un bucanero y una joven damisela de la nobleza son más que comunes. Han Solo es un traficante estelar (genialmente personificado por Harrison Ford) y Leia era una princesa (interpretada hasta Star Wars Episodio VIII: Los Últimos Jedi por la hoy difunta Carrie Fisher). En la primera trilogía este romance tiene sus mejores momentos, y si queremos referirnos a una de las cintas en particular sería Star Wars Episodio V: El Imperio Contraataca. Estas historias de amor siempre requieren a una poderosa pareja interpretativa, y Ford y la muy recordada Fisher, cumplieron con creces el encargo.

Cuarto Subtexto: La integración racial. Aquí los monstruos no son malos, hasta llegan a ser juerguistas. En varias de las cintas (se me vienen a la mente, la clásica escena del bar de Tatooine en el Episodio IV, de la morada de Jabba el Hut en el Episodio VI o de los dominios de Maz Kanata/Lupita Nyong’o en el Episodio VII) se presentan más como alegres forajidos, borrachines, piratas y no como depredadores asesinos. Claro, Luke Skywalker y sus amigos se encontraron con algunos seres de real terror como el monstruo de las mazmorras de Jabba en Star Wars Episodio VI: El Regreso del Jedi o el falso asteroide de Star Wars Episodio V: El Imperio Contraataca. Pero, eran los menos.

Quinto Subtexto: El imperio del fascismo y nazismo. Muchos se dieron cuenta desde el primer vistazo a las tropas imperiales, otros ya lo vieron en los jerarcas del Imperio, y los menos atentos se terminaron de convencer con la trilogía (del Episodio I al III, que narra los inicios del régimen imperial). Los villanos de la saga son fascistas, se visten con un estilo similar a los nazis, y esto no es casual. George Lucas plantea muy bien la naturaleza de estos autócratas dictatoriales y asesinos. En realidad, el mensaje nunca fue subliminal y se circunscribe a los años 70, donde la Guerra Fría y los efectos de la Segunda Guerra Mundial todavía eran palpables y palpitantes.

¿Habrá nuevos subtextos en lo que se viene en Star Wars Episodio VIII: Los Últimos Jedi?

Manuel Salazar

Anuncios
Categorías:Cómics, PelículasEtiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: